Share:

SP086 Opciones de las que dispone Es buena idea comenzar a pensar sobre el tipo de alivio del dolor que desea durante el trabajo de parto y el parto mientras se encuentra embarazada. Hable con su proveedor de atención médica sobre sus opciones. Los medicamentos para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N La Atención Durante el Trabajo de Parto, el Parto y el Postparto • SP086 Algunos hospitales o centros de parto no ofrecen ciertos tipos de alivio del dolor. Es buena idea saber lo que estos ofrecen antes de que comience el trabajo de parto. Recuerde que las decisiones que tome ahora pueden siempre cambiar una vez que se encuentre en trabajo de parto activo. En algunos casos––especialmente si tiene E l trabajo de parto de una mujer es una experiencia individual. Cómo usted percibe el dolor del trabajo de parto depende de muchos factores, como el tamaño y la posición del bebé, la intensidad de las contracciones y cómo lidia usted con el dolor. La cantidad de dolor que siente durante el trabajo de parto puede ser diferente de la que siente otra mujer. Algunas mujeres toman clases a fin de aprender técnicas de respiración y relajación para ayudarlas a lidiar con el dolor durante el nacimiento. En otras puede ser útil usar estas técnicas junto con medicamentos para el dolor Este folleto explica • las opciones de las que dispone para aliviar el dolor • los tipos de medicamentos para el dolor • los medicamentos para el dolor que se usan en el trabajo de parto y el parto • La experiencia y el criterio de su proveedor de atención médica y anestesiólogo • Sus preferencias Los analgésicos sistémicos Los analgésicos sistémicos actúan en el sistema nervioso central entero, en lugar de en un área específica, para aliviar el dolor. Estos medicamentos no le harán perder el conocimiento. Los analgésicos sistémicos a menudo se usan durante las primeras fases del trabajo de parto para ayudarla a descansar. Cómo se administran Los analgésicos sistémicos generalmente se administran por inyección. El tipo de medicamento que se use determinará si la inyección se administrará en el músculo o en una vena. En la analgesia controlada por el paciente, usted puede controlar la cantidad de medicamento que recibe por vía intravenosa. La vía intravenosa consta de una pequeña sonda o tubo que se coloca en una vena a través del cual se administran medicamentos o líquidos. Riesgos Al igual que otros tipos de fármacos, los medicamentos sistémicos para el dolor pueden producir efectos secundarios. La mayoría son leves, como náuseas, somnolencia o dificultad para concentrarse. A veces, se administra otro medicamento junto con un analgésico sistémico para aliviar las náuseas. Los analgésicos sistémicos pueden afectar temporalmente el ritmo cardíaco del bebé. Puede resultar más difícil detectar problemas con el ritmo cardíaco fetal cuando se usan estos medicamentos. Si el ritmo cardíaco del bebé es preocupante, se debe considerar otro tipo de alivio del dolor. Además, la administración de dosis elevadas de estos medicamentos puede causar problemas respiratorios y también reducir el ritmo del sistema respiratorio del bebé, especialmente justo después del parto. Si elige este tipo de alivio del dolor, se controlará estrechamente su estado de salud y el de su bebé. Anestesia local La anestesia local afecta solo una pequeña parte del cuerpo. Este tipo de anestesia alivia el dolor en esa área. Tal vez haya recibido anestesia local si le han puesto un empaste para caries en el consultorio del dentista. Durante el nacimiento, la anestesia local es útil cuando es necesario realizar una episiotomía o cuando se reparan desgarres vaginales que ocurrieron durante el parto. Cómo se administra El medicamento anestésico se inyecta en el área alrededor de los nervios que transmiten la sensación a la vagina, la vulva y el perineo. Cuando se usan para aliviar el dolor durante el nacimiento, el medicamento se administra inmediatamente antes del parto. ciertos problemas médicos u otros factores de riesgo, como si es obesa—se podría reunir con un anestesiólogo antes del trabajo de parto y el parto. A algunas mujeres les preocupa que el recibir medicamentos para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto cause una experiencia menos natural. En otras mujeres el alivio del dolor les permite enfrentar mejor el proceso de trabajo de parto. Algunas mujeres usan las técnicas de respiración y relajación junto con medicamentos (consulte el cuadro). No se debe sentir presionada a elegir una opción en particular por su pareja, proveedor de atención