Share:

SP123 Datos sobre la presión arterial La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre cuando empuja las paredes de ciertos vasos sanguíneos que se llaman arterias. Las arterias bombean sangre desde el corazón hasta los pulmones, donde recibe oxígeno, El tratamiento de la presión arterial alta The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N La Salud de la Mujer • SP123 y de ahí a los órganos y tejidos. Los órganos y tejidos usan el oxígeno para promover sus actividades. La sangre, que ahora carece de oxígeno, traslada los productos de desperdicios a través de otros vasos sanguíneos, que se llaman venas, de regreso al corazón y los pulmones. A la presión arterial alta (o hipertensión) se le ha denominado el “asesino silencioso” debido a que a menudo no produce síntomas. La mitad de las mujeres en Estados Unidos que ya han pasado por la menopausia tienen presión arterial alta. En todas las edades, la presión arterial alta predomina en las mujeres afroamericanas que en las blancas. Si no se trata, la presión arterial alta puede causar problemas médicos graves, como la enfermedad cardiovascular y la enfermedad de los riñones. Este folleto explica: • qué es la presión arterial • las categorías de la presión arterial • cómo la presión arterial alta afecta el cuerpo • los factores de riesgo • cómo controlarla y tratarla • consideraciones especiales en las mujeres diferentes ocasiones. En algunos casos, para obtener una lectura precisa, le podrían pedir usar un monitor durante 24 horas. Este monitor medirá su presión arterial a lo largo del día durante las actividades que realiza comúnmente. Categorías de la presión arterial La lectura de la presión arterial se clasifica en una de cinco categorías: normal, elevada, 1.a etapa de hipertensión, 2.a etapa de hipertensión y crisis hipertensiva (consulte el cuadro “Clasificación de la presión arterial”). Es importante reconocer la presión arterial alta. Si tiene la presión arterial alta, a menudo puede hacer cambios en el estilo de vida para no desarrollar hipertensión. Cómo afecta la presión arterial alta el cuerpo Las personas con presión arterial alta muchas veces no presentan síntomas y se sienten bien. Sin embargo, mucho antes de que la presión arterial alta ocasione síntomas, esta puede lesionar los órganos vitales del cuerpo: • Los vasos sanguíneos––La presión arterial alta a largo plazo puede afectar adversamente las paredes de las arterias. Este daño en las paredes de las arterias tiende a atraer una sustancia pegajosa que se llama placa. La placa se puede acumular dentro de las paredes de los vasos sanguíneos y, con el tiempo, hacer que las arterias se estrechen y endurezcan. A este estado se le llama ateroesclerosis. La combinación de ateroesclerosis y presión arterial Debe hacerse medir la presión arterial se debe medir por lo menos cada 2 años si su presión arterial es normal y con mayor frecuencia si está más elevada de lo normal. Para medir la presión arterial, se coloca un manguito, que contiene un balón en el interior, alrededor de la parte superior del brazo. Luego, se bombea aire en el balón. La lectura de la presión se realiza cuando el manguito aprieta el brazo. La lectura de presión arterial consta de dos números. Cada número está separado por una barra oblicua: 110/80, por ejemplo. Probablemente ha oído que se dice “110 sobre 80”. El primer número es la presión que se ejerce contra las paredes de las arterias cuando el corazón se contrae. Esto se denomina presión arterial sistólica. El segundo número es la presión que se ejerce contra las paredes de las arterias cuando el corazón se relaja entre las contracciones. Esto se denomina presión arterial diastólica (consulte el cuadro “La lectura de la presión arterial”). La presión arterial puede subir y bajar. Cuando dormimos la presión baja y cuando estamos activos o nerviosos la presión sube. La presión arterial es el promedio de varias lecturas que se obtienen en Arteria Presión arterial ➝ ➝ La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre cuando empuja las paredes de las arterias. La lectura de la presión arterial 110 = sistólica = fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias cuando el corazón se contrae 80 = diastólica = fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias cuando el corazón se relaja Clasificación de la presión arterial La tabla a continuación ilustra diferentes lecturas de presión arterial y cómo están clasificadas en los adultos de 18 años en adelante. Busque sus lecturas de presión sistólica y diastólica para determinar si es normal. Normal: Menos de 120/80 mm Hg Elevada: Sistólica entre 120 y 129 y diastólica menos de 80 mm Hg 1.a etapa de hipertensión: Sistólica entre 130 y 139 o diastólica entre 80 y 89 mm Hg 2.a etapa de hipertensión: Sistólica de por lo menos 140 o diastólica de por lo menos 90 mm Hg Crisis hipertensiva: Sistólica de más de 180 y/o diastólica de más de 120 mm Hg Abreviatura: mm Hg, milímetros de mercurio Fuentes informativas: New ACC/AHA High Blood Pressure Guidelines Lower Definition of Hypertension. American College of Cardiology. November 2017.  