Share:

SP090 Un embarazo normal dura aproximadamente 40 semanas desde el primer día del último período menstrual. La pérdida de un embarazo durante las primeras 13 semanas del embarazo (el primer trimestre) se llama pérdida prematura del embarazo, aborto natural o aborto espontáneo. Perder prematuramente un embarazo es un suceso común. Sucede en casi un 10% de los embarazos confirmados. La mayoría se produce debido a un suceso al azar que posiblemente no volverá a ocurrir. Casi todas las mujeres que pierden de manera prematura un embarazo logran quedar embarazadas en el futuro. Este folleto explica • las posibles causas de la pérdida prematura del embarazo • las señales y los síntomas • el tratamiento • cómo enfrentar la pena • la posibilidad de quedar embarazada otra vezCausas Algunas mujeres se preocupan porque creen haber hecho algo que les causara perder el embarazo. Trabajar, hacer ejercicio, tener relaciones sexuales o haber usado píldoras anticonceptivas antes de quedar embarazada no provocan la pérdida prematura del embarazo. Las náuseas del embarazo—las náuseas y los vómitos que son comunes en las primeras etapas La pérdida prematura del embarazo The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP090 del embarazo—no causan una pérdida prematura del embarazo. Algunas mujeres que han perdido un embarazo prematuramente creen que este se debió a una caída reciente, un golpe o incluso un susto repentino. En la mayoría de los casos, no es así. El uso de tabaco, alcohol y cafeína también se han estudiado como causas de pérdida prematura del embarazo. Algunos estudios de investigación indican Un embarazo normal dura aproximadamente 40 semanas desde el primer día del último período menstrual. La pérdida de un embarazo durante las primeras 13 semanas del embarazo (el primer trimestre) se llama pérdida prematura del embarazo, aborto natural o aborto espontáneo. Perder prematuramente un embarazo es un suceso común. Sucede en casi un 10% de los embarazos confirmados. La mayoría se produce debido a un suceso al azar que posiblemente no volverá a ocurrir. Casi todas las mujeres que pierden de manera prematura un embarazo logran quedar embarazadas en el futuro. Este folleto explica • las posibles causas de la pérdida prematura del embarazo • las señales y los síntomas • el tratamiento • cómo enfrentar la pena • la posibilidad de quedar embarazada otra vez varios exámenes por ecografía y pruebas de hCG para confirmar que el embarazo se ha perdido. Tratamiento No hay tratamientos ni intervenciones que puedan prevenir la pérdida prematura del embarazo. Antes, se recomendaba reposo en cama, vitaminas y otros medicamentos para tratar de evitar que se perdiera un embarazo. No obstante, ninguno de estas medidas ha demostrado detener la pérdida prematura del embarazo. Cuando se pierde un embarazo, una parte del tejido del embarazo puede permanecer en el útero. Este tejido se tiene que extraer. Hay varias maneras que se pueden usar para hacerlo. Si la situación no es una emergencia, usted puede ayudar a seleccionar el tipo de tratamiento. Las opciones disponibles conllevan riesgos semejantes, como infección y sangrado intenso. El riesgo de complicaciones graves, independientemente del tipo de tratamiento, es muy pequeño. Tratamiento no quirúrgico Si no presenta señales de una infección, una opción es esperar a que el tejido salga naturalmente. Casi siempre esto ocurre en el transcurro de hasta 2 semanas, aunque en algunos casos puede tardar más. Otra opción es tomar un medicamento que ayuda a expulsar el tejido. Con ambas opciones, tendrá sangrado. Este san- grado generalmente es más intenso que el de un período menstrual y dura más tiempo. También puede ocurrir dolor, diarrea y náuseas. Su obstetra–ginecólogo puede recetarle medicamentos para el dolor. Es posible que salga tejido además de sangrado. Cuando ocurre una pérdida prematura del embarazo, el tejido del embarazo parece un coágulo de sangre. Por lo tanto, no tiene el aspecto de un bebé. Por lo general, posteriormente se hace un examen por ecografía o pruebas de sangre para detectar hCG y así confirmar que se ha expulsado todo el tejido. Si no se ha expulsado, podría tener que someterse a un tratamiento quirúrgico. Tratamiento quirúrgico La cirugía se recomienda si hay señales de infección, sangrado intenso u otros problemas médicos. Una opción quirúrgica se llama aspiración por vacío. Mediante este procedimiento, se introduce en el útero que fumar aumenta el riesgo, mientras que otros estudios no. El consumo de alcohol en el primer trimestre puede aumentar ligeramente el riesgo de que ocurra una pérdida prematura del embarazo, aunque los estudios no son definitivos. De todas maneras, es mejor no fumar ni beber alcohol durante el embarazo. Consumir 200 mg o menos de cafeína al día (la cantidad en dos tazas de café) no parece aumentar el riesgo de que ocurra una pérdida prematura del embarazo. Aproximadamente la mitad de las pérdidas prematuras del embarazo se producen a causa de un suceso al azar en el cual el embrión recibe una cantidad anormal de cromosomas. Los cromosomas son las estructuras dentro de las células que contienen y transportan los genes. La mayoría de