Share:

SP034 Presión arterial La presión arterial es vital para el funcionamiento del sistema circulatorio del cuerpo, es decir, el corazón, las arterias y las venas. Se crea en parte por el latido constante del corazón. Cada vez que el corazón se contrae, bombea sangre a las arterias. Las arterias transportan la sangre a los órganos del cuerpo. Las venas traen la sangre de vuelta al corazón. Las arterias pequeñas, denominadas arteriolas, también afectan a la presión arterial. Estos vasos sanguíneos tienen un revestimiento interno formado por una capa de músculo. Cuando la presión arterial es normal, este músculo se relaja y las arteriolas se dilatan (abren) para que la sangre fluya a través de ellas fácilmente. Sin embargo, si se envía una señal para aumentar la presión arterial, la capa de músculo se contrae y las arteriolas se vuelven más estrechas. Al hacerlo, la sangre tiene más dificultad para fluir a través de ellas. Por consiguiente, la presión aumenta en las arterias. La lectura de presión arterial consiste en dos números. Cada número está separado por una barra oblicua: 110/80, por ejemplo. (Probablemente ha escuchado que aluden a esto como “110 sobre 80”). El primer número es la presión en las arterias cuando el The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP034 La presión arterial alta durante el embarazo M antener normales los niveles de presión arterial es vital para gozar de salud. Cuando la presión arterial llega a un nivel muy alto, se le conoce como hipertensión. La hipertensión es peligrosa para la salud en cualquier momento. Durante el embarazo, la hipertensión puede causar más problemas. En algunos casos, puede ocurrir un trastorno grave que es perjudicial en el embarazo y se llama preeclampsia. Si está embarazada y tiene algún factor de riesgo que puede causar presión arterial alta, es posible que necesite recibir atención especial. Este folleto explica • los tipos de presión arterial alta • los efectos sobre el embarazo • los factores de riesgo diastólica es de 90 durante varias lecturas, quiere decir que está demasiado alta. Debido a las alzas y bajas normales en la presión arterial, si tiene una lectura alta, le podrían tomar la presión otra vez para determinar si se ha normalizado. El nivel normal de presión arterial puede ser un promedio de diversas lecturas tomadas en reposo. Efectos sobre el embarazo En un embarazo normal, el feto recibe de la mujer todos los nutrientes y el oxígeno que necesita para desarrollarse normalmente. Esto sucede cuando una cantidad adecuada de sangre de la mujer fluye a través de la placenta y los nutrientes y el oxígeno pasan por el cordón umbilical hasta el bebé. Un nivel alto de presión arterial puede causar problemas durante el embarazo. Por ejemplo, cuando una mujer tiene la presión arterial alta en el embarazo, la cantidad de sangre que fluye a la placenta se podría reducir. Por consiguiente, el feto recibe menos del oxígeno y los nutrientes que necesita. Cuando esto ocurre, el ritmo de desarrollo del feto disminuye. Tipos de presión arterial alta Hipertensión crónica Cuando el nivel de presión arterial ha estado elevado por un tiempo antes del embarazo, se denomina hipertensión crónica o idiopática. Este padecimiento continúa durante el embarazo y después de dar a luz al bebé. Es vital controlar la hipertensión crónica ya que puede causar problemas de salud, como insuficiencia cardíaca o derrame cerebral. Durante el embarazo, la hipertensión crónica también puede afectar el desarrollo del feto. Si toma un medicamento para controlar la presión arterial, pregúntele al médico si puede tomarlo sin riesgo durante el embarazo. Muchas mujeres con hipertensión crónica pueden suspender el uso de medicamentos durante el embarazo ya que la presión arterial se normaliza. Otras mujeres necesitan continuar con el tratamiento durante el embarazo. Hable con su médico para determinar cuál es el mejor tratamiento para usted. En algu- nos casos, la mujer debe tomar a un medicamento distinto que mantenga normalizada la presión arterial pero que sea seguro durante el embarazo. Hipertensión gestacional Cuando la presión arterial alta ocurre por primera vez durante la segunda mitad del embarazo, se denomina hipertensión gestacional. Este tipo de presión arterial alta se normaliza al poco tiempo de que nace el bebé. Es posible que deba acudir a su médico con más frecuencia para que le examinen la presión arterial. Cuando la hipertensión gestacional ocurre con otros resultados, se denomina preeclampsia. La hipertensión gestacional puede causar preeclampsia. corazón se contrae. Esto se denomina presión sistólica. El segundo número es la presión en las arterias cuando el corazón se relaja entre las contracciones. Esto se denomina presión diastólica. La presión arterial es diferente en cada persona.También cambia a menudo durante el día. Puede aumentar si está emocionada o hace ejercicio. Casi siempre, disminuye cuando está en reposo. Estos cambios a corto plazo en la presión arterial son normales. Es solo cuando la presión arterial se mantiene elevada por un tiempo que podría ser señal de un problema. En la mayoría de las mujeres embarazadas, las lec- turas inferiores a 120/80 son normales. Si está emba- razada y su presión sistólica es de 140 o su presión Corazón Arteria Vena Cuando los niveles de presión arterial son normales, los vasos sanguíneos están abiertos y por lo tanto la sangre fluye fácilmente a través de ellos. Cuando la presión es alta, los vasos sanguíneos se estrechan. Al hacerlo, la sangre tiene más dificultad para fluir a través de ellos. Vaso sanguíneo estrecho Vaso sanguíneo abierto El corazón bombea sangre oxigenada a través de las arterias (vasos sanguíneos de color claro) hacia el resto del cuerpo. Las venas (vasos sanguíneos de color oscuro) llevan la sangre