Share:

SP112 Las adolescentes y los anticonceptivos Hay muchos motivos por los cuales las adolescentes no usan anticonceptivos, aun si no quieren tener un bebé. Podrían • creer que no quedarán embarazadas • tener miedo de ir a un profesional de atención médica o una clínica para pedir anticonceptivos • no saber cómo obtener un anticonceptivo o pensar que no tienen suficiente dinero para pagarlo • estar preocupadas de que sus padres se enteren • tener miedo de lo que piensan sus parejas sobre los anticonceptivos Anticonceptivos The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Especialmente Para Adolescentes • SP112 • creer que los anticonceptivos pueden afectar la capacidad para quedar embarazada en el futuro • tener relaciones sexuales sin planear • creer que no quedarán embarazadas la primera vez que tengan relaciones sexuales Muchas adolescentes han tomado la decisión de protegerse para no quedar embarazadas ni contraer infecciones de transmisión sexual. Tú también puedes hacerlo. Tal vez hayas oído sobre algunos “trucos” que puedes usar para no quedar embarazada (ver el cuadro “Lo que no funciona”). No dependas de ellos. Estos métodos no funcionan. T omar la decisión de tener relaciones sexuales puede ser difícil. Debes decidirlo cuando sea el momento adecuado para ti. Si no estás lista para tener relaciones sexuales, dilo. Si crees que estás lista para tener relaciones sexuales, o si ya has tenido esta experiencia aunque solo sea de vez en cuando, debes tomar medidas para no quedar embarazada ni contraer infecciones de transmisión sexual (STIs, por sus siglas en inglés). Miles de adolescentes quedan embarazadas todos los años porque no usan anticonceptivos o no los usan correctamente. Este folleto explica • los tipos de anticonceptivos • cómo elegir el método anticonceptivo adecuado para ti • cuáles métodos anticonceptivos protegen contra las infecciones de transmisión sexual aproximadamente a los 12–14 días del comienzo de la menstruación (el período menstrual). Durante las relaciones sexuales (sexo), el pene del hombre entra en la vagina de la mujer. Cuando un hombre eyacula (“se viene”), el pene secreta semen que contiene millones de espermatozoides. Si esto sucede al tener relaciones sexuales, el semen penetra en la vagina. Los espermatozoides en el semen pueden nadar hacia arriba por el cuello uterino, hacia el útero y las trompas de Falopio. Si un espermatozoide se encuentra con un óvulo en una trompa de Falopio, puede ocurrir lo que se llama fertilización, es decir, la unión de un óvulo con un espermatozoide. El óvulo fertilizado puede entonces desplazarse hacia el útero y adherirse a la membrana que lo cubre. Una vez que el óvulo fertilizado se haya adherido a la membrana que cubre al útero, la mujer queda embarazada incluso si es la primera vez que tiene relaciones sexuales. Tipos de anticonceptivos Al elegir un tipo de anticonceptivo, debes saber cuáles son tus opciones. Algunas preguntas que te debes hacer antes de elegir un método son las siguientes: • ¿En qué medida puede prevenir un embarazo? (ver la Tabla 1) • ¿En qué medida es fácil de usar? • ¿En qué medida es fácil de obtener? • ¿Protege contra las infecciones de transmisión sexual? • ¿Tienes algún problema médico? Algunos tipos de anticonceptivos requieren una receta médica y debes ir donde un profesional de atención médica o una clínica para obtenerlos. No es necesario hacerse un examen pélvico para obtener la mayoría de los anticonceptivos de un profesional de atención médica, excepto para el dispositivo intrauterino (IUD), el diafragma y el capuchón cervical. Si ya has tenido relaciones sexuales, quizás debes hacerte una prueba de embarazo y de detección de infecciones de transmisión sexual antes de que te puedan recetar un anticonceptivo. Si padeces de alguna enfermedad o problema médico, es posible que algunos métodos anticonceptivos no sean recomendables. Debes hablar con tu profesional de atención médica sobre los posibles riesgos y la seguridad de cada método para encontrar la mejor opción para ti. Si estás teniendo relaciones sexuales, también necesitas protegerte contra las infecciones de transmisión sexual. Los condones masculinos de látex o poliuretano ofrecen la mejor