Share:

SP180 Esterilización en la mujer La esterilización en la mujer se llama esterilización tubárica. En esta esterilización, se bloquean las trompas de Falopio ya sea cortándolas y atándolas, cerrándolas con bandas o sujetadores, sellándolas con corriente eléctrica o bloqueándolas con tejido cicatrizante que se forma con la colocación de pequeños implantes. La esterilización tubárica evita que los espermatozoides lleguen al óvulo. La esterilización histeroscópica The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Anticonceptivos • SP180 Este método de esterilización se puede hacer de tres formas distintas (consulte el cuadro). La esterilización por minilaparotomía se realiza con mayor frecuencia al cabo de unas horas o de unos días de un parto vaginal (esterilización posterior al parto). La laparoscopia y la histeroscopia generalmente se realizan cuando se practica una esterilización en una situación no relacionada con un embarazo. Todos estos métodos son muy eficaces para evitar embarazos. L a esterilización es un método anticonceptivo permanente. Es el segundo método anticonceptivo más común en Estados Unidos después de la píldora anticonceptiva. La esterilización histeroscópica es un procedimiento que usa las aberturas naturales del cuerpo para colocar pequeños implantes en las trompas de Falopio. Estos implantes hacen que crezca tejido, lo cual bloquea las trompas sin la necesidad de hacer incisiones quirúrgicas. La esterilización histeroscópica es un procedimiento seguro con pocas complicaciones. Este folleto explica • la esterilización en la mujer • cómo se realiza la esterilización histeroscópica • los beneficios y riesgos • la atención de seguimiento • la selección del método de esterilización • consideraciones antes de tomar la decisión La esterilización tubárica no la protege contra las infecciones de transmisión sexual, incluida la del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Las mujeres con el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual deben usar un condón (profiláctico) masculino o femenino de látex o poliuretano para protegerse contra estas infecciones. Cómo se realiza la esterilización histeroscópica La esterilización histeroscópica conlleva introducir un dispositivo muy pequeño dentro de cada trompa de Falopio por medio de un histeroscopio. El histeroscopio es un instrumento que se introduce por la vagina y el cuello uterino hasta llegar al útero. El histeroscopio permite ver dentro del útero y las aberturas tubáricas. Una vez que se hayan colocado los dispositivos, se forma tejido cicatrizante alrededor de ellos. Con el tiempo, generalmente al cabo de 3 meses, el tejido cicatrizante se desarrolla de tal manera que bloquea completamente las trompas de Falopio. Mientras se esté formando este tejido, es posible quedar embarazada. Se debe usar un método anticonceptivo de respaldo hasta que se haga una prueba que se llama histerosalpingografía (HSG) a los 3 meses del procedimiento para verificar que las trompas se hayan bloqueado. Este tipo de esterilización a menudo se puede realizar en el consultorio de un profesional médico con Trompas de Falopio Ovario Vagina Útero 2 1 4 3 Ovario Todos los meses, durante la ovulación, se libera un óvulo (1) que se traslada a una de las trompas de Falopio. Si una mujer tiene relaciones sexuales alrededor de esa fecha, y el óvulo y los espermatozoides se encuentran al mismo tiempo en la trompa de Falopio (2), los dos podrían unirse. Si se unen (3), el óvulo fertilizado entonces se traslada por la trompa de Falopio hasta llegar al útero donde se adhiere para su desarrollo durante el embarazo (4). Cómo ocurre un embarazo Tipos de esterilización tubárica Hay tres métodos de esterilización tubárica que se pueden realizar: 1. Minilaparotomía: En este procedimiento quirúrgico se hace una incisión pequeña en el abdomen. Se procede entonces a extraer hacia arriba las trompas de Falopio a través de la incisión. Las trompas entonces se cortan y se cierran con un hilo especial, se cierran con sujetadores o se extraen por completo. • Este método se usa comúnmente cuando se realiza una esterilización tubárica en una mujer al cabo de unas horas o días después de un parto vaginal. • Ocho de cada 1,000 mujeres quedarán embara-zadas dentro de un plazo de 10 años después de haber tenido el procedimiento. • Se hace con anestesia general, regional o local. 2. Laparoscopia: En este procedimiento se hace una pequeña incisión en el ombligo o cerca de este para introducir un instrumento que se llama laparoscopio. El laparoscopio permite ver los órganos pélvicos. Las trompas de Falopio se cierran o extraen con instrumentos que se pasan por el laparoscopio o con otro instrumento que se introduce a través de una segunda incisión pequeña. • Este método se usa cuando se practica una esterilización en una situación no relacionada con un embarazo. • La tasa de embarazos dentro de los primeros 10 años del procedimiento varía de 18 mujeres de cada 1,000, a 37 mujeres de cada 1,000. • Se puede realizar como cirugía ambulatoria. • Generalmente se realiza con anestesia general. 