desde el cuerpo de vuelta al corazón. Preeclampsia Aunque la hipertensión gestacional es la señal más común de preeclampsia, la preeclampsia es un problema médico grave que afecta a todos los órganos del cuerpo. Por ejemplo, puede sobrecargar a los riñones y por consiguiente aumentar la cantidad de proteína en la orina de la mujer. Otras señales de preeclampsia son, entre otras, las siguientes: • Dolores de cabeza • Problemas de la vista • Aumento rápido de peso • Hinchazón (edema) en las manos y la cara Los médicos desconocen por qué ocurre preeclampsia en algunas mujeres. Pero se ha determinado que algunas mujeres tienen un riesgo mayor que otras. El riesgo de presentar preeclampsia aumenta en las mujeres que • están embarazadas por primera vez • tuvieron preeclampsia en embarazos previos • tienen un historial de hipertensión crónica • tienen 35 años en adelante • están embarazadas con más de un feto • tienen ciertos padecimientos médicos, como diabetes o alguna enfermedad de los riñones • son obesas • son afroamericanas • tienen ciertos trastornos inmunitarios, como lupus o una enfermedad de la sangre Es posible que una mujer con preeclampsia necesite estar hospitalizada para controlar el estado del bebé. En algunos casos, es necesario adelantar el parto. Cuando la preeclampsia es grave, se podrían afectar adversamente los órganos de la mujer, como los riñones, el hígado, el cerebro, el corazón y los ojos. En algunos casos ocurren convulsiones. Esto se denomina eclampsia. La preeclampsia es una enfermedad muy grave tanto para la mujer como para su bebé. Cuando la preeclampsia es grave podría requerir que se adelante la fecha del parto, incluso si el bebé no se ha desarrollado completamente. Si el bebé nace prematuramente, puede que tenga complicaciones. En casos extremos, la mujer, el bebé o ambos pueden morir. Atención prenatal Si una mujer sabe que tiene presión arterial alta antes del embarazo, hay medidas que ella y su médico pueden tomar para reducir la probabilidad de que se produzcan efectos adversos tanto para ella como para el bebé (consulte el cuadro al reverso). Por este motivo, lo mejor que una mujer puede hacer es acudir al médico antes del embarazo y recibir atención prenatal con regularidad. En cada consulta prenatal, se medirá el peso y la presión arterial de la mujer, y se obtendrá una muestra de orina (para determinar el nivel de proteína). De esta forma es posible detectar si han ocurrido cambios. Una vez que el médico sepa que la mujer tiene presión arterial alta, la examinará más a menudo. La lectura de la presión arterial 110/80 = sistólica/diastólica = presión en las arterias cuando el corazón se contrae/ presión en las arterias cuando el corazón se relaja Qué puede hacer Si tiene presión arterial alta crónica, siga los siguientes pasos para que su embarazo transcurra sin peligro: Antes del embarazo • Colabore con su médico para reducir su presión arterial. • Adelgace con la ayuda de una dieta y un programa de ejercicios, si fuera necesario. • Tome el medicamento para la presión arterial de la forma recetada. • Pregúntele al médico si su medicamento para la presión arterial puede usarse sin riesgo durante el embarazo. Durante el embarazo • Acuda a su médico periódicamente. Comience cuanto antes para que sea posible detectar oportunamente cualquier cambio que surja en su presión arterial y peso. • Si sufre de alguna enfermedad renal o presenta cualquier otro factor de riesgo, asegúrese de decírselo al médico al principio de su embarazo. • Si presenta alguna señal de advertencia de preeclampsia, dígaselo al médico de inmediato. • Examínese la presión arterial y el peso en la casa, si el médico le indica que lo haga. Tratamiento Cuando la presión arterial aumenta levemente y la mujer no se encuentra en las últimas etapas del embarazo, reposar en cama puede reducir la presión. El reposo en cama se puede recetar en la casa o en el hospital. Si la presión arterial no aumenta a niveles peligrosos, el embarazo podría continuar hasta que el trabajo de parto comience naturalmente. Si ocurre preeclampsia, la única cura verdadera es dar a luz al bebé. La decisión de que se realice el parto depende del riesgo que corra la madre y si el riesgo del bebé es mayor en el útero de la mujer o en una sala especial de recién nacidos. El trabajo de parto podría ocurrir naturalmente o inducirse (provocarse). Algunas veces es necesario un parto por cesárea si la salud de la madre y el bebé lo ameritan. Antes de decidir si es necesario que el bebé nazca prematuramente, el médico podría esperar para ver si mejora su situación. Durante el trabajo de parto, se podrían administrar medicamentos para evitar las convulsiones o para reducir la presión arterial. Por último... La presión arterial alta durante el embarazo puede exponer a la mujer y al bebé a presentar ciertos problemas graves. Si tiene hipertensión crónica o está en peligro de tener preeclampsia, tome medidas para reducir los riesgos del bebé. Deberá recibir atención médica especial y acudir a su médico con más frecuencia. Puede mejorar la probabilidad de tener un bebé saludable colaborando con su médico para controlar los niveles de presión arterial. Glosario Atención prenatal: Programa de atención médica para una mujer embarazada antes del nacimiento del bebé. Eclampsia: Convulsiones que ocurren en el embarazo y están asociadas presión arterial alta. Parto por cesárea: Parto de un bebé y de la placenta a través de una incisión en el abdomen y útero de la mujer. Placenta: Tejido que proporciona la nutrición y extrae los productos de desecho del feto. Preeclampsia: Afección durante el embarazo en la que ocurren presión arterial alta y proteína en la orina. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor junio 2004 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920