Share:

SP155 Datos sobre el embarazo ectópico Casi todos los embarazos ectópicos—más de un 90%— ocurren en una trompa de Falopio. A medida que el embarazo avanza, puede causar la ruptura (o desgarre) de la trompa. Una ruptura puede provocar una hemorragia interna intensa. Esta hemorragia puede ser una emergencia potencialmente mortal que requiere una cirugía de inmediato. Si no se ha desgarrado la trompa, a menudo es posible tratar el embarazo ectópico con medicamentos. Menos de 1 de cada 10 embarazos ectópicos ocurre en otro lugar fuera de la trompa de Falopio. Estos embarazos se pueden adherir al cuello uterino, un ovario u otro órgano en el abdomen. Este folleto trata sobre el embarazo ectópico en una trompa de Falopio. El embarazo ectópico The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP155 ¿Quién corre peligro? Hoy en día, aproximadamente 1 de cada 50 embarazos es ectópico. Los factores de riesgo para un embarazo ectópico son los siguientes: • Un embarazo ectópico previo • Una cirugía previa en las trompas de Falopio • Una cirugía pélvica o abdominal previa • Ciertas infecciones de transmisión sexual • Una enfermedad inflamatoria pélvica • Endometriosis Algunos de estos problemas médicos producen tejido cicatrizante en las trompas de Falopio. Al hacerlo, E n un embarazo normal, el óvulo fertilizado se traslada por una de las trompas de Falopio y se adhiere al revestimiento del útero, donde se comienza a desarrollar. Un embarazo ectópico ocurre cuando el óvulo fertilizado se desarrolla fuera del útero. Debido a que se encuentra fuera del útero, el embarazo ectópico no puede producir un bebé saludable y la salud de la mujer está en peligro si no recibe tratamiento. Por estos motivos, es necesario tratar un embarazo ectópico. Este folleto explica • quién corre peligro • los síntomas de un embarazo ectópico • cómo se diagnostica • cómo puede tratarse se desgarra una trompa de Falopio. Algunos síntomas pueden ser los siguientes: • Dolor repentino e intenso en el abdomen o la pelvis • Dolor en el hombro • Debilidad, mareos o desmayo La ruptura de una trompa de Falopio puede causar sangrado interno potencialmente mortal. Si presenta dolor repentino e intenso, dolor de hombro o debilidad, vaya a una sala de emergencia. Diagnóstico Si no presenta síntomas de una ruptura en una trompa de Falopio pero el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica sospecha que podría tener un embarazo ectópico, dicho médico podría • realizar un examen pélvico • hacer un examen por ecografía (ultrasonido) para ver dónde se está desarrollando el embarazo • hacer un análisis de sangre para detectar la hormona del embarazo que se llama gonadotrofina coriónica humana (hCG). La prueba de hCG puede repetirse para medir los niveles otra vez. Si el nivel no aumenta como lo haría en un embarazo normal, podría correr el peligro de tener un embarazo ectópico o un aborto natural. Las pruebas que detectan un embarazo ectópico pueden demorar un tiempo. Es posible que los resultados no sean claros inmediatamente, por lo que se podrían necesitar más exámenes. Si la trompa de Falopio no está en peligro de desgarrarse, se podrían usar medicamentos. No obstante, si un profesional de atención médica cree que ha ocurrido una ruptura en puede impedir que un óvulo fertilizado se traslade por una trompa y llegue al útero. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de que una mujer tenga un embarazo ectópico son • fumar cigarrillos • tener más de 35 años • tener un historial de infertilidad • usar la tecnología de reproducción asistida, como la fertilización in vitro Casi la mitad de todas las mujeres que tienen un embarazo ectópico no tienen factores de riesgo documentados. Esto quiere decir que las mujeres sexualmente activas deben mantenerse al tanto de los cambios en sus cuerpos, especialmente si presentan síntomas de un embarazo ectópico. Síntomas de un embarazo ectópico Al principio, un embarazo ectópico puede parecer como un embarazo normal con algunos de los mismos signos, como falta de un período menstrual, sensibilidad al tacto en los senos o malestar estomacal. Otros signos pueden consistir en: • sangrado vaginal anormal • dolor en la parte baja de la espalda • dolor leve en el abdomen o la pelvis • dolor leve en un lado de la pelvis En esta etapa, puede ser difícil saber si tiene un embarazo normal o un embarazo ectópico. Debe decirle al obstetra–ginecólogo o a otro profesional de atención médica si presenta sangrado anormal y dolor pélvico. A medida que un embarazo ectópico avanza, pueden surgir síntomas más graves, especialmente si Trompas de Falopio Ovarios Útero Cuello uterino Vagina Endometrio Embarazo ectópico Embarazo normal Durante un embarazo normal (izquierda), el óvulo fertilizado se desarrolla en el