3. Esterilización histeroscópica: En este procedimiento se introduce un instrumento que se llama histeroscopio por la vagina y el cuello uterino hasta llegar al útero. Se usa para colocar pequeños dispositivos en las aberturas de las trompas de Falopio. Los dispositivos hacen que se produzca tejido cicatrizante, lo cual bloquea las trompas de Falopio. El tejido cicatrizante tarda aproximadamente 3 meses en formarse. Una prueba que se llama histerosalpingografía se hace a los 3 meses del procedimiento para confirmar que las trompas se han bloqueado. • Menos de una de cada 1,000 mujeres quedará embarazada dentro de un plazo de 5 años del procedimiento. • Se puede realizar a las 6 semanas después del nacimiento. • No hay que hacer incisiones y se puede realizar en el consultorio de un profesional de atención médica. • Se puede hacer con anestesia local. anestesia local. Además, casi siempre se puede administrar un medicamento para causarle sueño. Este método también se puede hacer en la sala de operaciones con anestesia general. Beneficios En la esterilización histeroscópica se usan las aberturas naturales del cuerpo sin la necesidad de hacer incisiones en la piel. Este procedimiento se puede hacer con anestesia local. Por estos motivos, la recuperación después de una esterilización histeroscópica es generalmente más rápida que la que ocurre con otros tipos de esterilización. Riesgos Aunque la esterilización histeroscópica es generalmente segura, el procedimiento conlleva ciertos riesgos. Es posible que no se puedan colocar los dispositivos en una o ambas trompas de Falopio. Aun cuando se colocan los dispositivos en ambas trompas, se corre el riesgo de que una o ambas trompas no se bloqueen completamente. Estas dificultades ocurren aproximadamente en una de cada 10 mujeres que se hacen una esterilización histeroscópica. En esta situación, podría ocurrir un embarazo por lo que no se puede depender del procedimiento como método anticonceptivo. Pocas veces ocurre un embarazo después de cual-quier tipo de esterilización. Sin embargo, si sucediera, hay un riesgo mayor de que sea un embarazo ectópico. El embarazo ectópico puede ser una emergencia médica. Llame a su profesional de atención médica de inmediato si cree que está embarazada. El procedimiento también conlleva un posible riesgo de lesión en el útero o las trompas de Falopio. Si esto sucede, el dispositivo podría salirse de su sitio e incrustarse en el abdomen. Para extraer el dispositivo, podría ser necesario recurrir a una cirugía. En casos raros, algunas mujeres informan tener dolor que no se alivia después de la esterilización histeroscópica. Si ocurre dolor, se pueden extraer los dispositivos por medio de una histeroscopia o laparoscopia. Algunas mujeres informan tener períodos menstruales de menor o mayor intensidad durante aproximadamente 1 año después de la esterilización histeroscópica. Si está considerando hacerse un procedimiento que se llama ablación endometrial para tratar el sagrado intenso menstrual, este procedimiento no se debe hacer a la misma vez que se haga la esterilización histeroscópica. La ablación endometrial hace que se forme tejido cicatrizante en el útero. Este tejido cicatrizante no permite que se pueda confiar en los resultados de la prueba de HSG. Si se recomienda un procedimiento de ablación endometrial, este se puede hacer después de que la prueba de HSG al cabo de 3 meses confirme que las trompas se han bloqueado. Atención de seguimiento La mayoría de las mujeres pueden reanudar sus actividades habituales en un plazo de 24 horas. Algunas mujeres sienten molestias durante el procedimiento o hasta por una semana después del mismo. Entre los efectos secundarios figuran los siguientes: • Dolor (semejante a los dolores menstruales) • Náuseas y vómito • Mareos y sensación de desmayo • Sangrado y manchas de sangre No puede estar segura de que estará totalmente protegida contra un embarazo hasta que el resultado de la prueba de HSG revele que se han bloqueados las trompas de Falopio. La histerosalpingografía es un procedimiento seguro aunque conlleva algunos riesgos. Los riesgos de este procedimiento son infección, lesión al útero o reacción alérgica al medio de contraste. En algunos casos, las trompas de Falopio tardan más de 3 meses en cerrarse. Si las trompas no se han bloqueado en la fecha de la primera prueba de HSG, se debe repetir esta prueba a los 3 meses. Debe seguir usando otro método anticonceptivo hasta que los resultados de la prueba de HSG revelen que las trompas se han bloqueado. En el método de esterilización histeroscópica, se introduce un pequeño dispositivo por la vagina y el cuello uterino hasta llegar a cada una de las trompas de Falopio por medio de un histeroscopio. A partir de entonces, se desarrolla tejido cicatrizante alrededor de los dispositivos. El tejido cicatrizante posteriormente bloquea las trompas de Falopio e impide que los espermatozoides lleguen al óvulo. Esterilización histeroscópica Dispositivos en las trompas de Falopio Histeroscopio La selección del método de esterilización Decidir cuál método de esterilización es el indicado para usted depende de los siguientes factores: • Decisión personal • Factores físicos, como el peso • Historial médico • El tiempo que ha transcurrido desde el embarazo A veces, ciertos factores, como cirugías previas, obesidad u otros problemas médicos pueden influir en el método que se puede usar. Debe estar bien informada de los riesgos, los beneficios y las demás opciones antes de tomar la decisión. Consulte con su seguro médico para determinar si ofrece cobertura de procedimientos de esterilización. Puede haber períodos de espera después de que se firmen los consentimientos o ciertas restricciones en la edad. Hable con su profesional de atención