médica ni sus amistades. Solo usted sabe cómo se siente y tal vez no se sienta segura del tipo de alivio de dolor que desea hasta que se encuentre en trabajo de parto activo. Los medicamentos que se usan para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto no tienen efectos duraderos en el bebé. Estos medicamentos tampoco afectan el desarrollo posterior del niño. Tipos de medicamentos para el dolor En general, hay dos tipos de medicamentos para aliviar el dolor: 1) analgésicos y 2) anestésicos. Los analgésicos alivian el dolor sin la pérdida total de la sensación ni del movimiento muscular. Se usan para reducir el dolor aunque generalmente no lo controlan del todo. Los anestésicos alivian el dolor bloqueando todas las sensaciones, incluido el dolor. Hay varios métodos que se usan para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto. La selección del tipo que se debe usar depende de varios factores: • Si tiene problemas médicos • Cómo evoluciona el trabajo de parto y el parto Cómo aliviar las molestias A continuación se indican algunas formas de aliviar las molestias que pueda sentir durante el trabajo de parto: • Practique las técnicas de relajación y respiración que le enseñaron en la clase de nacimiento. • Pida a su pareja que le dé un masaje o presione firmemente sobre la parte baja de la espalda. • Cambie de posición con frecuencia. • Báñese o tome una ducha, si está permitido. • Coloque una compresa de hielo en la espalda. • Use pelotas de tenis para darse un masaje. • Cuando las contracciones sean más seguidas y se hagan más intensas, descanse entre cada una de ellas y respire lento y profundamente. • Si tiene calor o suda, refrésquese con paños humedecidos y fríos. Riesgos La anestesia local rara vez afecta al bebé. Además, generalmente no produce efectos secundarios cuando termina el efecto del medicamento. La analgesia regional y la anestesia regional La analgesia regional y la anestesia regional actúan en una región específica del cuerpo. En el trabajo de parto y el parto, estos tipos de alivio del dolor reducen o bloquean el dolor debajo de la cintura. Hay varios tipos de anestesia regional y analgesia regional. Analgesia o anestesia epidural El bloqueo epidural (que a veces se llama “epidural”) es el tipo de alivio del dolor más común que se usa durante el trabajo de parto y el parto en Estados Unidos. En el bloqueo epidural, el medicamento se administra a través de una aguja en la parte inferior de la espalda. Cómo se administra. El bloqueo epidural puede administrase al poco tiempo de que comiencen las contracciones, o más tarde a medida que evoluciona el trabajo de parto. Generalmente lo administra un anestesiólogo u otro tipo de proveedor de atención médica especi alizado. Antes de realizar el bloqueo, se limpia la piel y se administra anestesia local para adormecer un área de la parte inferior de la espalda. Le pedirán que se siente o acueste de costado con la espalda encorvada hacia afuera y que permanezca en esta posición hasta que termine el procedimiento. Se introduce entonces una aguja en un área pequeña en la parte inferior de la espalda que se llama el espacio epidural. Después de que se coloca la aguja epidural, por lo general se introduce un tubo delgado (catéter) a través de ella y después se extrae la aguja. El medicamento entonces se puede administrar según sea necesario a través del catéter para reducir las molestias del parto. La analgesia epidural controlada por el paciente es una opción. Los medicamentos se pueden también administrar continuamente sin la necesidad de otra inyección. El bloqueo epidural se puede usar para el parto vaginal y para el parto por cesárea. También se puede usar para la esterilización posterior al parto a fin de aliviar el dolor después de un parto por cesárea. En el trabajo de parto y el parto vaginal, se pueden usar una combinación de analgésicos y anestésicos. Esta combinación de medicamentos produce la misma pérdida de la sensación en el área inferior del cuerpo, pero usted permanece despierta y alerta. Debe poder ejercer presión hacia abajo y pujar para que salga el bebé por el canal de parto. Si el área inferior del cuerpo se encuentra demasiado adormecida al momento de pujar, el anestesiólogo puede ajustar la dosis. En el parto por cesárea, se puede aumentar la dosis del anestésico. Al hacerlo, se produce pérdida de la sensación en la parte inferior del cuerpo. Dado que el medicamento necesita absorberse dentro de varios nervios, puede que se demore un poco en surtir efecto. El alivio del dolor debe comenzar a los 10–20 minutos de la