alta establece las condiciones para un derrame cerebral y un ataque cardíaco. • El corazón––A medida que aumenta la presión arterial, el corazón tiene que trabajar más arduamente para que los tejidos reciban oxígeno. Con el tiempo, el corazón se podría agrandar y las paredes del mismo se pueden volver más gruesas o delgadas. Es posible que el corazón entonces no pueda bombear sangre con la eficacia necesaria para cumplir con las exigencias del cuerpo. Por consiguiente, los tejidos se privan de oxígeno y ocurre agotamiento, problemas respiratorios y debilidad. • El cerebro––La presión arterial alta puede causar una obstrucción en uno de los vasos sanguíneos del cerebro y hacer que esa parte del cerebro no reciba oxígeno. Un vaso sanguíneo también podría reventarse. Esto se denomina derrame cerebral. Durante un derrame cerebral, las células en esa parte del cerebro pueden morir. Los derrames cerebrales pueden causar daño permanente cerebral o provocar la muerte. • Los riñones––Los riñones filtran la sangre para extraer los desechos del cuerpo. Los vasos sanguíneos en los riñones se pueden afectar fácilmente debido a niveles elevados de presión arterial. Cuando el funcionamiento de los riñones no es normal, se altera la capacidad de este órgano para controlar el equilibrio de sal y agua en el cuerpo. Esto puede causar insuficiencia renal (de los riñones). • Los ojos––La presión arterial alta puede hacer que los vasos sanguíneos en los ojos se contraigan. Al hacerlo, pueden ocurrir problemas de la vista e incluso ceguera. Factores de riesgo de la presión arterial alta Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de tener presión arterial alta no se pueden cambiar: • La edad: la presión arterial aumenta con la edad. • La raza––La presión arterial alta es más común en los afroamericanos que en cualquier otro grupo racial. • El historial familiar––La presión arterial alta tiende a ser hereditaria dentro de una familia. • Los problemas médicos––Algunas enfermedades, como la diabetes mellitus y las enfermedades de los riñones, están relacionadas con niveles elevados de presión arterial. • Historial de preeclampsia––La preeclampsia es un trastorno grave de presión arterial alta que puede ocurrir durante el embarazo y en las semanas posteriores al mismo. Las mujeres que han tenido preeclampsia corren un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares posteriormente en la vida. Los hábitos del estilo de vida también pueden influir en la presión arterial. Algunos de ellos se pueden cambiar. Su riesgo de padecer de presión arterial alta es mayor si • tiene sobrepeso • no está físicamente activa • fuma cigarrillos • bebe más de dos bebidas alcohólicas al día • no se alimenta bien (consume demasiada grasa y pocas frutas y vegetales) • consume demasiada sal El manejo de la presión arterial alta Muchas personas pueden reducir la presión arterial con solo hacer cambios en el estilo de vida, pero otras necesitan tratamiento con medicamentos además de cambios en el estilo de vida. Aun si no tiene presión arterial alta, adoptar ciertos hábitos del estilo de vida puede reducir su riesgo de desarrollar presión arterial alta en el futuro: • Deje de fumar––Fumar cigarrillos es un riesgo importante que contribuye a niveles altos de presión arterial y enfermedades del corazón. Cuando se deja de fumar, los beneficios comienzan inmediatamente. • Adelgace––Si tiene sobrepeso, adelgazar es la manera más eficaz de reducir la presión arterial. Incluso una reducción de tan solo 5 libras de peso puede hacer una diferencia. • Limite el consumo de alcohol––Beber más de dos bebidas al día está asociado con un aumento en la presión arterial. Las mujeres que están tratando de controlar la presión arterial no deben beber más de una bebida al día. Una bebida es 12 onzas de cerveza, 5 onzas de vino o 1.5 onzas de licor con un grado de alcohol de 80. • Haga ejercicio regularmente––El ejercicio diario reduce la presión arterial. El ejercicio aeróbico hace que el corazón y los pulmones trabajen más arduamente. Puede beneficiarse de hacer ejercicios aeróbicos moderados, como dar una caminata rápida, nadar o andar en bicicleta, por lo menos 30 minutos al día. • Reduzca el consumo de sal––El uso excesivo de sal (sodio) puede aumentar el nivel de presión arterial en algunas personas. La mayoría de la personas deben reducir el consumo de sodio a menos de 2.3 gramos (aproximadamente media cucharadita) al día. Las personas que corren un mayor riesgo (tienen más de 51 años de edad, son afroamericanas o las personas con presión arterial alta, diabetes o una enfermedad renal) deben consumir incluso menos sal (1.5 gramos al día o aproximadamente un cuarto de cucharadita). • Modifique la dieta––El plan de alimentación DASH (que son las siglas en inglés de “Estrategias alimenticias para eliminar la hipertensión”) se enfoca en alimentos que benefician el corazón