Share:

SP115 Causas del dolor de espalda Son muchas las posibles causas del dolor de espalda durante el embarazo. La causa principal es la tensión en los músculos de la espalda. A medida que evoluciona el embarazo, el útero se vuelve más pesado. Debido a que este aumento de peso ocurre en la parte delantera del cuerpo, tenderá naturalmente a inclinarse hacia adelante. Para mantenerse en equilibrio, su postura cambia. Tal vez observe que se inclina hacia atrás, lo que hace que los músculos de la espalda se esfuercen más. Esta tensión adicional puede producir dolor, músculos adoloridos y rigidez. La debilidad de los músculos abdominales también puede causar dolor de espalda. Los músculos abdominales normalmente apoyan la columna vertebral y desempeñan una función importante en la salud de la espalda. En el embarazo, estos músculos se estiran y se pueden debilitar. Estos cambios también pueden aumentar el riesgo de lastimarse la espalda cuando hace ejercicio. El dolor de espalda durante el embarazo The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP115 Las hormonas del embarazo pueden contribuir al dolor de espalda. Para prepararse para el paso del bebé a través del canal de parto, una hormona relaja los ligamentos en las articulaciones de la pelvis. Esta relajación promueve la flexibilidad de las articulaciones, pero también puede causar dolor de espalda si estas se movilizan demasiado. Qué puede hacer Para prevenir o aliviar el dolor de espalda, debe estar consciente de su postura cuando esté de pie, se siente y se mueva. Aquí le ofrecemos algunas sugerencias que pueden ser útiles: • Use calzado que apoye bien el arco del pie. Los zapatos sin tacón no se recomiendan. Estos zapatos generalmente ofrecen poco apoyo a menos que tengan soportes para el arco en el mismo zapato. Los zapatos con tacones altos pueden hacer que el E l dolor de espalda es una de las molestias más comunes del embarazo. Aunque el dolor de espalda normalmente se alivia por completo cuando nace el bebé, en algunas mujeres no es así. Aproximadamente el 40% de las mujeres que tienen dolor de espalda durante el embarazo siguen teniendo dolor por varios meses. Este folleto explica • las causas del dolor de espalda durante el embarazo • consejos para aliviar el dolor de espalda • cuándo debe acudir a su profesional de atención médica • los ejercicios para aliviar el dolor de espalda Flexión hacia atrás Este ejercicio estira los músculos de la espalda, la pelvis y los muslos. 1. Arrodíllese y apoye las manos en el piso (posición de cuatro patas), con las rodillas separadas de 8–10 pulgadas y los brazos extendidos y rectos (las manos deben quedar debajo de los hombros). 2. Con las piernas y las manos apoyadas en el piso, deslícese hacia atrás y siéntese lentamente sobre los talones con la cabeza entre las rodillas y los brazos extendidos. 3. Sostenga esta posición durante 5 segundos y regrese lentamente a la posición original arrodillada. Repita el ejercicio 5 veces. Movimientos del arco de la espalda (estirón de gato) Este ejercicio estira y fortalece los músculos de la espalda, la cadera y el abdomen. 1. Arrodíllese y apoye las manos y las rodillas en el piso (posición de cuatro patas) de manera que el peso del cuerpo quede distribuido uniformemente y la espalda esté recta. 2. Mézase hacia adelante y hacia atrás y cuente hasta 5 mientras sostiene cada posición. 3. Regrese a la posición original y flexione la espalda hacia arriba lo más posible. Repita el ejercicio de 5–10 veces. Ejercicios para mantener saludable la espalda Antes de hacer alguno de estos ejercicios, consulte al profesional de atención médica para asegurarse de que pueda hacerlos con seguridad. Estos ejercicios no deben provocar dolor. Si eso sucede, deje de hacer el ejercicio. Recuerde respirar profundamente con cada movimiento. Movimientos de presión contra la espalda Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda, el torso y la parte superior del cuerpo además de promover una buena postura. 1. Colóquese de pie contra una pared con los pies separados de esta a una distancia de 10–12 pulgadas. 2. Presione la parte inferior de la espalda contra la pared. 3. Sostenga esta posición por 10 segundos y luego relájese. Repita el ejercicio 10 veces. Flexiones de la parte superior del cuerpo Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda y el torso. 1. Póngase de pie con las piernas separadas, flexione ligeramente las rodillas y colóquese las manos en las caderas. 