Share:

SP185 Cómo funcionan los métodos hormonales combinados Los métodos anticonceptivos hormonales combinados liberan estrógeno y progestina por todo el cuerpo. Estas hormonas impiden que ocurra un embarazo principalmente deteniendo la ovulación (la liberación de un óvulo de uno de los ovarios). También producen otros cambios en el cuerpo que ayudan a prevenir los embarazos. Aumentan el grosor de la mucosidad en el cuello uterino y al hacerlo dificulta la entrada de los espermatozoides en Los métodos anticonceptivos hormonales combinados Píldora, parche y anillo The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Anticonceptivos • SP185 el útero. El revestimiento del útero se adelgaza y por ello es menos probable que un óvulo fertilizado se adhiera a este. Eficacia Los métodos hormonales combinados son menos eficaces para evitar un embarazo que el dispositivo intrauterino y el implante, pero más eficaces que los métodos de barrera como los condones, el diafragma, el capuchón cervical y la esponja. Con el uso común L as píldoras anticonceptivas, el parche anticonceptivo y el anillo vaginal anticonceptivo son métodos anticonceptivos hormonales combinados. Contienen dos hormonas: estrógeno y progestina. En la mayoría de las mujeres, estos métodos anticonceptivos son seguros y eficaces. Este folleto explica • cómo funcionan los métodos anticonceptivos hormonales combinados • la eficacia • los beneficios y riesgos • cómo comenzar a usar cada método • los posibles efectos secundarios de cada método mujeres con ciertos problemas médicos, como presión arterial alta sin controlar; un historial de derrames cerebrales, ataque cardíaco o coágulos de sangre (que se llama trombosis venosa profunda [o DVT, por sus siglas en inglés]); varios factores de riesgo para una enfermedad cardiovascular; o un historial de migrañas con aura. Si presenta uno de estos problemas médicos, el uso de un método hormonal combinado como anticonceptivo puede aumentar su riesgo de de los mismos—esto quiere decir que probablemente el método no siempre se usa de manera constante o correcta—9 de cada 100 mujeres (9%) quedarán embarazadas durante el primer año de usar estos métodos. Con el uso perfecto de los mismos—es decir cuando se usan constante y correctamente cada vez—menos de 1 de cada 100 mujeres quedará embarazada en el primer año. Estos métodos no la protegen contra las infecciones de transmisión sexual (STIs, por sus siglas en inglés), incluida la del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Si usa uno de estos métodos y corre el riesgo de contraer un STI, también debe usar un condón masculino o femenino para protegerse contra estas enfermedades. Es posible que ciertos medicamentos reduzcan la eficacia de los métodos hormonales combinados. Entre estos están la rifampina, un medicamento que se usa para tratar ciertas infecciones; algunos medicamentos que se usan para tratar las convulsiones y algunos medicamentos para tratar el VIH. Si necesita tomar estos medicamentos regularmente, es posible que necesite elegir otro método anticonceptivo. Beneficios y riesgos Todos los métodos hormonales combinados conllevan beneficios y riesgos semejantes (consulte el cuadro). Estos métodos no se recomiendan en las Beneficios y riesgos de los métodos anticonceptivos hormonales combinados Beneficios Los métodos hormonales combinados ofrecen varios beneficios además de protegerla contra un embarazo: • Pueden hacer que los períodos menstruales sean más regulares, menos intensos y más breves. • Ayudan a aliviar los cólicos menstruales. • Reducen el riesgo de padecer de cáncer del útero, ovárico y del colon. • Pueden mejorar el acné y reducir el crecimiento indeseado de vello. • Las píldoras combinadas se pueden usar para tratar ciertos trastornos que causan sangrado intenso y dolor menstrual, como los fibromas y la endometriosis. • Cuando se usan continuamente, pueden reducir la frecuencia de las migrañas asociadas con la menstruación (aunque no se deben usar si tiene migrañas con aura). También se pueden usar para tratar el sangrado intenso y dolor suspendiendo los períodos menstruales. Riesgos Los métodos anticonceptivos hormonales combinados son seguros para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, están asociados con un riesgo levemente mayor de trombosis venosa profunda, un ataque cardíaco y un derrame cerebral. Este riesgo es mayor en algunas mujeres, como las mujeres mayores de 35 años que fuman más de 15 cigarrillos al día o las mujeres con múltiples factores de