protección contra las infecciones de transmisión sexual para ambas parejas. Los condones femeninos también ofrecen algo de protección contra estas infecciones. Puedes usar un condón masculino o femenino con otros tipos de anticonceptivos para protegerte contra las infecciones de transmisión sexual. Las relaciones sexuales y la reproducción Saber cómo ocurre un embarazo te ayudará a entender cómo funcionan los distintos métodos anticonceptivos. La mujer tiene dos ovarios, uno a cada lado del útero. Todos los meses, cada uno de los ovarios libera un óvulo en una trompa de Falopio. Esto se llama ovulación. Por lo general la ovulación ocurre Métodos que no funcionan Los siguientes métodos NO evitan que quedes embarazada: • Lavados vaginales: Echar un chorro de agua o cualquier otro líquido en la vagina después de tener relaciones sexuales no elimina los espermatozoides ni evita que ocurra un embarazo. También puede causar infecciones. • Envoltura plástica en lugar de un condón: Las envolturas o bolsas plásticas pueden romperse y dejar que escapen espermatozoides. • Orinar inmediatamente después de las relaciones sexuales: La orina no pasa por la vagina, por lo tanto, no elimina los espermatozoides. • Tener relaciones sexuales por primera vez: Puedes quedar embarazada con tener tan solo un acto sexual sin protección. • Hacer el acto sexual en una posición especial: No importa qué posición adoptes durante el acto sexual, si el pene penetra o llega cerca de la vagina, puedes quedar embarazada. Trompas de Falopio Ovario Vagina Útero 2 4 1 3 Ovario Todos los meses, durante la ovulación, se libera un óvulo (1) que se traslada a una de las trompas de Falopio. Si una mujer tiene relaciones sexuales alrededor de esa fecha, el óvulo podría encontrarse con un espermatozoide en la trompa de Falopio (2), y los dos podrían unirse. Si se unen (3), el óvulo fertilizado entonces se traslada por la trompa de Falopio hasta llegar al útero (4) donde se adhiere para crecer durante el embarazo. Cómo ocurre un embarazo Tabla 1. Eficacia de los métodos anticonceptivos* Más eficaz Menos eficaz Menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres en 1 año 6–12 embarazos por cada 100 mujeres en 1 año 18 o más embarazos por cada 100 mujeres en 1 año Píldora Tome una píldora a la misma hora todos los días 9% Reversible IUD Hormonal aprobado por hasta 3–5 años de uso; cobre aprobado por hasta 10 años de uso 0.2–0.8% Permanente Esterilización Disponible para hombres y mujeres 0.15–0.5% Inyección Reciba la inyección a tiempo cada 3 meses 6% Parche Cambie el parche cada semana 9% Anillo vaginal Cambie el anillo cada mes 9% Diafragma Úselo cada vez que tenga relaciones sexuales; se tiene que volver a adaptar después del parto 12% Condón masculino Úselo cada vez que tenga relaciones sexuales; protege contra el VIH y otras infecciones de transmisión sexual 18% Condón femenino Úselo cada vez que tenga relaciones sexuales; protege contra el VIH y otras infecciones de transmisión sexual 21% Capuchón cervical Úselo cada vez que tenga relaciones sexuales 17–23% Esponja Úsela cada vez que tenga relaciones sexuales 12–24% Métodos de determinación de la fertilidad Requiere capacitación; use un método de barrera o absténgase de tener relaciones sexuales periódicamente 24% Espermicida Úsela cada vez que tenga relaciones sexuales 28% Implante Aprobado por hasta 3 años de uso 0.05% Reversible Abreviaturas: IUD, dispositivo intrauterino; VIH, virus de inmunodeficiencia humana. *Porcentaje de mujeres que quedan embarazadas dentro del primer año del uso común del método Otros métodos anticonceptivos Método de amenorrea de la lactancia: Este es un método anticonceptivo temporal que las mujeres que amamantan exclusivamente pueden usar en los primeros 6 meses después del nacimiento. Anticonceptivo de emer gencia: Píldoras anticonceptivas de emergencia o introducción de un IUD de cobre dentro de un plazo de 5 días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección para reducir el riesgo de que ocurra un embarazo. Retiro (coito interrumpido): El hombre retira el pene de la vagina antes de eyacular; 22 de cada 100 mujeres que usan este método quedarán embarazadas en el primer año. Adaptado del U.S. Department