Share:

SP101 La función del colesterol en el cuerpo El colesterol es una sustancia compuesta de grasa con textura de cera. El cuerpo usa el colesterol para crear la cubierta externa de las células. El colesterol es una parte importante de ciertos tipos de hormonas, como el estrógeno y la testosterona. También permite que el El colesterol y la salud cardiovascular de la mujer The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N La Salud de la Mujer • SP101 cuerpo elabore vitamina D y produzca bilis, una sustancia que facilita la digestión de los alimentos. La mayor parte del colesterol del cuerpo se elabora en el hígado. Una cantidad pequeña proviene de los alimentos, como la carne y los productos lácteos. La grasa en estos alimentos se convierte en triglicéridos. Los triglicéridos se desplazan por la E l colesterol es una sustancia natural que facilita el desarrollo y funcionamiento del cuerpo, pero tener niveles anormales de colesterol puede ser perjudicial. El colesterol elevado es un factor de riesgo principal para la enfermedad cardiovascular. Mantener el colesterol dentro de un nivel normal es una de las mejores medidas que puede tomar para reducir el riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular y mantenerse sana durante toda la vida. Este folleto explica • cómo actúa el colesterol en el cuerpo • el colesterol y los otros factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular • las mujeres y la enfermedad cardiovascular • cómo se miden los niveles de colesterol • el tratamiento de los niveles de colesterol también. Algunos de estos factores no se pueden cambiar, como tener mayor edad, ser hombre y el historial familiar. Otros se pueden modificar haciendo cambios en el estilo de vida u obteniendo atención médica regularmente. Estos factores de riesgo son, entre otros, el hábito de fumar, la falta de actividad física, la obesidad, no alimentarse bien y condiciones como la diabetes y la presión arterial alta. Muchas personas tienen varios factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular. El nombre que se le da a un grupo de factores de riesgo que ocurren juntos y que aumentan el riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular es el síndrome metabólico. El síndrome metabólico se puede diagnosticar si presenta tres o más de los siguientes factores: • Circunferencia de la cintura igual a o mayor de 35 pulgadas en las mujeres e igual a o mayor de 40 pulgadas en los hombres • Nivel de triglicéridos de 150 mg/dL o mayor • Nivel de colesterol HDL de menos de 50 mg/dL • Presión arterial de 130/85 mm Hg o mayor • Nivel de glucosa en ayunas de 100 mg/dL o mayor El síndrome metabólico se ha convertido en un problema común en Estados Unidos a medida que ha ido aumentando la tasa de obesidad. Son tantas las personas que ahora padecen del síndrome metabólico que este síndrome podría sobrepasar el hábito de fumar como la causa principal de las enfermedades cardiovasculares. Las mujeres y la enfermedad cardiovascular El nivel de HDL es mayor en las mujeres que en los hombres. Se cree que el estrógeno, una hormona de la mujer, aumenta de forma natural los niveles de HDL. Las mujeres tienen un menor riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular que los hombres hasta que llegan a la menopausia (generalmente alrededor de edad de 50 años), cuando los niveles de LDL empiezan a aumentar. A partir de los 55 años, los niveles de LDL son mayores en las mujeres que en los hombres. A la edad de 75 años, el riesgo de que ocurra la enfermedad cardiovascular en los hombres y las mujeres es el mismo. La enfermedad cardiovascular es el asesino principal de las mujeres en Estados Unidos. Algunos problemas médicos que solo ocurren en las mujeres aumentan este riesgo cardiovascular. Estas condiciones son el síndrome de ovario poliquístico, los trastornos de presión arterial alta que ocurren en el embarazo y la diabetes gestacional. Casi un 30% de las mujeres con el síndrome de ovario poliquístico también padecen del síndrome metabólico. Cómo se miden los niveles de colesterol Puede saber si sus niveles de colesterol son saludables haciéndose una prueba sencilla de sangre. Mediante un análisis completo de lipoproteínas es posible medir los