las células tienen 23 pares de cromosomas, con un total de 46 cromosomas. Cada una de las células de los espermatozoides y los óvulos tiene 23 cromosomas. Durante la fertilización, cuando el óvulo y el espermatozoide se unen, los dos grupos de cromosomas se juntan. Si un óvulo o un espermatozoide tiene una cantidad anormal de cromosomas, el embrión también la tendrá. El desarrollo no ocurrirá normalmente y a veces da lugar a la pérdida prematura del embarazo. La probabilidad de que esto ocurra aumenta con la edad de la mujer. La pérdida prematura del embarazo ocurre en más de un tercio de los embarazos en las mujeres mayores de 40 años. Señales y síntomas La presencia de sangrado y cólicos abdominales son los síntomas más comunes de un aborto natural (consulte el cuadro). Aunque una pequeña cantidad de sangrado y los cólicos abdominales son relativamente comunes en las primeras etapas del embarazo, el sangrado a menudo cesa por su cuenta y el embarazo prosigue normalmente. La presencia de sangrado y cólicos abdominales también pueden ser señales de problemas con el embarazo, como de embarazo ectópico. Si presenta cualquiera de estas señales o síntomas, comuníquese con su obstetra–ginecólogo o con otro miembro de su equipo de atención médica. Diagnóstico Si tiene señales y síntomas de pérdida prematura del embarazo, probablemente tendrá un examen físico. Su obstetra le hará preguntas sobre cuándo comenzó el sangrado, cuánto ha sangrado y si tiene dolor o cólicos abdominales. Puede ser que le hagan un examen por ecografía (ultrasonido) para determinar si el embrión aún se está desarrollando en el útero. También se puede usar la ecografía para detectar la presencia de un latido cardíaco. Podría tener una prueba para medir el nivel de gonadotrofina coriónica humana (hCG) en la sangre. Esta es una sustancia que produce la placenta en desarrollo y que las pruebas de embarazo detectan. Un nivel bajo o que disminuye de hCG puede significar la pérdida del embarazo. Puede ser necesario hacer Señales que advierten la pérdida prematura del embarazo • Manchas de sangre o sangrado sin dolor • Sangrado intenso o constante con dolor abdominal o cólicos • Expulsión de un chorro de líquido de la vagina sin dolor ni sangrado un tubo delgado acoplado a un aparato de aspiración para extraer el tejido. Este procedimiento puede realizarse en el consultorio de su médico. Se usa anestesia local. Le podrían dar además un medicamento para relajarse. Otra opción es la dilatación y raspado. Mediante este procedimiento, se dilata (o abre) el cuello uterino, y se usa un instrumento para extraer el tejido del embarazo. El procedimiento de dilatación y raspado por lo general se hace en una sala de operaciones o en un centro quirúrgico. Se puede usar anestesia general o anestesia regional. Recuperación Le pueden recomendar que no introduzca nada en la vagina (como tampones o tener relaciones sexuales) durante 1–2 semanas después de que haya ocurrido una pérdida prematura del embarazo. Esto se hace para evitar que ocurra una infección. Llame a su obstetra–ginecólogo de inmediato si presenta alguno de estos síntomas: • Sangrado intenso (empapa más de dos toallas sanitarias tipo maxi cada hora por más de 2 horas consecutivas) • Fiebre (calentura) • Escalofríos • Dolor intenso Si su grupo sanguíneo es Rh negativo, lo más probable es que reciba una inyección de inmunoglobulina contra el Rh después de una pérdida prematura del embarazo. El factor Rh es una proteína que puede estar presente en la superficie de los glóbulos rojos. La mayoría de la gente tiene el factor Rh, es decir, es Rh positivo. Las personas que no tienen el factor Rh, son Rh negativo. Pueden surgir problemas en embarazos futuros si usted es Rh negativo y el feto es Rh positivo. Estos problemas se pueden evitar administrando inmunoglobulina contra el Rh después de perder un embarazo. Cómo lidiar con la pena La pérdida de un embarazo—aun si esta ocurre en las primeras etapas del embarazo—puede causar sentimientos de tristeza y aflicción. Después de un aborto natural, necesitará recuperarse física y emocionalmente. Para muchas personas, la recuperación emocional puede tardar mucho más que la física. La aflicción puede dar lugar a una amplia gama de emociones. Se podría sentir triste y deprimida un día, y enojada al siguiente día. Tal vez piense sobre el motivo por el cual terminó el embarazo. Se podría culpar injustamente. Puede tener dolores de cabeza, falta de apetito, cansancio o dificultad para concentrarse o dormir. Sus sentimientos de aflicción pueden ser distintos a los de su pareja. Es posible que su pareja no exprese la angustia de la misma manera que lo hace usted. Esta reacción puede crear tensiones entre ambos cuando necesitan apoyarse mutuamente más que nunca. Su pareja también podría sentir que debe ser fuerte por ambos y no mostrar la angustia que siente. Si usted o su pareja tienen dificultad para lidiar con los sentimientos que ocurren con esta pérdida, hable con su obstetra–ginecólogo o con otro miembro de su equipo de atención médica. También puede resultarle útil hablar con un consejero. Los grupos de apoyo —ya sea en Internet o en persona—también pueden ayudar. SHARE: La