of Health and Human Services/Centers for Disease Control and Prevention; World Health Organization (WHO) Department of Reproductive Health and Research, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health/Center for Communication Programs (CCP). Knowledge for health project. Family planning: a global handbook for providers (2011 update). Baltimore, MD; Geneva, Switzerland: CCP and WHO; 2011; and Trussell J. Contraceptive failure in the United States. Contraception 2011;83:397–404. Métodos hormonales Los métodos anticonceptivos hormonales contienen hormonas para evitar que ocurra un embarazo. El cuerpo produce hormonas para regular sus funciones. Las hormonas de los anticonceptivos evitan que el cuerpo de la mujer libere un óvulo todos los meses. Cuando el cuerpo no libera un óvulo, no puedes quedar embarazada. Algunos métodos también aumentan el grosor del moco que se encuentra frente al cuello uterino; lo cual ayuda a evitar que un espermatozoide llegue al útero. También reducen el grosor del revestimiento del útero. Hay muchos tipos de métodos hormonales. Estos métodos son seguros para la mayoría de las jóvenes y funcionan bien cuando se usan de la forma indicada. Para empezar a usar un método hormonal, debes ir donde un profesional de atención médica. Los métodos hormonales anticonceptivos no protegen contra las infecciones de transmisión sexual. Debes usar un condón masculino o femenino además de estos métodos para protegerte contra estas infecciones. Píldoras anticonceptivas. Estas píldoras (que a menudo se les llama la “píldora”), son el método hormonal más popular. Es necesario tomar la píldora a la misma hora todos los días. Si no te tomas una píldora, necesitas saber lo que debes hacer. Lee las instrucciones que vienen en el paquete de las píldoras. También es buena idea llamar a tu profesional de atención médica. Hay muchos tipos de píldoras anticonceptivas. Tu profesional de atención médica puede ayudarte a elegir la píldora que sea adecuada para ti. Parche cutáneo. Este es un parche adhesivo pequeño (1.75 pulgadas cuadradas) que se coloca en la piel. Hay que usar un parche nuevo una semana a la vez durante 3 semanas consecutivas. En la cuarta semana no se usa un parche y tendrás el período menstrual. El parche puede colocarse en los glúteos (las nalgas), el pecho (excepto en los senos), la parte superior de la espalda o el brazo, o en el abdomen. El parche puede usarse cuando se hacen actividades, como al bañarse, ejercitarse y nadar. Anillo vaginal. Este es un anillo de plástico flexible que te colocas en la parte superior de la vagina. El anillo permanece dentro de la vagina durante 21 días y se extrae durante 7 días. Durante esos 7 días, tendrás el período menstrual. Entonces tienes que introducirte un nuevo anillo. Inyección anticonceptiva. Esta inyección (acetato de medroxiprogesterona de depósito [DMPA, por sus siglas en inglés]) se administra en la parte superior del brazo o en los glúteos (las nalgas) cada 3 meses. La inyección anticonceptiva puede ser una buena opción si tienes dificultad para recordar tomarte una píldora todos los días. Implante. Este consiste en una varilla plástica pequeña, más o menos del tamaño de un fósforo, que el profesional de atención médica introduce debajo de la piel en el área superior del brazo. Al hacerlo, se liberan hormonas. El implante no permite que ocurra un embarazo durante 3 años. Puede ser una buena opción si tienes dificultad para recordar tomarte una píldora todos los días. Dispositivo intrauterino El dispositivo intrauterino es un dispositivo pequeño de plástico, en forma de T, que se introduce y permanece dentro del útero. El dispositivo intrauterino lo debe introducir y extraer un profesional de atención médica. Hay dos tipos de dispositivos intrauterinos hormonales disponibles en los Estados Unidos. También hay un dispositivo intrauterino de cobre. El dispositivo intrauterino hormonal ha sido aprobado para usarse durante un máximo de 3–5 años, según la marca que reciba. El dispositivo de cobre ha sido aprobado para usarse durante un máximo de 10 años. Estos dispositivos no protegen contra las infecciones de transmisión sexual. Debes usar un condón masculino o femenino además del dispositivo