niveles de colesterol total, colesterol LDL, colesterol HDL y los triglicéridos (consulte el cuadro). sangre y se almacenan en las células compuestas de grasa como fuente de energía. El cuerpo también convierte los azúcares simples que se encuentran en las frutas y en los alimentos dulces en triglicéridos. En el hígado, el colesterol, los triglicéridos y una proteína se empaquetan en lipoproteínas. Hay dos tipos importantes de lipoproteínas: • LDL (lipoproteína de baja densidad)––Este tipo de lipoproteína transporta el colesterol al lugar donde se necesite en el cuerpo. Si hay una cantidad excesiva de esta lipoproteína, esta tiende a acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos. Al LDL a veces se le llama el “colesterol dañino”. • HDL (lipoproteína de alta densidad)––Este tipo de lipoproteína recoge el colesterol en la sangre y lo lleva de regreso al hígado. El hígado entonces descompone el colesterol para que el cuerpo lo pueda eliminar. Al HDL a veces se le llama el “coles-terol beneficioso”. Una forma sencilla de recordar los dos tipos de colesterol es que es bueno tener un nivel alto del “alegre” HDL y un nivel mínimo del “malo” LDL. El colesterol y la enfermedad cardiovascular El término que se usa para niveles altos de colesterol o triglicéridos es dislipidemia. Un tipo común de dislipidemia en Estados Unidos es tener niveles demasiado altos de colesterol LDL, un nivel demasiado bajo de colesterol HDL y niveles elevados de triglicéridos. Este tipo de dislipidemia aumenta el riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular. Cuando el nivel de LDL es alto, este se puede acumular dentro de las paredes de los vasos sanguíneos. Cuando el nivel de HDL es bajo, es posible que no haya una cantidad suficiente para eliminar el “colesterol dañino” de los vasos sanguíneos. El LDL dentro de las paredes de los vasos sanguíneos provoca una reacción del sistema inmunitario del cuerpo. Con el tiempo, esta reacción inmunitaria puede hacer que se acumule una sustancia que se llama placa en los vasos sanguíneos. La placa puede estrechar y endurecer las arterias, un problema médico que se llama ateroesclerosis. La ateroesclerosis dificulta el paso de la sangre por las arterias. La cardiopatía coronaria es la enfermedad que ocurre cuando se vuelven más estrechas las arterias del corazón. Con el tiempo, la placa puede formar un coágulo de sangre que bloquea el flujo de sangre en la arteria, por lo que ocurre un ataque cardíaco. Si la ateroesclerosis causa que se estreche o bloquee una arteria en el cerebro, puede ocurrir un derrame cerebral. Otros factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular Tener niveles anormales de colesterol no es el único factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular. Hay otros factores de riesgo que son importantes Las mujeres que no tienen factores de riesgo deben hacerse ciertos análisis para medir el nivel de colesterol cada 5 años a partir de edad de 45 años. Las mujeres con factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular pueden tener que hacerlo antes. Como manejar los niveles de colesterol y el riesgo cardiovascular Si tiene niveles elevados de colesterol, el manejo de este problema médico depende de su riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular en los próximos 10 años. Puede determinar cuál es su riesgo en 10 años en http://tools.cardiosource.org/ASCVD-Risk-Estimator/. Si su riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular es bajo, es posible que pueda controlar los niveles de colesterol con tan solo hacer cambios en el estilo de vida. Si su riesgo es mayor, se podrían recetar medicamentos para reducir el colesterol junto con cambios en el estilo de vida. Cambios en el estilo de vida Unos pocos cambios en el estilo de vida a menudo pueden hacer una gran diferencia en lo que respecta a su riesgo de presentar la enfermedad cardiovascular. Lleve una dieta que promueva la salud del corazón. En una dieta que promueve la salud del corazón predominan las verduras, las frutas, los frijoles (o habichuelas) y los productos lácteos bajos en grasa; incorpora pescado y aves, y limita las carnes rojas, los alimentos y las bebidas endulzadas y el sodio. El tipo de grasa que consume