2. Inclínese lentamente hacia adelante, manteniendo recta la parte superior de la espalda, hasta que sienta el estiramiento de los músculos a lo largo de la parte posterior del muslo superior (la corva). Repita el ejercicio 10 veces. Flexión de la espalda estando de pie Este ejercicio ayuda a contrarrestar la mayor inclinación hacia adelante que ocurre a medida que crece el útero. 1. Colóquese de pie con la palma de las manos en la parte posterior de las caderas. 2. Inclínese lentamente hacia atrás a un ángulo de 15–20 grados aproximadamente. 3. Sostenga esa posición por 20 segundos. Repita el ejercicio 5 veces. Estiramiento de la parte posterior de las piernas Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda y el abdomen. 1. Arrodíllese y apoye las manos sobre el piso (posición de cuatro patas) de manera que el peso del cuerpo quede distribuido uniformemente y los brazos estén extendidos (las manos deben quedar directamente debajo de los hombros). 2. Estire la parte posterior de la pierna izquierda pero mantenga el pie apoyado sobre el piso. No mueva la pierna hacia atrás ni flexione la espalda. Repita el ejercicio a ambos lados de 5–10 veces. cuerpo se incline más hacia adelante y exponerla a sufrir una caída. • Haga ejercicios regularmente. El ejercicio ofrece muchos beneficios a las mujeres embarazadas y es una de las mejores maneras de aliviar el dolor de espalda (consulte el cuadro “Ejercicios para mantener saludable la espalda”). • Considere invertir en un colchón firme. Los colchones firmes podrían apoyar mejor la espalda durante el embarazo. • No se incline hacia adelante desde la cintura para recoger cosas, mejor hágalo en cuclillas, doble las rodillas y mantenga recta la espalda. • Siéntese en sillas que tengan un respaldo que apoye la espalda, o use una almohada o cojín pequeño detrás del área inferior de la espalda. Puede encontrar pequeños aditamentos que se llaman soportes lumbares en las tiendas de suministros de oficina y médicos. • Trate de dormir sobre un costado con una o dos almohadas entre las piernas o debajo del abdomen como apoyo. • Aplique calor o frío al área adolorida. Cuándo debe comunicarse con el profesional de atención médica Si presenta un dolor intenso o si el dolor perdura más de 2 semanas, debe comunicarse con su obstetra u otro profesional de atención médica. No intente tratar el dolor por su cuenta. El dolor de espalda se puede producir a causa de otros problemas. Este puede ser un síntoma de parto prematuro y también puede ser una señal de una infección de las vías urinarias. Comuníquese con su obstetra de inmediato si presenta fiebre, ardor al orinar o sangrado vaginal además de dolor de espalda. Estas pueden ser señales de otras complicaciones del embarazo. Una vez que se descarten otras causas, le podrían recomendar recibir tratamiento de un especialista en rehabilitación o fisioterapeuta. Las fajas o abrazaderas de maternidad que apoyan el peso del abdomen y alivian la tensión en la espalda pueden ser útiles. Ejercicios para el dolor de espalda Los ejercicios para la espalda pueden ayudar a aliviar el dolor en esa área. Estos ejercicios fortalecen y estiran los músculos que apoyan la espalda y las piernas y promueven una buena postura ya que mantienen fuertes los músculos de la espalda, el abdomen, las caderas y la parte superior del cuerpo. Además, no solo alivian el dolor de espalda sino que la preparan para el trabajo de parto y el parto. Si no tiene complicaciones que le impidan hacerlo, mantenerse activa durante el embarazo reduce el dolor de espalda y aumenta su probabilidad de continuar haciendo sus actividades cotidianas. Generalmente, se puede caminar sin correr riesgos durante el embarazo y es ideal para la espalda. Los ejercicios acuáticos son especialmente útiles para el dolor de espalda. Recuerde siempre hablar con su profesional de atención médica antes de comenzar o cambiar un programa de ejercicios durante el embarazo. Por último... El dolor de espalda es una de las molestias más comunes del embarazo. Puede disminuir este dolor manteniendo una buena postura y haciendo ejercicios para fortalecer los músculos. Estas medidas pueden ayudar a mejorar el dolor de espalda y permitirle mantenerse sana durante el embarazo y después de que nazca el bebé. Glosario Hormonas: Sustancias que elaboran las células o los órganos del cuerpo que regulan las funciones de las células o los órganos. Un ejemplo es el estrógeno que controla el funcionamiento de los órganos reproductores femeninos. Ligamentos: Bandas de tejido que conectan a los huesos o apoyan los órganos internos grandes. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor abril de 2016 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998