SP079, February 2007


ACOG publications are protected by copyright and all rights are reserved. ACOG publications may not be reproduced in any form or by any means without written permission from the copyright owner. This includes the posting of electronic files on the Internet, transferring electronic files to other persons, distributing printed output, and photocopying. Requests for authorization to make photocopies should be directed to: Copyright Clearing Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923 (978) 750-8400

Si su bebe esta en presentacion pelviana (de nalgas)

Si su bebe esta en presentacion pelviana (de nalgas)Antes de nacer, la mayoría de los bebés se trasladan a una posición invertida (de cabeza) en el útero. Pero algunos no. Cuando las nalgas, los pies o ambos están dispuestos de manera que saldrían primero durante el parto, se dice que hay una presentación pelviana.

Si su bebé está en presentación pelviana al acercarse la fecha prevista de parto, debe saber lo que puede esperar. De ese modo puede planear con su médico la mejor manera de manejar su parto y alumbramiento. Este folleto le explicará:

  • Cómo se determina la presentación pelviana
  • Los motivos por los que puede ocurrir
  • Lo que se puede hacer antes del nacimiento
  • Opciones para el nacimiento del bebé

La mayoría de los bebés en presentación pelviana nacen saludables. Si su bebé aún está en presentación pelviana al acercarse la fecha prevista de parto, hable con su médico.

La presentación pelviana

Un embarazo de término completo dura aproximadamente 40 semanas desde el primer día del último periodo menstrual. Durante las primeras 36 semanas, el bebé cambia de posición muchas veces. En las últimas semanas, la posición del bebé cambia menos porque hay menos espacio para moverse.

Aproximadamente 3 a 4 semanas antes de la fecha prevista de parto, la mayoría de los bebés se colocan de manera que sus cabezas apuntan hacia abajo cerca del canal de parto (la vagina). Si eso no sucede, las nalgas, los pies o ambos pueden estar dispuestos de manera que saldrían primero durante el parto. Eso se denomina presentación pelviana. Sucede en el 3 al 4% de todos los nacimientos de término completo y requiere la planificación especial del nacimiento del bebé. Si su bebé está en presentación pelviana, es posible que su médico le recomiende un parto por cesárea.

La mayoría de los bebés en presentación pelviana nacen saludables. Pero corren un riesgo mayor de tener ciertos problemas que los bebés que nacen de cabeza. Su médico hablará con usted sobre el mejor plan para usted y su bebé.

Factores relacionados

No siempre se sabe por qué un bebé está en presentación pelviana. La presentación pelviana es más común cuando:

  • La mujer ha tenido más de un embarazo
  • Hay más de un feto en el útero (mellizos o más)
  • El útero tiene una cantidad excesiva o insuficiente de líquido amniótico (el líquido que rodea al feto dentro del útero)
  • El útero no tiene una forma normal o contiene masas anormales, como fibromas
  • La placenta cubre la boca del útero total o parcialmente (placenta previa)
  • El bebé es prematuro

En algunos casos, un defecto congénito puede ser uno de los motivos por los cuales el bebé no se ha colocado en posición de cabeza antes de nacer.

Determinación de la posición del bebé

Los tres tipos de presentación pelviana

Si su bebe esta en presentacion pelviana (de nalgas)

Para planificar el nacimiento de un bebé en presentación pelviana el médico determinará en qué posición se encuentra. Una manera mediante la cual el médico puede determinar la posición del bebé es realizando un examen físico. Colocando las manos en ciertos lugares de su abdomen, el médico palpa la forma del bebé. Palpando dónde se encuentran la cabeza, la espalda y las nalgas del bebé permite al médico determinar si el bebé está en presentación pelviana.

Se puede usar un examen por ecografía para confirmar la posición. En esta prueba, se pasa un dispositivo sobre el abdomen. Las ondas de sonido que emite crean una imagen del bebé que se puede ver en una pantalla.

La posición del bebé puede cambiar hasta finalizado el embarazo. A medida que se aproxima la fecha del parto algunos bebés se voltean ellos mismos. Es posible que su médico no sepa con seguridad si su bebé ha permanecido en presentación pelviana hasta que comience el parto. A veces, la presentación pelviana se determina por primera vez durante un examen pélvico de una mujer que está de parto.

Cambio de la posición del bebé

Si el bebé está en presentación pelviana, es posible que su médico le sugiera una versión. Versión es un intento de voltear al bebé de cabeza. Puede mejorar sus probabilidades de tener un parto vaginal.

Para voltear al bebé, el médico coloca sus manos en ciertos lugares de su abdomen, empujando y levantando. Eso ayuda al bebé a moverse. Es como si el bebé se volteara hacia delante en cámara lenta. Si eso no funciona, es posible que el médico intente hacer que el bebé se voltee hacia atrás. En algunos casos, el médico necesitará que otra persona lo ayude voltear al bebé.

En la mayoría de los casos, no se intenta la versión hasta por lo menos 36 semanas de embarazo. Si se hace antes de eso, el bebé podría cambiar de posición nuevamente.

Su médico evaluará su salud y la condición de su embarazo para ver si la versión es una opción para usted. Ciertas afecciones pueden aumentar el riesgo de una versión o reducir sus probabilidades de éxito. Si usted o su bebé tienen una de estas afecciones, es posible que su médico no recomiende la versión.

Antes de que su médico intente voltear al bebé, se hará una ecografía. Este examen muestra:

  • La posición del bebé
  • La posición de la placenta
  • La cantidad de líquido amniótico presente

También se usa la ecografía para ayudar a guiar el cambio de posición.