también es importante. Hay distintos tipos de grasa en los alimentos: • Las grasas saturadas provienen principalmente de la carne y los productos lácteos. Estas grasas tienden a solidificarse cuando se enfrían. Algunos ejemplos son la mantequilla y la manteca de cerdo. Debe consumir una cantidad pequeña de grasas saturadas, es decir, los alimentos que consume todos los días no deben contener en total más de 5–6% de esta grasa. • Las grasas trans son grasas insaturadas que se han procesado por medios químicos para que se solidifiquen a temperatura ambiente. Las mantecas vegetales, las margarinas, las galletas de soda y dulces, y las golosinas como los chips de papa a menudo contienen grasas trans. Debe limitar este tipo de grasa en la alimentación. • Las grasas insaturadas tienden a ser líquidas y provienen principalmente de las plantas. Los aceites de oliva, canola, cacahuate (maní), girasol y pescado son todos grasas insaturadas. La mayoría de la grasa que consume debe ser grasa insaturada. Una buena manera de reducir la cantidad de grasa y sodio en la alimentación es consumiendo menos alimentos procesados. Las galletas dulces, los chips de papa y otros bocadillos (o meriendas) empacados a menudo contienen niveles elevados de grasas trans y grasas saturadas. Además, sea cautelosa con los alimentos empacados que dicen ser “bajos en grasa”. Muchas veces estos alimentos contienen mucha azúcar y sal para realzar el sabor. Si consume alimentos procesados, lea las etiquetas de los alimentos detenidamente. Si necesita ayuda para planificar las comidas y seleccionar buenas opciones de alimentos, hay muchos planes de alimentación disponibles. Es buena idea explorar los siguientes recursos: • “MyPlate” (Mi plato) en http://www.choosemyplate.com • Plan de alimentación DASH (que son las siglas en inglés de “Estrategias alimenticias para eliminar la hipertensión”) en http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/dash • Recomendaciones para la alimentación y el estilo de vida de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) en http://www.heart.org/HEARTORG/GettingHealthy/Diet-and-Lifestyle-Recommendations_UCM_305855_Article.jsp También puede pedirle recomendaciones a su proveedor de atención médica o acudir a un profesional de la nutrición para diseñar un plan de alimentación adaptado a usted. Haga ejercicio. El ejercicio puede fortalecer el corazón y promover la salud de los vasos sanguíneos. Ayuda además a aumentar los niveles de HDL y bajar la presión arterial, que a su vez reducen el riesgo de padecer la enfermedad del corazón. El ejercicio le da más energía, le ayuda a controlar el peso y puede crear y mantener huesos fuertes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) recomiendan hacer por lo menos 150 minutos de ejercicio todas las semanas. Puede dividir los 150 minutos en sesiones de Niveles de colesterol HDL (colesterol “beneficioso”) Es mejor tener niveles elevados LDL (colesterol “dañino”) Es mejor tener niveles bajos Triglicéridos Niveles elevados aumentan el riesgo de padecer de la enfermedad cardiovascular *Colesterol total 180 mg/dL o menos es óptimo *Colesterol total = HDL + LDL + el 20% del nivel de triglicéridos 30 minutos 5 días a la semana o períodos menores de 10 minutos durante el día. Por ejemplo, puede salir a caminar tres veces al día por 10 minutos. Adelgace. Es recomendable adelgazar si tiene sobre- peso o es obesa. Su proveedor de atención médica puede recomendarle una dieta y un programa de ejercicios para que pueda adelgazar de manera segura y eficazmente. Deje de fumar. Si fuma, deje de fumar. El hábito de fumar es uno de los mayores factores de riesgo para la enfermedad del corazón. Esto se debe a que disminuye los niveles de HDL y es posible que aumenten los niveles de triglicéridos en la sangre. También aumenta el riesgo de desarrollar cáncer del pulmón. Dejar de fumar es una de las medidas más eficaces para reducir el riesgo de contraer la enfermedad del corazón. Medicamentos para reducir el colesterol El tipo más común de medicamentos para reducir el nivel de LDL son los que se llaman estatinas. Estos medicamentos hacen que el hígado produzca menos colesterol. Además de reducir los niveles de LDL, pueden también ayudar a