útero. En un embarazo ectópico (derecha), el óvulo fertilizado se desarrolla en una trompa de Falopio o en otro lugar en el abdomen. la trompa de Falopio, deberá someterse a una cirugía de inmediato. Tratamiento No es posible que un embarazo ectópico se mueva por su cuenta al útero ni es posible mover un embarazo ectópico al útero, por lo que siempre requiere tratamiento. Hay dos métodos que se emplean para tratar un embarazo ectópico: 1) con medicamentos y 2) con cirugía. Si el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica cree que tiene un embarazo ectópico, dicho médico le explicará los beneficios y los riesgos del tratamiento según sus problemas médicos, los resultados de las pruebas y sus planes de embarazos futuros. También se requieren varias semanas de seguimiento con cada tratamiento. Medicamentos Si el embarazo no ha desgarrado una trompa de Falopio, se pueden usar medicamentos para tratar el embarazo ectópico. El medicamento más común que se usa para tratar un embarazo ectópico es el metotrexato. Este medicamento detiene el crecimiento celular, por lo que hace que termine el embarazo. El cuerpo entonces absorbe el embarazo durante el transcurso de 4–6 semanas. De esta manera no es necesario extraer la trompa de Falopio. Hay muchos factores que se deben considerar a la hora de decidir si se debe usar metotrexato. Uno de los factores más importantes es su capacidad para seguir haciéndose exámenes de sangre para examinar los niveles de hCG en la sangre. Si está amamantando, no podrá usar metotrexato. Las mujeres con ciertos problemas médicos tampoco deben usar este medicamento. Administración de metotrexato. El metotrexato a menudo se administra en una sola dosis por medio de una inyección. En algunos casos, se podría administrar más de una dosis a la vez durante varios días. El obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica tomará una muestra de sangre antes de la primera dosis. Se harán entonces pruebas de sangre para medir el nivel de hCG y el funcionamiento de ciertos órganos. Si los niveles no han disminuido lo suficiente, se podría recomendar administrar otra dosis de metotrexato. Se le dará seguimiento estrecho por un tiempo hasta que ya no se detecte hCG en la sangre. Efectos secundarios y riesgos. El uso de metotrexato puede causar algunos efectos secundarios. La mayoría de las mujeres tienen algo de dolor abdominal. También puede ocurrir sangrado o manchas de sangre vaginales. Otros efectos secundarios que pueden ocurrir son • náuseas • vómito • diarrea • mareos Es importante continuar con las consultas de seguimiento con el obstetra–ginecólogo o a otro profesional de atención médica hasta que termine el tratamiento con metotrexato. El riesgo de que se desgarre una trompa de Falopio no desaparece hasta que termine el tratamiento. Obtenga atención médica de inmediato si presenta síntomas de una ruptura, como dolor abdominal repentino, dolor de hombro o debilidad. Recomendaciones. Durante el tratamiento con metotrexato debe evitar lo siguiente: • Los ejercicios vigorosos • Tener relaciones sexuales • El alcohol • Las vitaminas y los alimentos que contienen ácido fólico, como el cereal, el pan y la pasta enriquecidos; el maní (cacahuate); los vegetales de hojas verde oscuro; el jugo de naranja y los frijoles. • Los medicamentos con receta para el dolor y los antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs, por sus siglas en inglés), como el ibuprofeno. Estos medicamentos pueden afectar la manera en que el metotrexato actúa en el cuerpo. • Los alimentos que producen gases, que pueden causar molestias y enmascarar el dolor de una posible ruptura de una trompa de Falopio. • La exposición prolongada a la luz solar. El metotrexato puede causar sensibilidad al sol. Hable con el obstetra–ginecólogo o con otro profesional de atención médica para saber cuándo puede reanudar con seguridad sus actividades habituales y consumir sus alimentos normales. Además, debe esperar por lo menos 3 meses desde la última dosis de metotrexato antes de tratar de quedar embarazada otra vez. Cirugía Si la trompa de Falopio no se ha desgarrado pero hay que hacer una cirugía, el embarazo ectópico se puede extraer de la trompa, o se podría extraer la trompa entera con el embarazo. Esta cirugía generalmente se hace con una laparoscopia. Este procedimiento consiste en usar una cámara delgada e iluminada a través de pequeñas incisiones en el abdomen. El procedimiento se practica en un hospital con anestesia general. Si el embarazo ectópico ha desgarrado una trompa, es necesario hacer una cirugía de emergencia. Efectos secundarios y riesgos. El obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica le explicará los posibles efectos secundarios y riesgos de la cirugía de un embarazo ectópico. Estos