inyección del medicamento. Aunque puede moverse con el bloqueo epidural, no podrá caminar. Además, aunque el bloqueo epidural le permite sentir menos molestias, todavía estará consciente de sus contracciones. También puede sentir cuando el proveedor de atención médica examina la evolución del trabajo de parto. El anestesiólogo ajustará el grado de alivio del dolor para su comodidad y para asistir el trabajo de parto y parto. Riesgos. Aunque ocurren en raras ocasiones, el bloqueo epidural puede causar complicaciones o efectos secundarios. • Reducción en la presión arterial––El bloqueo epidural puede causar un descenso en la presión arterial. Por consiguiente, el ritmo cardíaco del bebé puede disminuir. Para evitar una reducción en la presión arterial, se administran líquidos por vía intravenosa. • Fiebre––Algunas mujeres presentan fiebre leve como una reacción normal al bloqueo epidural. • Dolor de cabeza––Si se perfora el recubrimiento de la médula espinal cuando se introduce la aguja y sale líquido de la médula espinal, puede tener dolor de cabeza intenso. Esto ocurre en raras ocasiones. Para reducir el riesgo de dolor de cabeza, le pedirán que permanezca sin moverse en todo lo posible mientras se introduce la aguja. Si tiene dolor de cabeza, este a menudo se alivia en unos pocos días. Si el dolor de cabeza no se alivia o si empeora, es necesario administrar tratamiento para hacer que deje de sentirlo. • Dolor––Después del parto, puede tener dolor de espalda por unos días debido a la inyección. Sin embargo, el bloqueo epidural no debe causar dolor de espalda a largo plazo. En muy raras ocasiones ocurren complicaciones graves con el bloqueo epidural: • Hay un riesgo mínimo de que el medicamento anestésico se inyecte en una de las venas del espacio epidural. Al hacerlo, pueden ocurrir mareos, latidos cardíacos acelerados, sabor peculiar o entumecimiento alrededor de la boca cuando se administra el bloqueo epidural. Dígale al proveedor de atención médica si observa estos síntomas. • Si el anestésico penetra en el líquido de la médula espinal, se podrían afectar adversamente los músc-ulos de la respiración y dificultarle respirar. Para reducir la probabilidad de estas complicaciones, se dará seguimiento estrecho a su respiración, ritmo cardíaco y presión arterial, así como el ritmo cardíaco del bebé, mientras reciba el medicamento epidural. Bloqueo cefalorraquídeo El bloqueo cefalorraquídeo—Al igual que el bloqueo epidural—Es una forma de anestesia regional. En el bloqueo cefalorraquídeo, se inyecta una pequeña cantidad de medicamento en el líquido de la médula espinal. El medicamento comienza a aliviar el dolor rápidamente, pero dura solo 1 o 2 horas. Cómo se administra. El bloqueo cefalorraquídeo puede administrarse con una aguja mucho más delgada en el mismo lugar de la espalda donde se administra el bloqueo epidural. El bloqueo cefalorraquídeo usa una dosis más pequeña de medicamento que la del bloqueo epidural y se inyecta en la bolsa de líquido de la médula espinal que se encuentra por debajo del nivel de la médula. Una vez que se inyecta el medicamento, se alivia el dolor rápidamente. El tipo de medicamento que se use determinará si el bloqueo cefalorraquídeo se usará como analgesia o anestesia. Se puede usar una combinación de analgésicos y anestésicos para proporcionar alivio a corto plazo del dolor durante el trabajo de parto. El uso de dosis elevadas de anestésicos puede causar la pérdida completa de la sensación en el parto por cesárea o en la esterilización posterior al parto. Riesgos. El bloqueo cefalorraquídeo puede causar los mismos efectos secundarios que el bloqueo epidural. El tratamiento de estos es el mismo. Bloqueo cefalorraquídeo y epidural combinados El bloqueo cefalorraquídeo y epidural combinados es otra forma de anestesia regional. Ofrece los beneficios de los dos bloqueos: el cefalorraquídeo y el epidural. La parte espinal actúa rápidamente para aliviar el dolor. La parte epidural proporciona alivio continuo del dolor. Es posible administrar dosis más bajas de medicamento cuando se usan estos bloqueos combinados que con el bloqueo epidural para proporcionar el mismo alivio del dolor. Cómo se administra. Primero se administra el bloqueo cefalorraquídeo para aliviar rápidamente el dolor. A continuación, se introduce un catéter epidural. El medicamento se administra por el catéter epidural para aliviar el dolor durante el trabajo de parto. Al bloqueo cefalorraquídeo y epidural combinados se le llama “bloqueo ambulante”. Según las normas de su hospital, podrá caminar una corta distancia después