disminuir los niveles de triglicéridos y aumentar los niveles de HDL. Por último… Tener niveles anormales de colesterol es uno de los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer de la enfermedad cardiovascular. Hable con su proveedor de atención médica sobre sus factores de riesgo individuales y cuándo se debe medir los niveles de colesterol. Reducir el riesgo cardiovascular a menudo conlleva hacer cambios en el estilo de vida, como cambiar la alimentación, aumentar la actividad física y dejar de fumar. También se pueden recomendar ciertos medicamentos en algunos casos. Glosario Ataque cardíaco: Daño a un área del músculo del corazón que ocurre cuando se interrumpe el suministro de sangre. Casi siempre se debe al estrechamiento o la obstrucción de las arterias del corazón. Ateroesclerosis: Estrechamiento y obstrucción de las arterias debido a la acumulación de placa depositada en los vasos sanguíneos. También se denomina endurecimiento de las arterias. Bilis: Sustancia que produce el hígado que ayuda a digerir la grasa. Cardiopatía coronaria: Grupo de enfermedades que altera el funcionamiento normal del corazón y que pueden causar un ataque cardíaco. Se pueden producir a causa de la acumulación de placa en las arterias que reduce o bloquea el flujo de sangre en el corazón. Células: Las unidades más pequeñas en las estructuras del cuerpo; los componentes básicos de todas las partes del cuerpo. Colesterol: Sustancia natural que actúa como uno de los componentes básicos de las células y hormonas que ayuda a transportar la grasa por los vasos sanguíneos para usarse o almacenarse en otras partes del cuerpo. Derrame cerebral: Interrupción repentina del flujo de sangre a todo el cerebro o a alguna parte de este y que se produce debido a una obstrucción o rompimiento de un vaso sanguíneo en el cerebro causando pérdida del conocimiento y parálisis temporal o permanente. Diabetes: Enfermedad en la que los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. Diabetes gestacional: Diabetes que ocurre durante el embarazo. Dislipidemia: Tener niveles anormales de lipoproteínas en la sangre. Enfermedad cardiovascular: Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos. Estrógeno: Hormona femenina que se produce en los ovarios. Hormonas: Sustancias que elaboran las células o los órganos del cuerpo que regulan las funciones de las células o los órganos. Un ejemplo es el estrógeno que se encarga de controlar la función de los órganos reproductores femeninos. Lipoproteínas: Sustancias que transportan el colesterol dentro y fuera del hígado y por toda la sangre. Menopausia: Período en la vida de la mujer cuando cesa la menstruación; se define como la ausencia de períodos menstruales durante 1 año. Síndrome de ovario poliquístico: Estado clínico que se caracteriza por dos de los siguientes tres criterios: la presencia de tumores en los ovarios, que se llaman quistes, períodos menstruales irregulares y un aumento en los niveles de ciertas hormonas. Síndrome metabólico: Combinación de factores, como presión arterial alta, circunferencia de la cintura de 35 pulgadas o mayor (en las mujeres), niveles de glucosa más elevados de lo normal, niveles de colesterol “beneficioso” más bajos de lo normal y niveles elevados de grasa en la sangre (triglicéridos) que contribuyen tanto a la diabetes como a la enfermedad del corazón. Sistema inmunitario: Sistema de defensa natural del cuerpo contra sustancias extrañas y organismos invasores, como las bacterias que causan enfermedades. Testosterona: Hormona que producen los testículos del hombre y en cantidades más pequeñas por los ovarios y otros tejidos de la mujer. Es responsable de las características sexuales masculinas, como el crecimiento de vello, el desarrollo muscular y la voz grave. Triglicéridos: Forma de grasa corporal que se encuentra en la sangre y los tejidos. Niveles elevados de triglicéridos están asociados con la enfermedad cardiovascular. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor diciembre de 2014 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920

American Congress of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street SW, Washington, DC  20024-2188 | Mailing Address: PO Box 70620, Washington, DC 20024-9998