y que contienen un nivel reducido de grasa y colesterol. Si desea obtener más información sobre la dieta DASH, visite el sitio www.nhlbi.nih.gov/health/resources/heart/hbp-dash-index. • Reduzca el estrés––Cuando no se reduce el estrés, la salud puede verse afectada. Aunque este no causa presión arterial alta, puede ser un factor que contribuye a la misma. Las técnicas de relajación, el ejercicio o la terapia psicológica profesional pueden ayudarla a lidiar con el estrés. Puede ser difícil cambiar sus hábitos. Este cambio requiere tiempo. Comience haciendo un solo cambio. Cuando se sienta que lo ha adoptado bien, haga otro cambio. Cuando se combinan hábitos saludables del estilo de vida, podría comenzar a ver resultados. Tratamiento médico Si el solo hacer cambios a su estilo de vida no reduce la presión arterial, por lo general se recomienda usar medicamentos. Hay muchos tipos de medicamentos disponibles que actúan de diferentes maneras. Tomar dos medicamentos puede ser mejor que uno solamente. Su profesional de atención médica hablará con usted sobre los tipos de medicamentos que son mejores en su caso. Si presenta efectos secundarios a causa del medicamento, hable con su profesional de atención médica. Se podría probar uno diferente. No deje de tomarse el medicamento ya que al hacerlo la presión arterial podría subir a un nivel peligroso. Es importante seguir tomándose el medicamento aun cuando se siente bien. También es importante seguir cumpliendo con los hábitos beneficiosos del estilo de vida, aun si el tomar medicamentos reduce las lecturas de presión arterial a un nivel adecuado. La combinación de medicamentos y un estilo de vida saludable es necesaria para mantener bajo control la presión arterial. Consideraciones especiales en las mujeres La presión arterial se puede alterar debido a cambios en los niveles de hormonas. Esto es importante en las mujeres embarazadas y las que toman hormonas, como las que usan ciertos métodos anticonceptivos o la terapia hormonal para tratar los síntomas de la menopausia. El embarazo La presión arterial alta durante el embarazo puede causar problemas graves, como problemas de desarrollo del feto, parto prematuro y empeoramiento de enfermedades preexistentes que ya tiene debido a la presión arterial alta. Si tiene presión arterial alta crónica (por un tiempo prolongado) y planifica quedar embarazada, acuda a su profesional de atención médica para que le haga un examen previo al embarazo. De esta manera tendrá la oportunidad de estabilizar la presión arterial y mejorar su estado de salud lo más posible. Durante el embarazo, le medirán la presión arterial a menudo. También se le dará seguimiento para detectar posibles señales y síntomas de preeclampsia. Es posible que se hagan exámenes o pruebas especiales para comprobar el bienestar y desarrollo del feto. Si desarrolla presión arterial alta durante el emba-razo, este estado se denomina hipertensión gestacional. El tratamiento de la misma depende del aumento de la presión arterial. En la mayoría de las mujeres con hipertensión gestacional solo ocurre un leve aumento de presión arterial. No obstante, algunas mujeres desarrollan hipertensión grave y corren el peligro de presentar complicaciones graves. Se da seguimiento estrecho a todas las mujeres con hipertensión gestacional para asegurarse de que la presión no aumente demasiado y detectar las señales de preeclampsia. Si desarrolla preeclampsia, esta puede aumentar el riesgo de presentar una enfermedad cardiovascular y presión arterial alta posteriormente en la vida, especialmente si ha tenido preeclampsia más de una vez o si el bebé nace prematuro. Asegúrese de que le examinen la presión arterial todos los años además de los otros factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, como medirse el nivel de azúcar en la sangre, el índice de masa corporal y los niveles de colesterol. Mantener un estilo de vida saludable que consiste en no fumar, conservar un peso saludable, llevar una dieta alta en fibra, vegetales y frutas y baja en grasa, además de hacer ejercicio regularmente puede ayudar a reducir su riesgo de presentar problemas graves de salud. Los anticonceptivos Algunos métodos anticonceptivos no se recomiendan en las mujeres con presión arterial alta. Estos métodos son los siguientes: • Métodos anticonceptivos hormonales combinados––Estos métodos contienen estrógeno y progestina y consisten en las píldoras, el parche y el anillo hormonal combinados. Si recibe tratamiento debido a presión arterial alta—aun si su presión arterial es normal—hable con su profesional de atención médica sobre el uso de estos métodos. Hay otras opciones de anticonceptivos que podrían ser mejores. Si su presión arterial es normal, pero el método hormonal combinado hace que la presión arterial aumente a un nivel más alto, es posible que deba dejar de usarlo. • Inyección—Este método anticonceptivo no lo deben usar algunas mujeres con presión arterial alta. Hable con el profesional de atención médica si su presión