Share:

SP184 Eficacia de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración El IUD y el implante son los métodos más eficaces de anticonceptivos reversibles disponibles. Durante el primer año de uso, menos de 1 de cada 100 mujeres Anticonceptivos reversibles de larga duración El dispositivo intrauterino y el implante The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Anticonceptivos • SP184 que usan un IUD o un implante queda embarazada. Con el tiempo, los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración son 20 veces más eficaces que las píldoras anticonceptivas, el parche o el anillo anticonceptivo. E l dispositivo intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés) y el implante anticonceptivo son métodos anticonceptivos reversibles de larga duración (ARLD). Ambos métodos son muy eficaces para evitar embarazos. Duran también varios años y son fáciles de usar. Estos dos métodos son reversibles, es decir, si desea quedar embarazada o si desea dejar de usarlos, se pueden extraer en cualquier momento. Los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración son una opción segura y eficaz para las mujeres de todas las edades. Las adolescentes y las mujeres que han dado o las que nunca han dado a luz pueden usar estos métodos. También son métodos adecuados que las mujeres pueden usar inmediatamente después de tener un bebé. Este folleto explica • la eficacia de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración • los beneficios, posibles efectos secundarios y riesgos del IUD • los beneficios, posibles efectos secundarios y riesgos del implante Cómo actúa El IUD actúa principalmente impidiendo que ocurra la fertilización del óvulo por el espermatozoide. La progestina en el IUD hormonal hace que aumente la densidad del moco en el cuello uterino. Al hacerlo, se dificulta la entrada de los espermatozoides al útero y por consiguiente la capacidad para llegar a un óvulo. La progestina también reduce el grosor del revestimiento del útero. El cobre en el IUD de cobre interfiere en la capacidad de movimiento de los espermatozoides. Cuando los espermatozoides dejan de actuar normalmente, se les dificulta entrar al útero y llegar a un óvulo. Beneficios El IUD ofrece los siguientes beneficios: • Es fácil de usar. Una vez que se haya colocado, no es necesario hacer nada más para evitar que ocurra un embarazo. Es eficaz durante varios años. • Nadie puede darse cuenta que está usando un anticonceptivo. • No interfiere en las relaciones sexuales ni en las actividades diarias. Puede usar un tampón junto con el dispositivo. • Se puede colocar inmediatamente después de un aborto provocado, un aborto natural o del nacimiento de un bebé y mientras esté amamantando. • Casi todas las mujeres pueden usar un dispositivo intrauterino. Son pocos los problemas médicos que impiden usarlo. • Si desea quedar embarazada o dejar de usarlo, puede simplemente pedir que se lo extraigan. Puede comenzar a tratar de quedar embarazada justo después de que se extraiga. Usar un dispositivo intrauterino no afecta su capacidad para quedar embarazada en el futuro. • Con el tiempo, los IUD hormonales pueden reducir el dolor menstrual y la intensidad del sangrado menstrual. • El IUD de cobre es el método anticonceptivo de emergencia más eficaz. Cuando se usa como anticonceptivo de emergencia, se debe colocar en el útero dentro de un plazo de 5 días (120 horas) después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Entonces, se puede quedar dentro del útero y usarlo como un método regular anticonceptivo. Cómo se coloca un dispositivo intrauterino Es necesario que un obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica introduzca y extraiga un IUD. Dicho proveedor examinará su historial médico y realizará un examen pélvico. El IUD se puede colocar en cualquier momento durante el ciclo menstrual siempre que se tenga una certeza razonable de que no está embarazada y no presenta signos de infección. Es posible que se le haga una prueba de embarazo antes Tenga en cuenta que el IUD y el implante no la protegen contra las infecciones de transmisión sexual, incluida la del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Se debe también usar un condón masculino o femenino para obtener protección contra una infección de transmisión sexual si corre el riesgo de contraer este tipo de enfermedad. Una mujer corre el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual si • tiene más de una pareja sexual • tiene una pareja que tiene o ha tenido más de una pareja sexual • ha tenido relaciones sexuales con una persona que padece de una infección de transmisión sexual • tiene un historial de infecciones de transmisión sexual • usa drogas intravenosas (inyectadas en una vena) o tiene una pareja que usa este tipo de drogas Dispositivo intrauterino El IUD es un dispositivo pequeño de plástico, en forma de T, que se introduce y permanece dentro del útero. Hay dos tipos de dispositivos intrauterinos: 1. El dispositivo intrauterino hormonal libera la hormona progestina en el útero. Hay diferentes marcas de IUD