intrauterino para protegerte contra las infecciones de transmisión sexual. Una vez que se haya introducido el Parche IUD, no hay que hacer Útero Vagina Anillo vaginal Inyección Implante Dispositivo intrauterino Útero Vagina Píldoras anticonceptivas comienzo lun mar mie june vie sab dom nada más para evitar que ocurra un embarazo. No te tienes que tomar una píldora ni recordar usar el aniño o parche. El dispositivo intrauterino tiene un cordón que puede verificarse para garantizar que esté colocado correctamente. Métodos de barrera Los métodos de barrera no permiten que los espermatozoides lleguen al óvulo. Estos métodos consisten en espermicidas, condones, diafragmas, capuchones cervicales y esponjas. Tienes que usar los métodos de barrera cada vez que tengas relaciones sexuales. Los condones, las esponjas y los espermicidas se pueden comprar en cualquier farmacia. El diafragma o capuchón cervical tiene que ajustarse al cuerpo y requiere receta médica. Espermicidas. Estas son sustancias químicas que se colocan en la vagina para inactivar los espermatozoides. Hay muchos tipos de espermicidas: espumas, geles, cremas, películas (hojas finas) o supositorios (medicamento sólido que se derrite después de que se introduce en la vagina). Sigue las instrucciones cuidadosamente. Con muchos espermicidas, tienes que esperar de 10–15 minutos después de introducirlos para que comiencen a surtir efecto. La eficacia de los espermicidas dura solo 1 hora después de que se introducen en la vagina. Si transcurre más de una hora, debes volver a introducir el espermicida. Es necesario volver a introducir el espermicida con cada acto sexual. El espermicida debe permanecer en la vagina hasta que transcurran entre 6–8 horas del último acto sexual. Cuando se usan solos, los espermicidas no protegen contra las infecciones de transmisión sexual, incluida la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). El uso frecuente de espermicidas puede aumentar el riesgo de contraer VIH de una pareja infectada. Los espermicidas se deben usar solo si tu riesgo de contraer la infección del VIH es baja (ver el cuadro “Advertencia sobre el uso de espermicidas”). Condones. Los condones vienen en versiones masculinas y femeninas. El condón masculino cubre el pene y recoge los espermatozoides después de que el hombre eyacula (ver el cuadro “Cómo usar un condón”). Los condones masculinos son fáciles de usar y pueden comprarse sin receta médica en muchos lugares, como en farmacias. Los condones de látex o poliuretano son los mejores para reducir el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual. También pueden usarse solos o con otros métodos anticonceptivos para protegerse contra estas infecciones. Por ejemplo, puedes usar un IUD o el implante, ambos son muy eficaces para prevenir un embarazo, junto con un condón para protegerte contra las infecciones de transmisión sexual. El condón femenino es un saco delgado de plástico que cubre la vagina. Puede introducirse hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales. También puede comprarse en cualquier farmacia. El condón femenino es más adecuado en las mujeres cuyas parejas no quieren usar condones masculinos. Este tipo de condón ofrece algo de protección contras las infecciones de transmisión sexual. Los condones son más eficaces para prevenir un embarazo cuando se usan junto con un espermicida. Los espermicidas se deben usar solo si tu riesgo de contraer la infección del VIH es baja (ver el cuadro “Advertencia sobre el uso de espermicidas”). Diafragma. Este es un dispositivo pequeño en forma de cúpula hecho de látex o silicona que se ajusta dentro de la vagina y cubre el cuello uterino. Los diafragmas solo están disponibles con receta médica. Con un tipo de diafragma, el profesional de atención médica debe hacer un examen pélvico para determinar el tamaño adecuado para ti. Otro tipo de diafragma viene en un solo tamaño. El diafragma siempre se usa con un espermicida. Los métodos anticonceptivos que necesitan de un esper-micida para que den resultado se deben usar Espermicida Advertencia sobre el uso de espermicidas El nonoxinol-9 (N-9) es una sustancia química que se encuentra en todos los espermicidas de venta en los Estados Unidos. El