Share:

SP039 Cómo se hace una circuncisión La circuncisión se puede realizar antes o después de que salgan del hospital la madre y el bebé. Se practica solo si el bebé está sano. Si el bebé tiene un problema médico, la circuncisión se podría posponer. El procedimiento lo puede hacer su obstetra–ginecólogo o un pediatra, un médico que cuida de la salud de los niños. En algunos casos, se puede hacer una circuncisión en un entorno que no es médico por motivos religiosos o culturales. En este caso, la persona que hace la circuncisión debe estar bien capacitada en cuanto a cómo hacer el procedimiento, cómo aliviar el dolor y cómo evitar una infección. El procedimiento de circuncisión dura solo unos minutos. Durante el mismo, se coloca al bebé en una cama especial. Aunque se pueden emplear varias técnicas quirúrgicas, todas siguen los mismos pasos: • Se limpian el pene y prepucio. La circuncisión en varones recién nacidos The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N La Atención Durante el Trabajo de Parto, el Parto y el Postparto • SP039 • Se coloca una pinza especial en el pene y entonces se corta y extrae el prepucio. • Después del procedimiento, se aplica una gasa con vaselina sobre la herida para evitar que esta frote contra el pañal. Antes del procedimiento, debe preguntar sobre el tipo de alivio de dolor que se usará. Se debe usar analgesia para aliviar el dolor. La analgesia es segura y eficaz para disminuir el dolor asociado con la circuncisión en los bebés recién nacidos. Consideraciones antes de tomar la decisión A usted le corresponde decidir si desea circuncidar a su hijo. Debido a que es un procedimiento electivo, es posible que su póliza de seguro médico no lo cubra. Para averiguar si su póliza cubre el procedimiento, llame a su proveedor de seguro médico. L a circuncisión es la extracción quirúrgica del prepucio, la capa de la piel que recubre el glande (la cabeza) del pene. A usted le corresponde decidir si desea circuncidar a su hijo. No es un requisito conforme a una ley ni a una norma hospitalaria. Si decide circuncidar a su bebé, el procedimiento generalmente se hace al poco tiempo de que nace el bebé. Este folleto explica • cómo se hace una circuncisión • factores que debe tomar en cuenta cuando tome la decisión • los beneficios y riesgos • cómo cuidar a su hijo varón recién nacido circuncisión también puede prevenir cáncer del pene, una enfermedad rara. Algunos estudios de investigación indican que la circuncisión puede reducir el riesgo de un hombre de contraer el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) de una pareja femenina infectada. Es posible que la circuncisión reduzca el riesgo de transmitir el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual de un hombre infectado a una pareja femenina. Sin embargo, hay que estudiar más estas áreas. La circuncisión puede también reducir la acumulación de esmegma, una secreción espesa y blancuzca que contiene células muertas de la piel. Es normal que se acumule esmegma debajo del prepucio de los hombres no circuncidados. Esta acumulación puede provocar olor o una infección si el esmegma no se limpia rutinariamente. Es importante enseñarles a los varones que no han sido circuncidados a limpiarse el pene para eliminar el esmegma. Sin embargo, no debe desplazar hacia atrás el prepucio de un bebé no circuncidado ya que puede ocasionar dolor y desgarrar la piel. El pediatra de su hijo le dirá cuándo su hijo esté en la edad adecuada para desplazar hacia atrás y limpiar el prepucio. Riesgos Todos los procedimientos quirúrgicos conllevan ciertos riesgos. Aunque las complicaciones de una circuncisión son raras, estas pueden ocurrir. Cuando ocurren, generalmente son leves. Algunas posibles complicaciones son sangrado, infección o formación de tejido cicatrizante. En casos raros, se podría extraer demasiado prepucio o una cantidad insuficiente. A veces es necesario recurrir a otras cirugías para corregir estos problemas. La probabilidad de que ocurran complicaciones es menor cuando la circuncisión la hace alguien bien capacitado en el procedimiento. También es menos probable que ocurran complicaciones si se hace la circuncisión en un entorno médico. Si desea circuncidar a su hijo en un entorno que no es médico por motivos religiosos o culturales, asegúrese de que la persona que haga el procedimiento esté bien capacitada y tome medidas para controlar el dolor y evitar una infección. Solo se debe circuncidar a bebés recién nacidos estables y sanos. Los motivos para posponer una circuncisión son, entre otros, los siguientes: • Cuando el bebé nace mucho antes de lo previsto Después de analizar las pruebas científicas, la Academia Americana de Pediatría (AAP) determinó que los beneficios para la salud de la circuncisión en varones recién nacidos son mayores que los riesgos del procedimiento. No obstante, la AAP también determinó que los beneficios no son tan considerables como para recomendar la circuncisión a todos los varones recién nacidos. Cuando tome una decisión sobre si se debe circuncidar a su bebé varón, debería tomar en cuenta los siguientes factores: • Los beneficios futuros para la salud (consulte “Beneficios”) • Los beneficios de higiene • Las creencias religiosas, culturales o étnicas • Las preferencias personales e inquietudes sociales Un motivo por el cual los padres en los Estados Unidos circuncidan a sus varones recién nacidos es por los beneficios para la salud, como un menor riesgo de infección de las vías urinarias durante el primer año de vida y un menor riesgo de contraer una infección de transmisión sexual posteriormente en la vida. Otros deciden circuncidar a sus hijos para que estos no luzcan diferentes a sus padres ni a los demás niños varones. En algunas personas, la circuncisión forma parte de ciertas prácticas culturales