hormonales cuya duración varía. La duración aprobada de las diferentes marcas varía de 3–5 años. 2. El IUD de cobre libera cobre en el útero. Este dispositivo no contiene hormonas. Ha sido aprobado para usarse hasta por 10 años. Dispositivo intrauterino Dispositivo intrauterino de colocar el IUD. Si corre el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual, el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica hará una prueba para detectar esta infección antes de colocar, o el día en que se coloque el dispositivo. Después de hacer el examen pélvico, el obstetra– ginecólogo u otro profesional de atención médica introducirá el IUD. El IUD se pasará por la vagina y el cuello uterino hasta llegar al útero. La colocación del IUD puede causar algunas molestias temporales. Puede ser útil tomar un medicamento sin receta para el dolor, como ibuprofeno, antes o después de colocar el dispositivo. El IUD tiene cordones hechos de hilos finos de plástico. El obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica usará los cordones para extraer posteriormente el IUD. Después de colocar el dispositivo, se recortan los cordones de manera que sobresalgan un poco fuera del cuello uterino, dentro de la vagina. Los cordones no le molestarán, pero en raras ocasiones es posible que su pareja sexual los perciba durante las relaciones sexuales. Si esto ocurre y resulta ser problemático, el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica puede acortar los cordones. Si se coloca un IUD hormonal después de 7 días del comienzo de su período menstrual, no debe tener relaciones sexuales o usar un método de respaldo, como un condón, durante los próximos 7 días. Si han transcurrido menos de 7 días desde el comienzo de su período menstrual, no tendrá que usar un método de respaldo. Con el IUD de cobre la protección contra un embarazo comienza de inmediato y no tiene que usar un método de respaldo ni evitar tener relaciones sexuales. Cómo se extrae un dispositivo intrauterino Cuando esté lista para dejar de usar el IUD, el obstetra– ginecólogo u otro profesional de atención médica lo extraerá durante un examen pélvico. Para hacerlo, agarrará los cordones con un instrumento y extraerá el IUD cuidadosamente. La extracción de un IUD generalmente dura menos tiempo que la colocación de este dispositivo. Posibles efectos secundarios Cuando una mujer usa un IUD, es normal que ocurran cambios en el sangrado menstrual. Estos cambios no son perjudiciales. Algunos cambios pueden ser temporales y desaparecer a medida que el cuerpo se acostumbra al IUD. Otros pueden durar durante todo el tiempo que tenga el IUD. Si le preocupan los cambios en el sangrado, hable con el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica. A menudo, puede tomar medicamentos que reducen los cambios en el sangrado que ocurren con los IUD. Con el IUD de cobre, es posible que los períodos sean dolorosos y el sangrado más intenso durante los primeros meses de uso. Puede usar medicamentos de venta sin receta para aliviar el dolor y el sangrado. Los IUD hormonales pueden causar manchas de sangre frecuentes, más días de sangrado y sangrado más intenso durante los primeros meses de uso. Con el tiempo, la cantidad de sangrado menstrual y la duración del período menstrual por lo general se reducen. El dolor menstrual generalmente también disminuye. En algunas mujeres que usan un IUD hormonal, el período menstrual cesa por completo. Algunas mujeres también pueden presentar otros efectos secundarios, como por ejemplo: • Dolores de cabeza • Náuseas • Sensibilidad al tacto en los senos • Cambios en el estado de ánimo Posibles riesgos Rara vez ocurren complicaciones graves con los IUD. Sin embargo, algunas mujeres presentan problemas. Manténgase atenta para detectar síntomas que puedan indicar algún problema con el IUD (consulte el cuadro “Señales de advertencia”). Estos problemas por lo general surgen durante, o inmediatamente después, de la colocación del dispositivo: • En unas cuantas mujeres, el IUD se podría salir del útero. Se podría salir el IUD completo o una parte del mismo. El riesgo es mayor en las adolescentes, las mujeres con sangrado menstrual intenso y las mujeres con un IUD que se ha colocado inmediatamente después del nacimiento de un bebé. Si el dispositivo intrauterino se sale, pierde su eficacia. Sin embargo, se puede colocar un nuevo IUD. • El dispositivo intrauterino podría atravesar la pared del útero mientras se introduce. Aunque generalmente no surgen problemas médicos graves cuando esto ocurre, es necesario extraer el IUD. La probabilidad de que esto ocurra es mínima, es decir, en solo aproximadamente 1 de cada 1,000 colocaciones de IUD. • En muy raras ocasiones puede ocurrir una enfermedad inflamatoria pélvica después de introducir Señales de advertencia Las siguientes señales y síntomas pueden indicar un problema con el IUD. Es necesario que un obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica extraiga el IUD. Llame al obstetra– ginecólogo u otro profesional de atención médica si presenta cualquiera de los siguientes problemas: • Dolor pélvico intenso • Fiebre de origen desconocido • Secreción vaginal poco usual • Sensación de que el IUD se encuentra en el cuello uterino o la vagina • Señales de un embarazo: prueba positiva de embarazo realizada en la casa, no haber tenido un período menstrual, u otros signos de embarazo además de no haber tenido un período, como náuseas o sensibilidad al tacto en los senos un IUD. El hecho de usar un IUD no aumenta por sí solo el riesgo de presentar esta enfermedad. Las mujeres con una infección transmitida sexualmente no diagnosticada en la fecha en que se coloca un IUD, tienen una mayor probabilidad de presentar una enfermedad inflamatoria pélvica que las mujeres sin estas infecciones. Si corre el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual, se le podrían hacer pruebas de detección antes de colocar un IUD. • Rara vez ocurre un embarazo con el uso de un dispositivo intrauterino. Si ocurre un embarazo, y desea continuar con el mismo, el IUD se debe extraer si el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica puede visualizarlo en el cuello uterino o si los cordones están visibles. Si no se extrae el IUD durante el embarazo, aumentan los riesgos de aborto natural e infecciones. • En el caso raro de que ocurra un embarazo con el uso de un IUD, es más probable que se trate de un embarazo ectópico. Este es un problema médico peligroso que requiere atención médica de inmediato. El implante anticonceptivo El implante anticonceptivo consiste en una varilla flexible de plástico, más o menos del tamaño de un fósforo, que se introduce justo debajo de la piel en la parte superior del brazo. El implante libera progestina en el cuerpo. Ha sido aprobado para usarse hasta por 3 años. Cómo actúa La progestina en el implante evita un embarazo principalmente impidiendo que ocurra la ovulación. Además, la progestina en el implante hace que aumente la densidad del moco cervical, lo cual dificulta la entrada de los espermatozoides al útero y por consiguiente la capacidad para llegar a un óvulo. La progestina también reduce el grosor del revestimiento del útero. Beneficios El implante ofrece los siguientes beneficios: • Es fácil de usar. Una vez que se haya colocado, no es necesario hacer nada más para evitar que ocurra un embarazo. También es eficaz durante mucho tiempo. • Nadie puede darse cuenta que está usando un anticonceptivo. No es posible ver el implante debajo de la piel (pero se puede sentir). • Se puede colocar inmediatamente después de un aborto provocado, un aborto natural o del nacimiento de un bebé y mientras esté amamantando. • No interfiere en las relaciones sexuales ni en las actividades diarias. • Casi todas las mujeres pueden usar el implante. Son pocos los problemas médicos que impiden usarlo. • Reduce el dolor durante el período menstrual. • Si desea quedar embarazada o dejar de usarlo, puede simplemente pedir que le extraigan el implante. Puede tratar de quedar embarazada en cuanto se extraiga el implante. Cómo se coloca el implante El implante se puede colocar en cualquier momento durante el ciclo menstrual siempre que se tenga una certeza razonable de que no está embarazada. Un obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica introducirá el implante en el brazo. Para hacerlo, adormecerá una pequeña área en el interior de la parte superior del brazo con un medicamento local para el dolor. El implante se coloca debajo de la piel con un instrumento especial. No hay que hacer una incisión. El procedimiento dura solo unos cuantos minutos. Es posible que ocurra un leve moretón después de que se introduzca el implante. Para reducir la formación de un moretón, coloque una gasa estéril con un vendaje de presión por 24 horas. Si se coloca un implante después de 5 días del comienzo de su período menstrual, no debe tener relaciones sexuales o usar un método de respaldo, como un condón, durante los próximos 7 días. El implante protege contra un embarazo inmediatamente después de que se coloca dentro de un plazo de 5 días del comienzo de su período menstrual. Cómo se extrae un implante Cuando esté lista para dejar de usar el implante, un obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica lo deberá extraer. Para hacerlo, se adormece un área pequeña de la parte superior del brazo con un anestésico local. Luego, se hace una pequeña incisión y el implante se extrae a través de esta pequeña incisión. El procedimiento generalmente dura solo unos cuantos minutos. Posibles efectos secundarios Al igual que el dispositivo intrauterino, el implante hace que ocurran cambios en el sangrado menstrual. El cambio más común es sangrado impredecible. Los períodos menstruales podrían ocurrir con menor frecuencia e incluso cesar por completo. Sin embargo, en algunas mujeres, los períodos son más frecuentes y duran más tiempo. Otros efectos secundarios que pueden ocurrir son los siguientes: • Problemas digestivos • Dolores de cabeza • Dolor en los senos • Aumento de peso • Acné Implante Posibles riesgos Los posibles riesgos del uso del implante son los siguientes: • Problemas al