pueden consistir en dolor, agotamiento, sangrado e infección. Después de un embarazo ectópico Ya sea que reciba tratamiento con metotrexato o con cirugía, es posible que se sienta cansada durante varias semanas mientras se recupera. Podría también tener dolor o molestias abdominales. Si el dolor no se alivia con medicamentos sin receta, hable con el obstetra– ginecólogo u otro profesional de atención médica. Puede demorar un tiempo antes de que disminuyan los niveles de hCG en el cuerpo después del tratamiento de un embarazo ectópico. Tal vez se siga sintiendo como si estuviera embarazada por un tiempo. También puede tener varios ciclos menstruales antes de que estos se normalicen. Es posible que se deba repetir las pruebas de sangre hasta que ya no se detecte hCG en el cuerpo. Podría además sentir muchas emociones después de un embarazo ectópico (consulte el cuadro “La recuperación emocional”). Deje que transcurra el tiempo necesario para recuperarse física y emocionalmente antes de tratar de quedar embarazada otra vez. El obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica puede orientarla. Por último… Aunque un embarazo ectópico puede ser potencialmente mortal, es posible evitar complicaciones administrando tratamiento oportunamente y recibiendo atención de seguimiento. Es mejor detectar y tratar un embarazo ectópico antes de que surjan problemas graves. Si presenta alguno de los síntomas de un embarazo ectópico, acuda al obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica para recibir tratamiento. Una vez que haya tenido un embarazo ectópico, el riesgo de tener otro es mayor. En los embarazos futuros, manténgase atenta para detectar signos y síntomas de un embarazo ectópico hasta que el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica confirme que el próximo embarazo se está desarrollando en el lugar correcto. Glosario Aborto natural: Pérdida de un embarazo. Anestesia general: Uso de medicamentos que producen un estado semejante al sueño para evitar el dolor durante una cirugía. Endometriosis: Problema médico en el que el tejido que recubre el útero se encuentra fuera del mismo, por lo general en los ovarios, las trompas de Falopio y otras estructuras pélvicas. Enfermedad inflamatoria pélvica: Infección del útero, las trompas de Falopio y las estructuras pélvicas circundantes. Examen por ecografía (ultrasonido): Examen que usa ondas sonoras para examinar estructuras internas. Durante el embarazo, se puede usar para examinar al feto. Fertilización in vitro: Procedimiento mediante el cual se extrae un óvulo del ovario de la mujer, se fertiliza en un laboratorio con espermatozoides del hombre, y posteriormente se transfiere al útero de la mujer para producir un embarazo. Hormona: Sustancia que elaboran las células o los órganos del cuerpo y que controla las funciones de las células o los órganos. Infecciones de transmisión sexual: Infecciones que se propagan por medio del contacto sexual, por ejemplo: clamidia, gonorrea, el virus del papiloma humano (VPH), herpes, sífilis y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Laparoscopia: Procedimiento quirúrgico mediante el cual se introduce un instrumento que se llama laparoscopio en la cavidad pélvica a través de una incisión pequeña. El laparoscopio se usa para ver los órganos pélvicos. Se podrían usar otros instrumentos para realizar cirugías. Obstetra–ginecólogo: Médico con capacitación, destrezas y educación especiales en la salud de la mujer. Tecnología de reproducción asistida: Grupo de tratamientos para la infertilidad mediante los cuales se fertiliza un óvulo con un espermatozoide fuera del cuerpo; el óvulo fertilizado se transfiere entonces al útero. Trompas de Falopio: Conductos a través de los cuales se desplaza un óvulo desde el ovario hasta el útero. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. La recuperación emocional En algunas mujeres, un embarazo ectópico puede ser traumatizante. Es posible que sienta muchas emociones después de un embarazo ectópico, incluso si no tenía previsto quedar embarazada. Deje que transcurra un tiempo para recuperarse físicamente y lidiar con sus sentimientos. Puede ser útil recibir ayuda psicológica. Pídale al obstetra–ginecólogo o a otro profesional de atención médica que le recomiende un consejero psicológico. Las mujeres que han tenido embarazos ectópicos podrían encontrar grupos de apoyo en sus respectivas localidades. Puede ser útil hablar con otras mujeres que han tenido experiencias semejantes. Los foros en línea también pueden ser un lugar para compartir historias y recibir el apoyo de mujeres que han vivido la experiencia de un embarazo ectópico. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor marzo del 2018 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188