Share:

SP039 La circuncisión en recién nacidos The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Cómo se hace una circuncisión La circuncisión se puede realizar antes o después de que salgan del hospital la madre y el bebé. Se practica solo si el bebé está sano. Si el bebé tiene un problema médico, la circuncisión se podría posponer. Este procedimiento dura solo unos minutos. Durante el mismo, se coloca al bebé en una cama especial. Aunque se pueden emplear varias técnicas quirúrgicas, todas siguen los mismos pasos: • Se limpian el pene y prepucio. • Se colocan pinzas especiales en el pene y se extrae el prepucio. • Después del procedimiento, se aplica un vendaje y vaselina sobre la herida para evitar que esta frote contra el pañal. Se recomienda usar un anestésico para aliviar el dolor. Antes del procedimiento, su proveedor de atención médica debe hablarle sobre el tipo de anestésico que se usará y responderá a las preguntas que pueda tener sobre la circuncisión. La decisión La circuncisión es un procedimiento electivo. Esto quiere decir que los padres deben decidir si desean circuncidar a su hijo varón. Este procedimiento no lo requiere la ley ni las normas de los hospitales. Debido a que es un procedimiento electivo, es posible que su póliza de seguro no lo cubra. Para determinarlo, llame a su aseguradora o consulte su póliza. En algunas personas, la circuncisión forma parte de ciertas prácticas religiosas. Los musulmanes y judíos, por ejemplo, han circuncidado a sus hijos varones recién nacidos durante varios siglos. Otros deciden circuncidar a sus hijos para que estos no luzcan diferentes al padre o a los demás niños varones. Aunque se circuncidan a muchos varones recién nacidos en Estados Unidos, la cantidad de estos procedimientos ha disminuido en los últimos años. También es menos común en otras partes del mundo. Algunos padres deciden no circuncidar a sus hijos por temor al dolor que pueda sentir el bebé o a los riesgos que conlleva la cirugía. Otros creen que es una decisión que debe tomar el niño cuando sea mayor. L a circuncisión es la extracción quirúrgica de la capa de la piel, denominada prepucio, que recubre el glande (la cabeza) del pene. La decisión de circuncidar o no a su hijo le corresponde a usted. Si decide circuncidar a su bebé, este procedimiento generalmente se hace al poco tiempo de que nace el bebé. Este folleto explica • cómo se hace una circuncisión • factores que debe tomar en cuenta cuando tome la decisión • los posibles beneficios y riesgos • cómo cuidar a su hijo varón recién nacido La Atención Durante el Trabajo de Parto, el Parto y el Postparto • SP039 de la cirugía. Este vendaje generalmente se cae la próxima vez que el bebé orina. Algunos proveedores de atención médica recomiendan usar un vendaje limpio hasta que el pene se cicatrice, mientras que otros recomiendan no usarlo. En la mayoría de los casos, la piel cicatriza en 7–10 días. Es posible que observe que la punta del pene está roja y podría haber una pequeña cantidad de líquido amarillo. Esto por lo general es normal. Mantenga el área lo más limpia posible. Use agua y un jabón suave para limpiar residuos de heces si entran en contacto con el pene. Cambie el pañal a menudo para que la orina y las heces no causen una infección. Las señales de infección son enrojecimiento que no mejora, hinchazón o líquido de aspecto turbio que forma una costra. Llame a su proveedor de atención médica si observa alguno de estos síntomas. Si no circuncida a su bebé varón, es importante lavarle bien el pene y el prepucio. La parte externa del pene debe lavarse con agua y un jabón suave. No trate de desplazar hacia atrás el prepucio del bebé. Tal vez este no se pueda desplazar completamente hacia atrás hasta que el niño tenga 3–5 años. Esto es normal. A medida que el niño crece, enséñele a lavarse el pene. Debe hacerlo desplazando hacia atrás el prepucio y limpiando el área con agua y jabón. Después, debe colocar el prepucio nuevamente en su sitio. Por último... La decisión de circuncidar o no a su niño recién nacido es importante. Recuerde que la circuncisión es un procedimiento electivo, por lo tanto, usted debe decidir si se realiza o no. Si tiene alguna pregunta o duda, hable con su proveedor de atención médica durante su embarazo para contar con el tiempo necesario que le permita tomar una decisión bien fundada. Sin embargo, el período de recuperación dura más cuando se hace la circuncisión en niños mayores o adultos. Los riesgos de complicaciones también aumentan. Es importante disponer de toda la información sobre los posibles beneficios y riesgos del procedimiento antes de tomar una decisión. Es buena idea comenzar a pensar sobre esta decisión durante el embarazo y así contar con tiempo suficiente para analizar toda la información. Posibles beneficios Los bebés circuncidados parecen correr un riesgo menor de infecciones de las vías urinarias que los bebés no circuncidados. Sin embargo, el riesgo de infecciones de las vías urinarias en ambos grupos es mínimo. Este procedimiento puede prevenir cáncer del pene, una enfermedad rara. Algunos estudios de investigación indican que la circuncisión puede reducir el riesgo de un hombre de contraer el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) de una pareja femenina infectada. Es posible que la circuncisión reduzca el riesgo de transmitir el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual de un hombre infectado a una pareja femenina. Sin embargo, en la actualidad no hay suficiente información para recomendar rutinariamente la circuncisión de recién nacidos por motivos de salud. También hay razones higiénicas para la circuncisión. El esmegma es una secreción espesa y blancuzca que contiene células muertas. Esta secreción se puede acumular debajo del prepucio de hombres no circuncidados. Al hacerlo, puede causar dolor o infección. Sin embargo, a un niño que no ha sido circuncidado se le puede enseñar a lavar el pene para deshacerse del esmegma como parte de su rutina de baño diaria. Posibles riesgos Todos los procedimientos quirúrgicos conllevan ciertos riesgos. Aunque las complicaciones de una circuncisión son raras, estas pueden ocurrir. Algunas posibles complicaciones son sangrado, infección y formación de tejido cicatrizante. En casos raros, se podría extraer demasiado prepucio o una cantidad insuficiente. A veces es necesario recurrir a otras cirugías para corregir estos problemas. El cuidado de su recién nacido Si se circuncida su bebé varón, se le podría colocar un vendaje con vaselina sobre la cabeza del pene después Pene sin circuncidar Pene circuncidado Glosario Anestésico: Medicamento que se usa para aliviar el dolor. Enfermedades de transmisión sexual: Enfermedades que se transmiten mediante el contacto sexual, por ejemplo: clamidia, gonorrea, verrugas genitales, herpes, sífilis e infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]). Esmegma: Secreción blancuzca que por lo general se acumula debajo del prepucio del pene. Glande: La cabeza del pene. Prepucio: Capa de piel que recubre la punta del pene. Virus de inmunodeficiencia humana (VIH): Virus que ataca ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor septiembre de 2012 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920