riesgo de tener una enfermedad cardiovascular, como colesterol elevado, presión arterial alta y diabetes. Debido a que el riesgo de trombosis venosa profunda es más alto en las semanas después del nacimiento, tendrá que esperar unas semanas antes de comenzar un método hormonal combinado después de tener un bebé. No debe usar métodos hormonales combinados durante las primeras 3 semanas después del parto. Si está amamantando, el estrógeno puede afectar el suministro de leche. Se recomienda que espere hasta la quinta semana después del parto para comenzar a usar estos métodos, cuando el proceso de amamantar se encuentre bien establecido. Ya sea que esté amamantando o alimentando al bebé con fórmula infantil, si tiene otros factores de riesgo para la trombosis venosa profunda, debe esperar para usar los métodos hormonales combinados hasta que transcurran de 4–6 semanas después del parto. El riesgo de trombosis venosa profunda puede ser ligeramente mayor en las mujeres que toman píldoras que contienen una progestina que se llama drospirenona que en las mujeres que toman píldoras combinadas que contienen otros tipos de progestina. Algunos estudios indican que el riesgo de presentar trombosis venosa profunda en las mujeres que usan el parche es ligeramente mayor que en aquellas que usan las píldoras combinadas. Sin embargo, el riesgo de trombosis venosa profunda es mayor durante el embarazo y en las semanas después del nacimiento que cuando se toman píldoras que contienen drospirenona o se usa el parche. Recuerde que los métodos hormonales combinados son seguros para la mayoría de las mujeres. Solo asegúrese de hablar sobre sus riesgos individuales con su proveedor de atención médica antes de elegir uno de estos métodos. sufrir complicaciones graves. En algunos de estos problemas médicos, puede ser mejor usar métodos anticonceptivos con solo progestina. En otras situaciones, los anticonceptivos que no contienen hormonas pueden ser una opción más segura. Cómo comenzar a usar un método hormonal combinado Puede comenzar a usar un método anticonceptivo hormonal combinado en cualquier momento durante su ciclo menstrual siempre y cuando usted y su proveedor de atención médica se sientan razonablemente seguros de que usted no está embarazada y de que seguirá las siguientes indicaciones: • Si han transcurrido más de 5 días desde que comenzó su período menstrual cuando comienza a usar un método hormonal combinado, debe evitar tener relaciones sexuales o usar un método anticonceptivo adicional en el transcurso de los próximos 7 días. Si han transcurrido menos de 5 días desde el comienzo del período, no tiene que dejar de tener relaciones sexuales ni usar un método anticonceptivo adicional. • Si está cambiando de un método anticonceptivo a otro, simplemente suspenda el uso del método al mismo tiempo que comience a usar el método hormonal combinado. Si han transcurrido más de 5 días desde que comenzó su período menstrual, use un método anticonceptivo adicional o evite tener relaciones sexuales en el transcurso de los próximos 7 días. Si tiene un dispositivo intrauterino puede 1) esperar hasta que haya estado tomando la píldora por 7 días antes de que se extraiga el dispositivo, 2) extraer el dispositivo a la misma vez que comienza a tomar las píldoras y usar otro método anticonceptivo o evitar tener relaciones sexuales en el transcurso de los próximos 7 días o 3) usar un anticonceptivo de emergencia cuando se extraiga el dispositivo intrauterino. Las píldoras anticonceptivas hormonales combinadas La mayoría de las mujeres que toman píldoras anticonceptivas usan una píldora hormonal combinada. Aunque hay una píldora anticonceptiva que contiene solo progestina, esta actúa de manera diferente que las píldoras hormonales combinadas. En Estados Unidos, las píldoras hormonales combinadas las tiene que recetar un proveedor de atención médica. Hay muchas marcas distintas de píldoras hormonales combinadas. Estas difieren entre sí en las dosis y las formas de estrógeno y progestina que contienen. Si una marca de píldora produce efectos secundarios, se puede probar otra marca. Tenga en cuenta que mientras use un método hormonal combinado, sus períodos menstruales serán diferentes. Los métodos hormonales combinados no hacen que el revestimiento del útero se vuelva más grueso. El sangrado que ocurre durante el período menstrual generalmente es menos intenso y dura menos tiempo. Las píldoras de dosis continua son píldoras hormonales combinadas que se toman por un período extendido. Estas