organización Pregnancy and Infant Loss Support, Inc. (www.nationalshare.org), sobre la pérdida de un embarazo y un bebé, ofrece una lista de grupos de apoyo y recursos informativos en Internet para ayudarla a lidiar con la aflicción y promover la recuperación. La posibilidad de quedar embarazada después de una pérdida prematura del embarazo Es posible ovular y quedar embarazada al cabo de tan solo 2 semanas de que ocurra una pérdida prematura del embarazo. Si no desea quedar embarazada inmediatamente otra vez, asegúrese de usar un método anticonceptivo. Puede usar cualquier método anticonceptivo, incluso un dispositivo intrauterino que puede introducir un profesional médico, inmediatamente después de una pérdida prematura del embarazo. Si desea quedar embarazada, no hay un motivo médico para tener que esperar a comenzar a concebir otra vez. Quizás sea buena idea esperar hasta después de tener un período menstrual para que sea más fácil calcular la fecha prevista de su próximo embarazo. Tal vez le preocupe su capacidad para tener otro bebé después de una pérdida prematura del embarazo. La pérdida de un embarazo en el primer trimestre generalmente ocurre una sola vez. La mayoría de las Pinza Tubo delgado acoplado a un aparato de aspiración Espéculo Aspiración por vacío Mediante este procedimiento, se extrae tejido del útero con un instrumento de aspiración acoplado a un tubo delgado. A menudo se puede realizar en el consultorio de un médico. mujeres logran quedar embarazadas nuevamente. Las pérdidas recurrentes de un embarazo son raras. Se pueden realizar pruebas y evaluaciones para tratar de determinar la causa de pérdidas sucesivas del emba- razo. Aun si no se determina una causa, la mayoría de las parejas logran quedar embarazadas posteriormente. Por último… La pérdida del embarazo en el primer trimestre es muy común. Casi todas ocurren al azar en parejas saludables y es probable que no vuelvan a ocurrir. La mayoría de las mujeres que tienen una pérdida prematura del embarazo pueden tener embarazos saludables posteriormente. Glosario Aborto espontáneo: Término médico para referirse a la pérdida prematura del embarazo. Aborto natural: Pérdida del embarazo que ocurre en las primeras 13 semanas del embarazo. Anestesia general: Uso de medicamentos que producen un estado semejante a la somnolencia para evitar el dolor durante una cirugía. Anestesia local: Uso de medicamentos para evitar el dolor en una parte específica del cuerpo. Anestesia regional: Uso de medicamentos para bloquear la sensación en una región del cuerpo. Aspiración por vacío: Procedimiento mediante el cual se extrae tejido del útero con un instrumento de aspiración acoplado a un tubo delgado que se llama cánula. Células: Las unidades más pequeñas en las estructuras del cuerpo; los componentes básicos de todas las partes del cuerpo. Cromosomas: Estructuras ubicadas dentro de cada célula del cuerpo que contienen los genes que determinan la constitución física de la persona. Cuello uterino: El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina. Dilatación y raspado: Procedimiento mediante el cual se abre el cuello uterino para raspar o aspirar con cuidado el tejido del interior del útero. Dispositivo intrauterino: Dispositivo pequeño que se introduce y permanece dentro del útero para evitar embarazos. Embarazo ectópico: Embarazo en que el óvulo fertilizado comienza a desarrollarse en un lugar fuera del útero, por lo general, en las trompas de Falopio. Embrión: Organismo en desarrollo desde el momento que se implanta en el útero hasta que transcurren 8 semanas completas de embarazo. Espermatozoide: Célula que se produce en los testículos del hombre y que puede fertilizar al óvulo de la mujer. Examen por ecografía (ultrasonido): Examen que usa ondas sonoras para examinar estructuras internas. Durante el embarazo, puede usarse para examinar al feto. Factor Rh: Proteína que puede estar presente en la superficie de los glóbulos rojos. Fertilización: Unión de un óvulo con un espermatozoide. Feto: Organismo que se desarrolla en el útero desde la novena semana del embarazo hasta el final del embarazo. Genes: Segmentos del ADN que contienen las instrucciones para el desarrollo de los rasgos físicos de una persona y controlan los procesos del cuerpo. Los genes son las unidades básicas de la herencia que se pueden transmitir de los padres a sus crías. Gonadotrofina coriónica humana (hCG): Hormona que se produce durante el embarazo y su detección es la base de la mayoría de las pruebas de embarazo. Inmunoglobulina contra el Rh: Sustancia que se administra para evitar que los anticuerpos de una persona Rh negativo reaccionen contra los glóbulos rojos de una persona Rh positivo. Ovular: Liberación de un óvulo de uno de los ovarios. Óvulo: Célula reproductora femenina que se produce en los ovarios y se libera desde allí. Pérdida prematura del embarazo: Pérdida de un embarazo que ocurre en las primeras 13 semanas del embarazo; también se denomina aborto natural. Trimestre: Cualquiera de los tres períodos de 3 meses en que se divide el embarazo. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor septiembre de 2015 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998