uso frecuente de N-9 puede causar cambios en la vagina y el recto, lo cual aumenta el riesgo de contraer el VIH de una pareja infectada. Debes usar un espermicida solo como un método anticonceptivo––ya sea solo o con otro método de barrera––si tu riesgo de contraer la infección por el VIH es bajo. El riesgo de contraer la infección de VIH es alto si ocurre cualquiera de las siguientes situaciones: • Has tenido más de una pareja sexual desde tu última prueba de VIH o tienes una pareja sexual que ha tenido más de una pareja desde la última prueba de VIH de esa persona • Te han diagnosticado con una infección de transmisión sexual en el último año • Tienes un historial de prostitución o de uso de drogas inyectadas • Has tenido una pareja anteriormente o tienes en este momento una pareja que es VIH positiva o se inyecta drogas • Recibiste una transfusión de sangre entre el 1978 y 1985 • Tienes un historial de cáncer cervical invasivo • Vives en un área donde la tasa de infección del VIH es alta • Estás ingresando en un centro de detención solo si tu riesgo de contraer la infección del VIH es baja (ver el cuadro “Advertencia sobre el uso de espermicidas”). El diafragma no protege contra las infecciones de transmisión sexual. Debes usar un condón masculino o femenino además del dispositivo intrauterino para protegerte contra las infecciones de transmisión sexual. El diafragma tiene que permanecer introducido por lo menos 6 horas después del acto sexual, pero no durante más de 24 horas en total. Si tienes relaciones sexuales otra vez dentro de este período, debes aplicar más espermicida y esperar otras 6 horas antes de extraer el diafragma. Capuchón cervical. Este es un dispositivo pequeño y delgado, hecho de látex o plástico en forma cónica (de dedal). Se ajusta estrechamente sobre el cuello uterino. Al igual que el diafragma, está disponible con receta médica solamente y un profesional de atención médica necesita hacer un examen pélvico para determinar el tamaño adecuado para ti. El capuchón cervical se tiene que usar junto con un espermicida. Después de tener relaciones sexuales, el capuchón debe permanecer introducido durante 6 horas pero no más de 48 horas en total. No tendrás que aplicar más espermicida si tienes relaciones sexuales otra vez dentro de este período. Capuchón cervical Útero Vagina Cómo usar un condón Usar correctamente un condón puede evitar que ocurra un embarazo y protegerte a ti y a tu pareja de contraer infecciones de transmisión sexual. El condón debe colocarse antes de tener relaciones sexuales, no durante el acto. Además, usar un lubricante con el condón puede reducir la probabilidad de que este se rompa o desgarre. Usa el tipo correcto. No uses lociones, jalea de petróleo ni aceite de bebé con los condones de látex. Estos pueden debilitar el látex y hacer que se rompa el condón. Para usar el condón masculino, coloca el condón enrollado sobre la punta del pene erecto. Sujeta la punta del condón de manera que quede un pequeño espacio en la punta. Con la otra mano, desenrolla el condón sobre el pene. Inmediatamente después de la eyaculación, sujeta el condón en la base del pene mientras el pene se extrae de la vagina. Tira a la basura el condón. No lo vuelvas a usar. Para usar un condón femenino, aprieta el anillo interior entre los dedos e introdúcelo en la vagina (como un tampón). Empuja el anillo interior dentro de la vagina tanto como puedas. Deja que el anillo exterior sobresalga más o menos una pulgada del cuerpo. Guía el pene a través del anillo exterior. Inmediatamente después de la eyaculación, aprieta y tuerce el anillo exterior y extrae suavemente el saco. Al igual que el condón masculino, debe tirarse a la basura y no volverse a usar nunca más. No uses un condón masculino y femenino a la misma vez. Esto hace que ambos condones tengan más probabilidades de romperse. Condón masculino Condón femenino Diafragma Útero Vagina Los métodos anticonceptivos que necesitan de un espermicida para que den resultado se deben usar solo si tu riesgo de contraer la infección del VIH es baja (ver el cuadro “Advertencia sobre el uso de espermicidas”). El capuchón cervical no protege contra las infecciones de transmisión sexual. Debes usar un condón