píldoras reducen el número de períodos menstruales que tiene una mujer o los períodos cesan por completo. Cómo se usan La manera en que se toma la píldora depende del tipo de píldora que esté usando: • Píldoras de 21 días––Tome una píldora a la misma hora todos los días por 21 días. Espere 7 días antes de comenzar a usar un nuevo paquete de píldoras. Durante la semana en que no tome la píldora, tendrá el período menstrual. • Píldoras de 28 días––Tome una píldora a la misma hora todos los días por 28 días. Dependiendo de la marca, las primeras 21 píldoras o las primeras 24 píldoras contienen estrógeno y progestina. Las píldoras restantes pueden ser píldoras que solo contienen estrógeno; píldoras que contienen un suplemento alimenticio, como hierro, pero sin hormonas; o píldoras inactivas (sin hormonas ni suplementos). Durante los días que toma las píldoras sin hormonas, tendrá el período menstrual. • Píldoras de 90 días––Tome una píldora a la misma hora todos los días por 84 días. Según la marca que use, las últimas siete píldoras pueden contener estrógeno solamente o ninguna hormona. Con ambas marcas, tendrá el período menstrual en los últimos 7 días cada 3 meses. • Píldoras de 365 días––Tome una píldora a la misma hora todos los días durante 1 año. Con el tiempo, la intensidad del sangrado puede disminuir o puede incluso cesar. Información importante Para que las píldoras sean más eficaces, es necesario tomarlas correctamente. Debe tomarse una píldora cada 24 horas. Puede ser útil asociar el tomarse la píldora con algo que hace todos los días, como cepillarse los dientes. Hay aplicaciones disponibles en los teléfonos inteligentes con alarmas que le recuerdan tomarse las píldoras. No omita píldoras por ningún motivo, aun si sangra entre períodos menstruales o se siente enferma. Lea detenidamente las instrucciones que acompañan a las píldoras para que sepa lo que debe hacer si no toma la píldora en el momento que debió hacerlo comienzo lun mar mie juev vie sab dom Píldoras anticonceptivas o si han transcurrido más de 24 horas desde que se tomó una píldora. Las instrucciones varían con cada tipo de píldora y con la cantidad de píldoras omitidas. También es buena idea llamar a su proveedor de atención médica. Con algunos tipos de píldoras, y según la cantidad de píldoras que no se haya tomado, es posible que necesite usar un método anticonceptivo de respaldo o considerar la posibilidad de usar un anticonceptivo de emergencia. Las píldoras podrían no ser eficaces si tiene vómitos o diarrea. Siga las instrucciones que se incluyen con las píldoras. Es posible que, según la cantidad de tiempo que ha tenido diarrea o vómitos y del tipo de píldoras que tome, tenga que usar un método anticoncep- tivo de respaldo o considerar un anticonceptivo de emergencia. Posibles efectos secundarios La mayoría de los efectos secundarios son leves y a menudo desaparecen al cabo de unos meses de uso. Algunos posibles efectos secundarios son los siguientes: • Dolor de cabeza • Náusea • Sensibilidad en los senos al tacto • Sangrado intermenstrual El sangrado intermenstrual generalmente es un efecto secundario temporal que ocurre mientras el cuerpo se adapta al cambio en los niveles hormonales. Este sangrado puede durar varios meses con el uso de las píldoras de dosis continua. A algunas mujeres les preocupa aumentar de peso mientras toman las píldoras anticonceptivas hormonales combinadas. Los investigadores no han encontrado ninguna asociación científica entre el uso de estas píldoras y el aumento de peso. Anillo vaginal El anillo vaginal consiste en un anillo de plástico flexible que se coloca en la parte superior de la vagina. Este anillo libera estrógeno y progestina que se absorbe en los tejidos vaginales y penetra en el cuerpo. El anillo vaginal lo tiene que recetar un proveedor de atención médica aunque usted misma lo coloca. Cómo se usan Para introducirlo en la vagina el anillo se debe doblar. Permanece entonces ahí por 21 días. Después, deberá extraerlo y esperar 7 días antes de introducir un nuevo anillo. En la semana que no se usa el anillo, tendrá el período menstrual. Para usar el anillo como un método anticonceptivo de dosis continua, introduzca un nuevo anillo cada 21 días sin que transcurra una semana sin el anillo vaginal entre cada uso. Con el tiempo, la intensidad del sangrado puede disminuir e incluso cesar. Si olvida colocarse el anillo vaginal a tiempo o si este se sale, siga las instrucciones que acompañan al anillo. Posibles efectos secundarios La mayoría