Share:

SP054 El virus de herpes simple El herpes genital es una infección de transmisión sexual. La causa es un virus que se llama el virus de herpes simple (VHS). Hay dos tipos del VHS que pueden causar herpes genital: 1) VHS-1 y 2) VHS-2. La causa más común de herpes genital se debe al VHS-2. El VHS-1 por lo general produce úlceras bucales que aparecen en la boca, los labios y los ojos, pero se está convirtiendo en la causa más común de herpes genital, especialmente en las mujeres jóvenes. Cómo ocurre una infección La infección con el VHS puede producir llagas y ampollas dolorosas alrededor de los labios, los genitales o El herpes genital The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Problemas Ginecológicos • SP054 el ano. A veces, esta infección no provoca llagas. Es posible estar infectada con el VHS y no saberlo. El VHS se transmite por contacto directo con estas llagas, generalmente durante las relaciones sexuales vaginales, orales o anales. Este virus también puede estar presente en la piel incluso si no hay llagas. Si una persona entra en contacto con el virus en la piel de una persona infectada, el o ella se puede infectar. Después de que una persona se infecta por primera vez, el VHS permanece en el cuerpo. El virus se desplaza a las células nerviosas cerca de la espina dorsal y permanece ahí hasta que algo provoque su activación nuevamente. Cuando esto sucede, el virus se desplaza a través de los nervios y regresa al lugar donde entró por primera vez en el cuerpo, para entonces causar un E l herpes genital es una infección viral que se puede transmitir por contacto sexual. Por lo menos 50 millones de personas en Estados Unidos—aproximadamente uno de seis adultos—están infectadas con este virus. El herpes genital es más común en las mujeres que en los hombres. Aunque no hay cura, es posible tratar la infección. Este folleto explica • el virus de herpes simple • cómo ocurre una infección con el virus de herpes • los síntomas, diagnósticos y el tratamiento del herpes genital • cómo vivir con herpes genital y evitar transmitir la infección a otras personas • el herpes genital y el embarazo otras partes. Estas llagas a menudo aparecen agrupadas y el área donde aparecen puede estar hinchada y sensible al tacto. Si hay llagas en los genitales, es común sentir ardor o escozor al orinar. El primer brote de herpes genital puede durar de 2–4 semanas. Durante este tiempo, las llagas se abren y sale el líquido de estas. Después de varios días, las llagas forman una costra y desaparecen sin dejar cicatrices. Recurrencias Cuando un brote está por comenzar otra vez, puede ocurrir ardor, picazón o una sensación de hormigueo en el área donde el virus entró en el cuerpo por primera vez. También puede ocurrir dolor en la parte baja de la espalda, los glúteos, los muslos o las rodillas. Esto se llama un pródromo. Al cabo de unas horas, las llagas pueden aparecer. En los brotes recurrentes, generalmente no ocurre fiebre ni hinchazón en el área genital. Las llagas se sanan más rápidamente, entre de 3–7 días en la mayoría de los casos. Además, los brotes recurrentes por lo general son menos dolorosos. En el primer año después de contraer la infección, los brotes tienden a ser más frecuentes. En muchas personas, la cantidad de brotes disminuye con el tiempo. El VHS puede estar presente en la piel inmediatamente antes y justo después de un brote. En esos momentos se dice que la persona infectada “derrama” el virus, es decir, el virus se puede transmitir a otras personas en este momento incluso si la piel luce normal. Diagnóstico El herpes genital se diagnostica con pruebas de laboratorio. Si hay llagas presentes, se toma una muestra de líquido de una llaga. La muestra se analiza para determinar si contiene el virus y, de ser así, identificar el tipo de VHS. También puede ser útil hacer análisis de sangre si no hay llagas presentes. Estos análisis detectan los anticuerpos que el cuerpo produce para combatir el virus. Los análisis de sangre también pueden determinar el tipo de VHS. Tratamiento Aunque no hay cura para el herpes genital, es posible tratar la enfermedad. Los medicamentos antivíricos que se toman durante un brote pueden acortar la duración y gravedad del brote. Cuando se toman a diario, pueden reducir el número de brotes. Esto se denomina tratamiento de supresión. En algunos casos, el tratamiento de supresión puede prevenir los brotes por un tiempo prolongado. También reduce el riesgo de infectar a otra persona con herpes. Cómo vivir con herpes genital Si padece de herpes genital, debe tomar medidas para evitar transmitir el virus a sus parejas sexuales: • Dígales a sus parejas sexuales actuales que tiene herpes genital. Incluso si sus parejas no presentan nuevo brote de llagas y úlceras. Esto se denomina recurrencia. Es posible transmitir el virus a otras personas durante el período de recurrencia. Síntomas Muchas personas infectadas con el VHS no presentan síntomas. Cuando ocurren síntomas, estos varían entre cada persona. Algunas personas tienen brotes dolorosos con muchas llagas. Otras presentan solo síntomas leves que pueden pasar desapercibidos. El primer brote Cuando una persona se infecta por primera vez con el VHS, los síntomas aparecen alrededor de 2–10 días después de que el virus entra en el cuerpo. Al principio, los síntomas pueden ser semejantes a los de la gripe, con fiebre, escalofríos, dolores