o religiosas. Los musulmanes y judíos, por ejemplo, han circuncidado a sus hijos varones recién nacidos durante varios siglos. En los Estados Unidos se circuncidan a muchos varones recién nacidos, pero la cantidad de estos procedimientos ha disminuido en los últimos años. Algunos padres deciden no circuncidar a sus hijos por temor al dolor que pueda sentir el bebé o a los riesgos que conlleva el procedimiento. Otros creen que es una decisión que debe tomar el niño cuando sea mayor. Sin embargo, el período de recuperación dura más cuando se hace la circuncisión en niños mayores o en adultos. Los riesgos de complicaciones también aumentan cuando se pospone la circuncisión. Algunos padres también se podrían preocupar de que la circuncisión sea perjudicial para el funcionamiento, la sensibilidad o la satisfacción sexual de un hombre. Sin embargo, actualmente las pruebas indican que no es así. Es importante disponer de toda la información sobre los posibles beneficios y riesgos del procedi-miento antes de tomar una decisión. En última instancia, usted es quien decide lo que es mejor para su hijo. Es buena idea comenzar a pensar sobre esta decisión durante el embarazo y así contar con tiempo suficiente para analizar toda la información. Beneficios La circuncisión reduce las bacterias que pueden vivir debajo del prepucio. Entre estas están las bacterias que pueden causar infecciones de las vías urinarias o, en adultos, las infecciones de transmisión sexual. Los bebés circuncidados parecen correr un menor riesgo de infecciones de las vías urinarias que los bebés no circuncidados durante el primer año de vida. La Pene circuncidado Pene sin circuncidar • Cuando el bebé tiene ciertos problemas en la sangre o un historial familiar de trastornos de la sangre • Cuando el bebé tiene ciertas anomalías congénitas El cuidado de su bebé recién nacido Independientemente de si decida o no circuncidar a su bebé varón, es importante que sepa cómo cuidarle el pene. Si circuncida a su bebé recién nacido Cada vez que le cambie el pañal, límpiele el pene y aplique vaselina sobre la herida. La vaselina se puede aplicar en una gasa que se coloca directamente en el pene o en el área del pañal que tiene contacto con el pene. Aunque la vaselina no es necesaria para cicatrizar la herida, evita que la herida se adhiera al pañal y cause irritación y sangrado al quitarle el pañal al bebé. En la mayoría de los casos, la piel cicatriza en 7–10 días. Es posible que observe que la punta del pene está roja y podría haber una pequeña cantidad de líquido amarillo. Generalmente este es un signo normal de cicatrización. Mantenga el área lo más limpia posible. Use un jabón suave para limpiar levemente el pene. Debe limpiar con agua y jabón las heces que se encuentren en el pene cuando cambie el pañal. Cambie el pañal a menudo para que la orina y las heces no causen una infección. Los signos de infección son enrojecimiento que no mejora, hinchazón o líquido de aspecto turbio que forma una costra. Llame al profesional de atención médica si observa alguno de estos signos. Si no circuncida a su bebé recién nacido Si no circuncida a su bebé varón, es importante lavarle bien el pene y el prepucio. La parte externa del pene debe lavarse con agua y un jabón suave. No trate de desplazar hacia atrás el prepucio del bebé. El prepucio no se debe desplazar hacia atrás completamente hasta que el bebé sea mayor. Esto es normal. El pediatra de su hijo le dirá cuándo puede desplazar hacia atrás el prepucio para limpiar el pene. A medida que el niño crece, enséñele a lavarse el pene. Cuando tenga más edad, el niño debe desplazar hacia atrás suavemente el prepucio y limpiar el área con agua y jabón. Después, debe colocar el prepucio nuevamente en su sitio. Por último... Mientras aún se encuentre embarazada, es importante pensar si desea circuncidar a su bebé varón. Recuerde que la circuncisión es un procedimiento electivo, por lo tanto, usted debe decidir si se realiza o no. Si tiene alguna pregunta o duda, hable con su obstetra–ginecólogo o con profesional de atención médica durante su embarazo para contar con el tiempo necesario que le permita tomar una decisión bien fundada. Glosario Analgesia: Alivio del dolor sin perder la capacidad de funcionamiento muscular. Bacterias: Organismos unicelulares que pueden causar infecciones en el cuerpo humano. Circuncisión: Extracción quirúrgica del pliegue de la piel que se llama prepucio y que recubre el glande (la cabeza) del pene. Complicaciones: Enfermedades o problemas médicos que ocurren a causa de otra enfermedad o problema médico. Un ejemplo es cuando ocurre pulmonía a causa de la gripe (influenza). También puede ocurrir una complicación debido a una situación médica, como el embarazo. Un ejemplo de una complicación en el embarazo es el trabajo de parto prematuro. Esmegma: Secreción blancuzca que por lo general se acumula debajo del prepucio del hombre. Glande: La cabeza del pene. Infección de transmisión sexual: Infección que se propaga por medio del contacto sexual, por ejemplo, clamidia, gonorrea, el virus del papiloma humano, herpes, sífilis y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Obstetra–ginecólogo: Médico con capacitación, destrezas y educación especiales en la salud de la mujer. Pene: Órgano sexual externo masculino. Prepucio: Capa de piel que recubre la punta del pene. Procedimiento electivo: Procedimiento programado que no se considera de emergencia y que elige un paciente o un profesional de atención médica. Aunque el paciente podría considerar el procedimiento como algo positivo, dicho procedimiento no es absolutamente necesario. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca a ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor octubre del 2017 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998