médica o con su aseguradora si tiene preguntas. Consideraciones antes de tomar la decisión La esterilización se debe considerar como un método permanente. Antes de someterse al procedimiento, debe estar segura de que no quiere tener hijos en el futuro. La decisión de esterilizarse es muy importante. Debe evitar tomar esta decisión durante períodos estresantes (como durante un divorcio o después de perder un embarazo). Tampoco debe tomar decisiones bajo presión de su pareja o de otras personas. Los estudios de investigación han revelado que las mujeres menores de 30 años tienen una mayor probabilidad de lamentar haber tenido el procedimiento que las mujeres mayores. La esterilización no se debe considerar reversible. La fertilización in vitro para lograr un embarazo puede ser una opción después de un procedimiento de esterilización histeroscópica, aunque no se sabe a ciencia cierta los efectos que los implantes tendrán en un embarazo. Si su pareja es un hombre y está considerando un procedimiento de esterilización, podría considerar una vasectomía, que es la esterilización en los hombres. Si no está segura de si desea esterilizarse, hay varios métodos anticonceptivos muy eficaces con efectos a largo plazo que le permiten quedar embarazada cuando deje de usarlos. Por ejemplo, el dispositivo intrauterino y el implante anticonceptivo son casi igual de eficaces para prevenir embarazos que la esterilización y duran varios años. Por último... La esterilización histeroscópica es una buena opción para las mujeres que ya no desean tener hijos. Este procedimiento ofrece muchas ventajas, como conveniencia, seguridad y eficacia. Debe estar dispuesta a usar otro método anticonceptivo durante por lo menos los tres primeros meses hasta que una prueba de HSG confirme que las trompas de Falopio se han bloqueado. Si tiene alguna pregunta o inquietud sobre la esterilización, hable sobre eso con su profesional de atención médica. Todas sus preguntas se deben responder antes del procedimiento. Glosario Ablación endometrial: Procedimiento quirúrgico menor mediante el cual se destruye el revestimiento del útero para detener o reducir el sangrado menstrual. Anestesia general: Uso de medicamentos que producen un estado semejante a la somnolencia para evitar el dolor durante una cirugía. Anestesia local: Uso de medicamentos para evitar el dolor en una parte específica del cuerpo. Cuello uterino: El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina. Dispositivo intrauterino: Dispositivo pequeño que se introduce y permanece dentro del útero para evitar embarazos. Embarazo ectópico: Embarazo en el que el óvulo fertilizado comienza a desarrollarse en un lugar fuera del útero, por lo general en las trompas de Falopio. Esterilización histeroscópica: Procedimiento de esterilización mediante el cual se bloquea la abertura de cada una de las trompas de Falopio con tejido cicatrizante que se forma mediante la colocación de pequeños implantes, evitando así que los espermatozoides entren en las trompas de Falopio y fertilicen un óvulo. Esterilización posterior al parto: Procedimiento permanente que evita que una mujer quede embarazada y se practica al poco tiempo de dar a luz. Esterilización tubárica: Método de esterilización en la mujer mediante el cual las trompas de Falopio se atan, se le colocan bandas o pinzas, se sellan con corriente eléctrica o se bloquean con tejido cicatrizante por medio de la colocación de pequeños implantes. Fertilización in vitro: Procedimiento mediante el cual se extrae un óvulo del ovario de la mujer, se fertiliza en un laboratorio con espermatozoides del hombre, y posteriormente se transfiere al útero de la mujer para producir un embarazo. Histerosalpingografía (HSG): Procedimiento especial de radiografía mediante el cual se inyecta una pequeña cantidad de líquido en el útero y las trompas de Falopio para detectar cambios anormales en el tamaño y la forma de estos órganos o determinar si las trompas están bloqueadas. Histeroscopio: Dispositivo que se usa para ver dentro del útero y realizar procedimientos. Histeroscopia: Procedimiento mediante el cual se introduce un histeroscopio dentro del útero a través del cuello uterino para ver el interior del útero o practicar cirugías. Infecciones de transmisión sexual: Infecciones que se propagan por medio del contacto sexual, por ejemplo, clamidia, gonorrea, el virus del papiloma humano, herpes, sífilis y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Laparoscopia: Procedimiento quirúrgico mediante el cual se introduce un instrumento que se llama laparoscopio en la cavidad pélvica a través de pequeñas incisiones. El laparoscopio se usa para ver los órganos pélvicos. Se podrían usar otros instrumentos para practicar la cirugía. Minilaparotomía: Incisión abdominal pequeña que se usa para el procedimiento de esterilización donde se cierran las trompas de Falopio. Trompas de Falopio: Conductos a través de los cuales se desplaza un óvulo desde el ovario hasta el útero. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. Vagina: Estructura tubular rodeada por músculos y ubicada desde el útero hasta la parte externa del cuerpo. Vasectomía: Método de esterilización masculina en el que se extrae una parte de los conductos deferentes. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca a ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor abril del 2017 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998