introducir o extraer el implante. Estos problemas son raros. • Aunque ocurre en raras ocasiones, si una mujer queda embarazada mientras usa el implante, hay un riesgo ligeramente mayor de que el embarazo sea ectópico. El implante se debe extraer si ocurre un embarazo. Por último… El IUD y el implante anticonceptivo son los métodos más eficaces de anticonceptivos reversibles. Estos métodos son prácticos, fáciles de usar y duraderos. También los pueden usar las adolescentes, las mujeres que han dado a luz y las mujeres que nunca han dado a luz. Algunos métodos ofrecen beneficios además de prevenir un embarazo, como menos dolor y sangrado menstrual. Si le interesa uno de estos métodos, hable con el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica sobre el método que sea mejor según sus necesidades y su estilo de vida. Anticonceptivos después del embarazo Es posible quedar embarazada muy pronto después de tener un bebé si no usa un método anticonceptivo. El primer año después de haber tenido un bebé se llama período de postparto. Por lo menos el 70% de los embarazos que ocurren durante el período de postparto son imprevistos. Algunas mujeres pueden quedar embarazadas incluso antes de que vuelvan a tener períodos menstruales. Puede evitar un embarazo imprevisto y decidir si desea, o cuándo desea, quedar embarazada otra vez si usa un implante anticonceptivo o IUD inmediatamente después de tener un bebé. Para ayudarla a prepararse para el período de postparto, hable con el obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica antes del parto sobre cuál método anticonceptivo usará después de que nazca el bebé. El implante se puede introducir en la sala de partos o en cualquier momento antes de salir del hospital. Puede usar un implante con seguridad mientras esté amamantando. El IUD se puede introducir en el útero inmediatamente después de un parto vaginal o un parto por cesárea. Aunque también se puede introducir en cualquier momento antes de salir del hospital, es más práctico hacerlo dentro de los primeros 10 minutos del parto. Puede usar un IUD con seguridad mientras esté amamantando. En casi todas las mujeres es posible introducir un IUD con seguridad después de dar a luz, pero en otras no se debe hacer, como aquellas con hemorragia en el período de postparto o signos de una infección. El riesgo de que se salga el IUD es mayor cuando se introduce inmediatamente después del nacimiento de un bebé. Si el dispositivo intrauterino se sale, pierde su eficacia. Debe usar otro método anticonceptivo hasta que acuda al obstetra–ginecólogo u otro profesional de atención médica. Es posible que se le introduzca un nuevo IUD. También debe poder reconocer las señales de un problema con el IUD (consulte el cuadro “Señales de advertencia”). Glosario Aborto natural: Pérdida de un embarazo. Anticonceptivo de emergencia: Métodos que se usan para evitar que ocurra un embarazo después de que una mujer ha tenido relaciones sexuales sin usar anticonceptivos, si ha fallado el método empleado o en caso de violación sexual. Cuello uterino: El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina. Dispositivo intrauterino (IUD, por sus siglas en inglés): Dispositivo pequeño que se introduce y permanece dentro del útero para evitar embarazos. Embarazo ectópico: Embarazo en el que el óvulo fertilizado comienza a desarrollarse en un lugar fuera del útero, por lo general en las trompas de Falopio. Enfermedad inflamatoria pélvica: Infección del útero, las trompas de Falopio y las estructuras pélvicas circundantes. Espermatozoide: Célula que se produce en los testículos del hombre y que puede fertilizar al óvulo de la mujer. Examen pélvico: Examen físico de los órganos reproductores de la mujer. Fertilización: Unión de un óvulo con un espermatozoide. Implante anticonceptivo: Varilla pequeña que la introduce un profesional de atención médica debajo de la piel en la parte superior del brazo. El implante libera una hormona que protege contra un embarazo. Infecciones de transmisión sexual: Infecciones que se propagan por medio del contacto sexual, por ejemplo: clamidia, gonorrea, el virus del papiloma humano (VPH), herpes, sífilis y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Obstetra–ginecólogo: Médico con capacitación, destrezas y educación especiales en la salud de la mujer. Ovulación: Liberación de un óvulo de uno de los ovarios. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor marzo del 2018 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Óvulo: Célula reproductora femenina que se produce en los ovarios y se libera desde allí. Parto por cesárea: Parto de un bebé a través de incisiones quirúrgicas en el abdomen y útero de la madre. Progestina: Forma sintética de la progesterona semejante a la hormona que el cuerpo produce naturalmente. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. Vagina: Estructura tubular rodeada por músculos y ubicada desde el útero hasta la parte externa del cuerpo. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca a ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188