de los efectos secundarios son leves y a menudo desaparecen al cabo de unos meses de uso. Algunos posibles efectos secundarios son los siguientes: • Dolor de cabeza • Náusea • Sensibilidad en los senos al tacto • Secreciones vaginales • Irritación vaginal • Sangrado intermenstrual Parche cutáneo El parche anticonceptivo para la piel consiste en un parche adhesivo pequeño (1.75 pulgadas cua- dradas) que se coloca en la piel para evitar que ocurra un embarazo. El parche libera estrógeno y progestina que se absorben a través de la piel hasta penetrar en el cuerpo. Aunque el parche lo tiene que recetar un proveedor de atención médica, no necesita acudir a dicho proveedor para aplicárselo ni extraerlo. El parche es menos eficaz en las mujeres que pesan más de 198 libras. Anillo vaginal Útero Vagina Parche Cómo se usa El parche se puede usar en los glúteos (las nalgas), el pecho (excepto en los senos), la parte superior de la espalda o el brazo, o en el abdomen. Se usa una vez a la semana por un total de 3 semanas consecutivas. En la cuarta semana, no se usa un parche, y tendrá el período menstrual. Después de la cuarta semana, se coloca un parche nuevo y el ciclo se repite. El parche se debe aplicar el mismo día de la semana incluso si todavía está sangrando. Para usar el parche como un método anticonceptivo de dosis continua, aplique un nuevo parche cada semana en el mismo día sin omitir ninguna semana. Con el tiempo, la intensidad del período menstrual disminuirá o incluso cesará. El parche se ha diseñado para usarlo 1 semana a la vez. No debe despegarse durante las actividades regulares, como al bañarse, hacer ejercicio o al nadar. Si olvida colocarse un parche o si este se despega, siga las instrucciones que acompañan al parche. Posibles efectos secundarios La mayoría de los efectos secundarios son leves y a menudo desaparecen al cabo de unos meses de uso. Algunos posibles efectos secundarios son los siguientes: • Irritación en la piel • Sensibilidad en los senos al tacto • Dolor de cabeza • Sangrado intermenstrual Por último… En la mayoría de las mujeres, los métodos anticonceptivos hormonales combinados son formas seguras y eficaces para evitar que ocurra un embarazo. Estos métodos son fáciles de usar, prácticos y reversibles. Hable con su proveedor de atención médica si le interesa usar alguno de estos métodos. Glosario Anticonceptivo de emergencia: Métodos que se usan para evitar que ocurra un embarazo después de que una mujer haya tenido relaciones sexuales sin usar anticonceptivos, si ha fallado el método empleado o en caso de violación sexual. Aura: Sensación, como destellos de luces, un olor particular, mareos o ver manchas que se perciben inmediatamente antes de que ocurran ciertos trastornos, como ataques de migraña o convulsiones epilépticas. Cuello uterino: El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina. Diabetes: Enfermedad en la que los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. Endometriosis: Problema médico donde el tejido que cubre el útero se encuentra fuera del mismo, por lo general en los ovarios, las trompas de Falopio y otras estructuras pélvicas. Enfermedad cardiovascular: Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos. Estrógeno: Hormona femenina que se produce en los ovarios. Fibromas: Tumores benignos que se forman en el músculo del útero. Hormonas: Sustancias que elaboran las células o los órganos del cuerpo que regulan las funciones de las células o los órganos. Un ejemplo es el estrógeno el cual se encarga de controlar la función de los órganos reproductores femeninos. Infecciones de transmisión sexual (STIs, por sus siglas en inglés): Infecciones que se propagan mediante el contacto sexual, por ejemplo: clamidia, gonorrea, virus del papiloma humano, herpes, sífilis e infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Ovarios: Dos glándulas ubicadas a ambos lados del útero que contienen los óvulos que se liberan en la ovulación y producen hormonas. Ovulación: Liberación de un óvulo de uno de los ovarios. Progestina: Forma sintética de progesterona semejante a la hormona que el cuerpo produce naturalmente. Sangrado intermenstrual: Sangrado vaginal que ocurre fuera de los días del periodo menstrual. Trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés): Problema médico en que se forma un coágulo de sangre en las venas de las piernas u otras partes del cuerpo. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor diciembre de 2014 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998