masculino o femenino además del capuchón cervical para protegerte contra las infecciones de transmisión sexual. Esponja. La esponja se puede comprar sin receta en farmacias y otras tiendas. Esta consiste en un dispositivo redondo hecho de un material blando de espuma que está cubierto con espermicida. Se introduce en la vagina para cubrir el cuello uterino. La esponja es eficaz por un máximo de 24 horas. Puede usarse en más de un acto sexual durante este tiempo. Debe permanecer introducida durante por lo menos 6 horas después del último acto sexual. La esponja se tiene que extraer dentro de un período de 30 horas de la hora en que se introdujo. Los métodos anticonceptivos que tienen espermicidas se deben usar solo si tu riesgo de contraer la infección del VIH es baja (ver el cuadro “Advertencia sobre el uso de espermicidas”). Anticonceptivos en una emergencia Si tienes relaciones sexuales sin usar un método anticonceptivo, si dicho método no funcionó (por ejemplo, el condón se rompió durante el acto sexual), o si fuiste violada, puedes usar un anticonceptivo de emergencia para evitar que ocurra un embarazo. Esto solo debe utilizarse en una emergencia, no para controlar regularmente la natalidad. El anticonceptivo de emergencia puede evitar algunos, pero no todos los embarazos. Es más eficaz cuando se usa lo más pronto posible después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Hay dos tipos principales de anticonceptivos de emergencia: 1) el dispositivo uterino de cobre y 2) las píldoras. El IUD debe introducirse o las píldoras deben de tomarse dentro de los primeros cinco días del acto sexual sin protección. Algunas píldoras que se usan como anticonceptivos de emergencia están disponibles en farmacias para cualquier persona sin importar la edad y sin receta médica. Dispositivo intrauterino de cobre. El dispositivo intrauterino de cobre es el método anticonceptivo de emergencia más eficaz. Es necesario que un profesional de atención médica introduzca el dispositivo intrauterino de cobre. Puedes llamar a tu médico o acudir a una clínica de planificación familiar para que se introduzca el IUD. Podrás entonces confiar en este dispositivo como anticonceptivo a largo plazo (hasta por 10 años). El dispositivo intrauterino se puede extraer en cualquier momento si deseas quedar embarazada. Píldoras anticonceptivas de emergencia. Hay tres tipos de píldoras anticonceptivas de emergencia: 1) el ulipristal (ella), 2) las píldoras con solo progestina (Plan B One-Step, Next Choice One Dose, My Way, Take Action y Aftera), y 3) las píldoras anticonceptivas combinadas que se usan en ciertas cantidades. Ella es la píldora anticonceptiva de emergencia más eficaz. Necesitas una receta médica para obtenerla. Puedes pedirle a tu profesional de atención médica que te dé una receta por adelantado. De esta manera la tendrás cuando la necesites. Todas las píldoras con solo progestina están disponibles sin receta médica en las farmacias y otras tiendas sin importar la edad de la persona. La píldora con solo progestina generalmente se puede encontrar en la sección de planificación familiar. No todas las tiendas la tienen por lo que es mejor llamar para ver si está disponible. Las píldoras anticonceptivas combinadas son los anticonceptivos de emergencia menos eficaces. El número de píldoras que se necesita como anticonceptivo de emergencia varía según la marca de la píldora. Un ginecólogo u otro profesional de atención médica o farmacéutico puede decirte cuántas píldoras debes tomar según el tipo de píldora anticonceptiva que tengas. Esta información también está disponible en la página de Internet www.not-2-late.com. Si necesitas más información sobre los anticonceptivos de emergencia o encontrar un profesional de atención médica, visita www.not-2-late.com o llama a la línea directa de ayuda para anticonceptivos de emergencia al 1-888-NOT-2-LATE. Algunos profesionales de atención médica dan por adelantado una receta médica para los anticonceptivos de emergencia. De esta manera los tendrás a la mano cuando los necesites. Tus padres y tu privacidad En la mayoría de los estados, las menores de edad (jóvenes menores de 18 años) tienen derecho a tomar decisiones sobre el control de la