musculares, agotamiento y náuseas. Las llagas pueden formar pequeñas úlceras llenas de líquido en los genitales, glúteos u 4 3 1 2 Ampolla (llaga) Nervio Célula nerviosa Médula espinal Superficie de la piel Virus de herpes El virus de herpes atraviesa la piel (1). De ahí se desplaza por el cuerpo (2) y se aloja en las células nerviosas cerca de la columna vertebral (3). Cuando algún suceso provoca un nuevo brote de herpes, el virus abandona el lugar donde se aloja y se desplaza por los nervios hasta regresar nuevamente a la superficie de la piel (4). Cuidados personales durante un brote de herpes Los siguientes consejos pueden ser útiles para aliviar algunas de las molestias del herpes: • Mantenga las lesiones limpias y secas. • Use ropa interior de algodón holgada y evite usar pantimedias. El nilón y otros materiales sintéticos atrapan el calor y la humedad, lo que puede demorar el proceso de recuperación. • Tome un medicamento para aliviar el dolor de venta sin receta. llagas, es posible que quieran hacerse pruebas. El análisis de sangre para el herpes se puede hacer cuando no hay llagas presentes. También debe decírselo a sus futuras parejas antes de que ocurra contacto sexual. • Es posible transmitir el VHS a otra persona incluso si usted no tiene llagas. El virus puede estar presente en la piel aunque esta luzca normal. Usar condones de látex masculinos (o de poliuretano para las personas alérgicas al látex) puede reducir su riesgo de transmitir o contraer el VHS, aunque estos no ofrecen protección total. Las partes de la piel que tienen el virus pero que no están cubiertas por el condón pueden transmitir la infección. El tratamiento de supresión puede reducir el riesgo de infectar a una pareja. • Manténgase atenta a los síntomas prodrómicos que indican que un brote está por comenzar. Evite tener contacto sexual desde el momento en que perciba el comienzo de estos síntomas hasta varios días después de que hayan desaparecido las costras. Lávese las manos con agua y jabón después de tener cualquier posible contacto con las llagas. De esta forma evitará volverse a infectar usted misma o transmitir el virus a otra persona. • Las personas con la infección del VHS-2 corren un riesgo mayor de contraer el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) si tienen relaciones sexuales con una persona infectada con el VIH. El tratamiento de supresión no reduce este riesgo. El herpes genital y el embarazo La infección de herpes puede causar una enfermedad grave en los recién nacidos. El herpes puede afectar adversamente el cerebro y los ojos del bebé. Si una mujer está embarazada e infectada con el VHS, puede transmitir este virus al bebé durante el parto cuando este pase por el canal de parto infectado de la mujer. Es más probable que esta transmisión ocurra si una mujer contrae la infección del VHS durante el embarazo y si la mujer tiene su primer brote en las últimas etapas del embarazo. No obstante, también puede ocurrir durante un brote recurrente en las mujeres que contrajeron la infección antes del embarazo, aunque el riesgo es mucho menor. Si contrae el VHS por primera vez durante el embarazo, le podrían recetar un medicamento antivírico para reducir la gravedad de los síntomas y la duración del brote. Si ha tenido brotes anteriormente, puede aún tomar el medicamento antivírico durante las últimas semanas del embarazo para ayudar a reducir el riesgo de un brote en el momento del parto y evitar infectar al bebé. Si tiene llagas o signos de advertencia de un brote en el momento del parto, podría tener que dar a luz mediante un parto por cesárea. El parto por cesárea puede reducir la probabilidad de que el bebé se infecte. La decisión de hacerlo depende de muchos factores, por ejemplo, dónde se encuentran las llagas en el cuerpo y si el bebé entraría en contacto con estas durante el parto. En la mayoría de los casos, puede aún amamantar a su bebé si usted tiene herpes genital. Esto se debe a que el virus de herpes no se puede transmitir al bebé a través de la leche materna. Sin embargo, el bebé se podría infectar si toca una llaga en su cuerpo. Asegúrese de cubrir las llagas que el bebé pueda tocar cuando lo sostenga o mientras lo amamante. Lávese las manos con agua y jabón antes y después de alimentar a su bebé. Si tiene llagas en un seno, no debe amamantar al bebé con ese seno. Por último… El herpes afecta a millones de personas en Estados Unidos. Puede ser un motivo de preocupación y molestias. Con algunas medidas sencillas es posible aliviar los síntomas de herpes, y el uso de medicamentos puede aliviar las llagas. Con el tiempo, la mayoría de la gente logra encontrar maneras para lidiar con esta infección. Glosario Anticuerpos: Proteínas en la sangre que se producen debido a la reacción que ocurre ante una sustancia extraña, como bacterias o virus que causan infecciones. Infección de transmisión sexual: Infecciones que se propagan por medio del contacto sexual, por ejemplo, clamidia, gonorrea, el virus del papiloma humano, herpes, sífilis y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Parto por cesárea: Parto de un bebé a través de incisiones quirúrgicas en el abdomen y útero de la madre. Pródromo: Síntoma que precede el comienzo de una enfermedad. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor septiembre de 2016 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998