de que se administre el bloqueo. Por ejemplo, podría caminar unos cuantos pies de distancia para ir al baño con ayuda. Sin embargo, algunos hospitales y centros de parto requieren que las mujeres que reciben cualquier tipo de alivio del dolor deben permanecer acostadas. Riesgos. El bloqueo cefalorraquídeo y epidural combinados conlleva el mismo riesgo del bloqueo epidural. Estos riesgos se tratan de la misma manera. Anestesia general Con la anestesia general, no estará despierta ni sentirá dolor alguno. Puede administrarse rápidamente y causa que la persona pierda de inmediato el conocimiento. Este tipo de anestesia se usa con más frecuencia en situaciones de emergencia y es posible que no se ofrezca como una opción para elegir. Cómo se administra Los medicamentos que la duermen se administran por vía intravenosa o por una mascarilla. Después de que se duerma, el anestesiólogo colocará una sonda respiratoria (tubo para respirar) por la boca y la tráquea. Riesgos Un riesgo grave aunque poco común de la anestesia general es la aspiración de alimentos o bebidas del estómago de la mujer hacia los pulmones. El trabajo de parto por lo general causa que los alimentos que no se han digerido permanezcan en el estómago durante más tiempo de lo habitual. Mientras se encuentra inconsciente, el contenido del estómago puede regresar a la boca y entrar en los pulmones. Al hacerlo, puede ocurrir una infección pulmonar potencialmente grave (pulmonía). La anestesia general generalmente requiere la colocación de una sonda respiratoria en los pulmones para ayudarla a respirar mientras se encuentra inconsciente. Otro riesgo de la anestesia general es la dificultad para colocar esta sonda. La anestesia general puede reducir el ritmo respiratorio del recién nacido. También puede hacer que el bebé se encuentre menos alerta. Raras veces, el bebé puede necesitar ayuda para respirar después del parto. Los efectos de la anestesia general casi siempre desaparecen rápidamente. Tampoco ocurren efectos permanentes en el cerebro o en el desarrollo del bebé a causa de la anestesia general. Por último... Hay muchas opciones disponibles para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto. Es buena idea comenzar a pensar sobre sus opciones mientras se encuentra embarazada. Aun si decide tomar ahora la decisión, puede cambiar de parecer cuando se encuentre en trabajo de parto activo. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor marzo de 2014 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Bloqueo epidural: Tipo de anestesia o analgesia regional en la que se administran medicamentos para el dolor a través de una sonda o un tubo que se coloca en el espacio de la base de la columna vertebral. Episiotomía: Incisión quirúrgica que se hace en el perineo (la región entre la vagina y el ano) con la finalidad de ensanchar la entrada de la vagina para el parto. Esterilización posterior al parto: Procedimiento permanente que evita que una mujer quede embarazada y se practica al poco tiempo de dar a luz. Parto por cesárea: Parto de un bebé a través de una incisión quirúrgica en el abdomen y útero de la madre. Perineo: Área entre la vagina y el recto. Vagina: Estructura tubular rodeada por músculos y ubicada desde el útero hasta la parte externa del cuerpo. Vulva: Área genital externa de la mujer. Glosario Analgesia regional: Uso de medicamentos para aliviar el dolor en una región del cuerpo. Analgésicos: Medicamentos que alivian el dolor sin causar pérdida de la función muscular. Analgésicos sistémicos: Medicamentos que ofrecen alivio del dolor al cuerpo entero sin causar la pérdida del conocimiento. Anestesia general: Uso de medicamentos que producen un estado semejante a la somnolencia para evitar el dolor durante una cirugía. Anestesia local: Uso de medicamentos para evitar el dolor en una parte determinada del cuerpo. Anestesia regional: Uso de medicamentos para bloquear la sensación en una región del cuerpo. Anestésicos: Medicamentos que aliviar el dolor mediante la pérdida de la sensación. Anestesiólogo: Médico que se especializa en aliviar el dolor. Bloqueo cefalorraquídeo: Tipo de anestesia o analgesia regional en la que se administran medicamentos para el dolor en el líquido de la médula espinal. Bloqueo cefalorraquídeo y epidural combinados: Forma de anestesia o analgesia regional en la que se administran medicamentos para el dolor en el líquido de la médula espinal (bloqueo cefalorraquídeo) así como a través de un tubo delgado en el espacio epidural (bloqueo epidural).

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998