arterial es más alta de lo normal. Aún quedan muchos métodos anticonceptivos que se pueden usar si tiene presión arterial alta o recibe tratamiento para esta enfermedad. Si tiene antecedentes de presión arterial alta durante el embarazo, los métodos hormonales combinados, la inyección, el dispositivo intrauterino y el implante se consideran opciones seguras. Glosario Ataque cardíaco: Daño a una parte del músculo del corazón que ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre en dicha área. Un ataque cardíaco casi siempre se debe al estrechamiento o la obstrucción de los vasos sanguíneos del corazón. Ateroesclerosis: Estrechamiento y obstrucción de las arterias debido a la acumulación de placa. También se llama endurecimiento de las arterias. Colesterol: Sustancia natural y uno de los componentes básicos de las células y las hormonas. Esta sustancia ayuda a transportar la grasa a través de los vasos sanguíneos para usarla o almacenarla en otras partes del cuerpo. Derrame cerebral: Interrupción repentina del flujo de sangre a todo o a alguna parte del cerebro y que se produce debido a una obstrucción o desgarro de un vaso sanguíneo en el cerebro. Un derrame cerebral a menudo causa pérdida del conocimiento y parálisis temporal o permanente. Terapia hormonal El riesgo de desarrollar presión arterial alta aumenta con la edad. De hecho, la mitad de todas las mujeres que ya han pasado por la menopausia tienen presión arterial alta. El aumento en presión arterial se podría deber en parte a los cambios hormonales que ocurren con la menopausia. Tener presión arterial alta no quiere decir que no puede recibir tratamiento hormonal. Cuando se tome la decisión, se deben tener en cuenta todos sus factores de riesgo. La presión arterial generalmente no cambia mucho con la terapia hormonal. En algunas mujeres, la terapia hormonal de hecho reduce la presión arterial. En otras, algunos tipos de terapia hormonal aumenta la presión arterial. Debido a que no es posible predecir los efectos de la terapia hormonal sobre la presión arterial, a todas las mujeres que reciben este tipo de terapia se les debe medir la presión arterial más a menudo. Por último... A medida que envejecemos, la presión arterial tiende a subir. Es importante que se examine la presión arterial regularmente. Si tiene presión arterial alta, usted y su profesional de atención médica colaborarán para crear un plan de tratamiento adecuado para usted. Si su profesional de atención médica le receta medicamentos, úselos siempre. Mantener normalizada la presión arterial puede ayudarla a evitar otros problemas médicos graves. Diabetes mellitus: Problema médico en el que los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. Enfermedad cardiovascular: Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos. Feto: Etapa del desarrollo humano que comienza a partir de 8 semanas completas después de la fertilización. Hipertensión gestacional: Presión arterial alta que se diagnostica después de las 20 semanas del embarazo. Hormona: Sustancia que se hace en el cuerpo y que regula el funcionamiento de las células o los órganos. Menopausia: Momento en que cesan permanentemente los períodos menstruales de una mujer. La menopausia se confirma después de 1 año sin períodos. Oxígeno: Elemento que respiramos para poder vivir. Preeclampsia: Trastorno que puede ocurrir durante el embarazo o después del nacimiento del bebé donde ocurre presión arterial alta y otras señales de lesión a los órganos. Estas señales consisten en cantidades anormales de proteína en la orina, cifras bajas de plaquetas, funcionamiento renal (del riñón) o hepático (del hígado) anormal, dolor en la parte superior del abdomen, líquido en los pulmones o dolor de cabeza intenso o alteraciones de la vista. Prematuro: Menos de 37 semanas de embarazo. Presión arterial diastólica: La fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias cuando el corazón se relaja. Es la lectura inferior cuando se mide la presión arterial. Presión arterial sistólica: La fuerza que ejerce la sangre sobre las arterias cuando el corazón se contrae. Es la lectura superior cuando se mide la presión arterial. Terapia hormonal: Tratamiento en el que se administra estrógeno, y a menudo progestina, para aliviar algunos de los síntomas que pueden ocurrir durante la menopausia. Esta información se ha creado para usarse como un documento educativo para asistir a las pacientes, y presenta actualizaciones y opiniones en materias relacionadas con la salud de la mujer. Su objetivo no es expresar declaraciones sobre las pautas generales de atención médica, ni abarca todos los tratamientos o métodos médicos adecuados. Tampoco pretende reemplazar el juicio profesional independiente del profesional que trata a una paciente. Consulte www.acog.org para asegurarse de obtener información actualizada y precisa. Derechos de autor noviembre del 2018 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. ISSN 1074-8601 Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188