natalidad sin el permiso de los padres. Pregúntale a tu profesional de atención médica si la visita se mantendrá confidencial. Ten en cuenta que si usas el seguro médico de tus padres para pagar anticonceptivos o pagar una consulta médica especial con un profesional de atención médica, dicho cargo podría aparecer en la factura que tus padres reciben. Tal vez puedas hablar sobre el control de la natalidad con tu profesional de atención médica durante una consulta no relacionada, por ejemplo, en un examen físico. Muchas veces, la mejor manera de garantizar la privacidad del adolescente y pagar precios más razonables por anticonceptivos es acudiendo a una clínica de Esponja Útero Vagina Glosario Anticonceptivo de emergencia: Métodos que se usan para evitar que ocurra un embarazo después de que una mujer ha tenido relaciones sexuales sin usar anticonceptivos, si ha fallado el método empleado o en caso de violación sexual. Los métodos anticonceptivos de emergencia consisten en las píldoras con solo progestina, el ulipristal, las píldoras anticonceptivas que se toman en cantidades específicas o el dispositivo intrauterino de cobre. Las píldoras se tienen que tomar o el dispositivo intrauterino se debe introducir dentro de un plazo de cinco días después del acto sexual sin protección para reducir el riesgo de embarazo. Cuello uterino: El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina. Espermatozoide: Célula que se produce en los testículos del hombre y que puede fertilizar al óvulo de la mujer. Examen pélvico: Examen físico de los órganos reproductores de la mujer. Hormonas: Sustancias que se elaboran en el cuerpo y regulan las funciones de las células o los órganos. Infecciones de transmisión sexual (STIs, por sus siglas en inglés): Infecciones que se propagan por medio del contacto sexual, por ejemplo: clamidia, gonorrea, el virus del papiloma humano (VPH), herpes, sífilis y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Menstruación: Secreción mensual de sangre y tejido proveniente del útero que ocurre en la ausencia de un embarazo. Ovarios: Par de órganos del sistema reproductor de la mujer que contienen los óvulos que se liberan en la ovulación y que producen hormonas. Pene: Órgano sexual externo masculino. Semen: Líquido que producen las glándulas sexuales del hombre que contienen los espermatozoides. Trompa de Falopio: Uno de dos conductos a través del cual se desplaza un óvulo desde el ovario hasta el útero. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. Vagina: Estructura tubular rodeada por músculos y ubicada desde el útero hasta la parte externa del cuerpo. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca a ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). planificación familiar. Algunas clínicas podrían ofrecer anticonceptivos gratis. Habla con tu pareja Antes de tener relaciones sexuales, habla con tu pareja sobre el uso de condones. Esta es la mejor manera de evitar infecciones de transmisión sexual. No seas tímida, por el contrario, sé directa. Habla con franqueza sobre tus sentimientos y tus necesidades. Puedes hablar sobre esto de muchas maneras. Algunos ejemplos son los siguientes: • “¿Sabes qué? Las relaciones sexuales son mejores para mí cuando sé que los dos estamos protegidos. Usemos un condón”. • “Me gustaría mucho tener relaciones sexuales contigo siempre y cuando usemos condones. Los condones nos protegen a los dos”. Asegúrate de sentirte segura con tu pareja. Nadie debe obligarte a tener relaciones sexuales. Si tienes temor de tu pareja o has sido víctima de maltrato físico, emocional o abuso sexual, díselo a un adulto de confianza. Por último... Como adolescente, enfrentas muchas decisiones. Para ayudarte a elegir lo mejor para ti, habla con alguien de confianza, como tus padres, tu profesional de atención médica o un consejero en la escuela. Si decides tener relaciones sexuales, usa anticonceptivos y protégete para evitar un embarazo y contraer infecciones de transmisión sexual. No importa el método anticonceptivo que elijas, asegúrate de saber cómo funciona y cómo usarlo correctamente. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor abril del 2018 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188