Se verifica la frecuencia cardíaca del bebé usando un monitor fetal antes y después de la versión. Si surge algún problema con usted o el bebé, se suspenderá la versión inmediatamente.

Algunas veces, es posible que primero le administren un medicamento para relajar el útero. Eso ayuda a que sea más fácil voltear al bebé.

Aunque son raras, pueden suceder algunas complicaciones con la versión:

  • Ruptura prematura de las membranas
  • Problemas con la frecuencia cardíaca del bebé
  • Ruptura de la placenta
  • Parto prematuro

Por lo general, la versión se realiza cerca de una sala de parto. Si suceden problemas, se puede hacer que el bebé nazca rápidamente, por cesárea si es necesario.

Más de la mitad de los intentos de versión funcionan. No obstante, algunos bebés regresan a la presentación pelviana. Si eso sucede, es posible que su médico intente la versión nuevamente. Pero ésta tiende a ser más difícil a medida que se acerca la fecha de nacimiento. Esto se debe a que a medida que el bebé crece, tiene menos espacio para moverse.

Parto

Si su bebé está en presentación pelviana, su médico hablará con usted sobre el mejor tipo de alumbramiento para usted y su bebé. Si el bebé puede voltearse con versión, el parto vaginal puede ser una opción. Si el bebé está en presentación pelviana cuando se acerca la hora de nacer, es posible que un parto por cesárea sea lo mejor. Su médico repasará en detalle los riesgos y los beneficios. Juntos decidirán sobre el mejor plan para usted y su bebé.

Parto vaginal

El parto vaginal puede ser más difícil cuando el bebé está en presentación pelviana. Eso se debe a que, al nacer, la cabeza es la parte más grande y firme del cuerpo del bebé. Al estar de cabeza, sale primero. En la mayoría de los casos, es entonces fácil guiar el resto del cuerpo por el canal de parto. En la presentación pelviana, el cuerpo sale primero, y puede ser difícil guiar la cabeza del bebé hacia fuera del cuerpo de la madre. Eso se debe a que el cuerpo del bebé posiblemente no dilate el cuello uterino lo suficiente para crear suficiente espacio para que la cabeza salga fácilmente.

El riesgo de daños al bebé puede ser mayor durante un parto vaginal en presentación pelviana. También existe una mayor probabilidad de prolapso del cordón umbilical. Eso sucede cuando el cordón umbilical pasa por el cuello uterino hacia el canal de parto antes del bebé. Puede ocasionar que se oprima el cordón, lo que puede cortar el flujo de sangre por el mismo.

Parto por cesárea

La mayoría de los bebés en presentación pelviana nacen por parto por cesárea programado. Como con cualquier cirugía mayor, el parto por cesárea implica riesgos. Estos problemas ocurren en muy pocas mujeres y, por lo general, se controlan con facilidad:

  • Infección
  • Sangrado
  • Problemas relacionados con el medicamento para el dolor

No siempre es posible planear un parto por cesárea. Tal vez el bebé cambie a una presentación pelviana justo antes de comenzar el trabajo de parto. En ese caso, no sabrá que tendrá un parto por cesárea hasta que esté de parto.

Por último...

La mayoría de los bebés en presentación pelviana nacen saludables. Si su bebé aún está en presentación pelviana al acercarse la fecha prevista de parto, hable con su médico. Le explicará los riesgos de manera que puedan planear juntos el mejor tipo de parto para usted.

Glosario

Ecografía: Una prueba en la que se usan ondas sonoras para examinar las estructuras internas. Puede usarse durante el embarazo para examinar el feto.

Parto por cesárea: Nacimiento de un bebé a través de una incisión hecha en el abdomen y el útero de la madre.

Placenta: El tejido que nutre al feto y remueve sus desechos.

Prematuro: Nacido antes de las 37 semanas de embarazo.

Ruptura de la placenta: Una condición en la cual la placenta comienza a desprenderse de la pared interior del útero antes de que nazca el bebé.

Ruptura prematura de las membranas: Una condición en la que las membranas que contienen el líquido amniótico se rompen antes del parto.

Útero: Un órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene y sustenta al feto en desarrollo durante el embarazo.

Versión: Una técnica realizada durante la etapa final del embarazo en la que el médico intenta cambiar la posición de un bebé de presentación pelviana a de cabeza.

Este folleto de educación de pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. Diseñado como instrumento de ayuda para los pacientes, el mismo presenta información y opiniones actuales relacionadas con la salud femenina. El nivel promedio de dificultad de lectura de esta serie, basado en la fórmula de Fry, es de 6to a 8vo grado escolar. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de los Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) clasifica la calidad de los folletos como "superior". Para garantizar que la información esté al día y sea precisa, los folletos se revisan cada 18 meses. La información de este folleto no especifica ningún curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse y no debe interpretarse que la misma excluye otros métodos de práctica aceptables. Las variaciones que tomen en cuenta las necesidades individuales de la paciente, sus recursos y las limitaciones particulares de la institución o el tipo de práctica pueden estar indicadas.

Derechos de autor © Febrero de 2007 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en la Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otra índole, sin obtener previamente un permiso por escrito de la editorial.

ISSN 1074-8601

Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923.

Para pedir folletos de educación de pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o haga su pedido en línea en sales.acog.org.

The American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street, SW
PO Box 96920
Washington, DC 20090-6920

12345/10987