Share:

SP098 Por qué es necesario hacer exámenes especiales A menudo se realizan exámenes especiales cuando el feto corre un riesgo mayor de presentar problemas que pueden provocar complicaciones en el embarazo o dar lugar al nacimiento de un niño muerto. Estos exámenes generalmente se les hacen a las mujeres con embarazos de alto riesgo. Los embarazos de alto riesgo son aquellos que ocurren cuando la mujer ha presentado complicaciones en embarazos previos o si la mujer tiene una enfermedad preexistente, como una enfermedad del corazón, presión arterial alta o diabetes. El embarazo de una mujer puede llegar a ser de alto riesgo si surgen ciertos problemas en el período Exámenes especiales para el control de la salud del feto The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP098 prenatal. Algunos ejemplos de estos problemas son problemas de desarrollo fetal, sensibilización al Rh o presión arterial alta que ocurre en el embarazo. También se hacen exámenes si disminuyen los movimientos del feto, si el embarazo dura más de 42 semanas (embarazo posmaduro) o si tiene un embarazo múltiple con ciertas complicaciones. Un resultado negativo quiere decir que no se detectaron problemas. Un resultado positivo, sin embargo, no implica necesariamente la presencia de un problema. Si el resultado de un examen es positivo, es probable que se realicen otros estudios para determinar si existe un problema. D urante el embarazo, pueden utilizarse exámenes especiales para comprobar el bienestar del feto. Estos exámenes se hacen para ayudarle a que usted y su proveedor de atención médica se aseguren de que todo esté marchando bien, y si surgen problemas, sirven para indicarle al proveedor médico que es necesario proporcionar cuidados especiales. Este folleto explica • por qué es necesario hacer exámenes especiales • cuándo en el embarazo se hacen exámenes especiales • los tipos de exámenes especiales • cómo se hacen los exámenes y el significado de los resultados llamar al proveedor de atención médica dependiendo de ciertos resultados. Si no percibe suficientes movimientos, esto no quiere necesariamente decir que hay un problema. Puede ser solo que el bebé está durmiendo. Se pueden hacer otros exámenes para obtener más información. Examen en reposo El examen en reposo mide la frecuencia cardíaca (el ritmo del latido del corazón) fetal en respuesta a los movimientos fetales durante un período determinado. El término “en reposo” quiere decir que durante el examen, no se hace nada para alterar al feto. Por qué se realiza. El corazón fetal normalmente late más rápido (un término que se llama aceleración) cuando el feto se mueve. En el examen en reposo, se registra el ritmo de los latidos cardíacos fetales. Su proveedor de atención médica entonces registra la cantidad de aceleraciones que ocurren durante el período de prueba. Cómo se realiza. Este examen puede realizarse en el consultorio del proveedor de atención médica o en un hospital. Deberá estar acostada o reclinada durante el mismo y generalmente dura por lo menos 20 minutos. En el examen se colocará una correa con un sensor que mide el ritmo cardíaco fetal. El ritmo cardíaco fetal se registra en una máquina. Cuál es el posible significado de los resultados. Si ocurren dos o más aceleraciones dentro de un período de 20 minutos, el resultado se considera reactivo o “alentador”. Un resultado reactivo quiere decir que por el momento, no parece que hay problemas. Los resultados reactivos son un poco diferentes si la edad gestacional es de menos de 32 semanas. A veces, el bebé podría estar dormido y no moverse dos veces en Ningún examen es 100% confiable. Es decir, los resultados pueden indicar que no hay un problema cuando en realidad lo hay. Esto se denomina un resultado falso-negativo. Los resultados también pueden indicar que hay un problema cuando no lo hay. Esto se denomina un resultado falso-positivo. Es importante que entienda los riesgos asociados con resultados falso-positivos y falso-negativos cuando se someta a estos exámenes. Cuándo se hacen los exámenes Los exámenes especiales generalmente se comienzan a hacer entre la semanas 32 y la semana 34 de embarazo. Se podrían hacer antes si los problemas son muy graves o si hay varios factores de riesgo. La frecuencia con que se hacen los exámenes depende del problema médico que haya propiciado la prueba, si el problema permanece estable y de los resultados de los exámenes. Algunos exámenes se realizan semanalmente. En ciertas situaciones, como diabetes en la madre, un embarazo posmaduro, problemas de desarrollo fetal o si hay ciertas enfermedades crónicas, los exámenes se hacen dos veces a la semana. Tipos de exámenes especiales Los exámenes que se utilizan para controlar la salud fetal son el recuento de movimientos fetales, el examen en reposo, el perfil biofísico, la evaluación por monitor con contracciones y la ecografía (ultrasonido) por Doppler de la arteria umbilical. Recuento de movimientos fetales El recuento de movimientos fetales (o “recuento de patadas”) es un examen que puede hacerse en casa. Su proveedor de atención médica le dirá la frecuencia con que debe hacerlo y cuándo debe informarle los resultados. Por qué se realiza. Si siente que el bebé se mueve con menor frecuencia de lo que usted considera que es normal, su proveedor de atención médica podría pedirle que lleve un control de los movimientos del bebé. Si percibe el mismo grado de movimientos en comparación con sus percepciones previas de movimiento fetal, esto puede ser una señal de que el bebé se encuentra bien. Cómo se realiza. Hay diferentes maneras de contar las patadas del bebé. Su proveedor de atención médica le dará las instrucciones. Una manera de hacerlo es acostándose de un costado y determinando cuánto tiempo se tarda el bebé en hacer 10 movimientos. Si se tarda menos de 2 horas, el resultado se considera normal. Una vez que haya sentido 10 movimientos, puede dejar de contar por ese día. Este examen puede repetirse todos los días. Cuál es el posible significado de los resultados. Cuando comience a hacer el recuento de patadas, es probable que reciba instrucciones sobre cuándo debe La monitorización electrónica de la frecuencia cardíaca (o ritmo del corazón) fetal se realiza durante el examen en reposo, el perfil biofísico, el perfil biofísico modificado y la evaluación por monitor con contracciones. Monitorización electrónica de la frecuencia cardíaca fetal 20 minutos. Si esto ocurre, el examen puede durar más de 40 minutos, o se puede estimular al bebé a moverse mediante la proyección de sonido sobre el abdomen de la madre. Un resultado no reactivo es aquel donde no se detectan suficientes aceleraciones en un período de 40 minutos. Puede indicar varias cosas. Por ejemplo, que el bebé estaba dormido durante el examen. Puede ocurrir también si la mujer ha tomado ciertos medicamentos. Un resultado no reactivo puede indicar además que el feto no está recibiendo suficiente oxígeno. Para obtener más información, se pueden realizar el perfil biofísico o la evaluación por monitor con contracciones. Perfil biofísico El perfil biofísico se puede hacer si los resultados de otros exámenes no son alentadores. Este examen usa un sistema de puntuación para evaluar el bienestar del feto. Por qué se realiza. El perfil biofísico evalúa el bienestar del feto en los siguientes cinco aspectos: 1. Frecuencia cardíaca (ritmo del corazón) del feto 2. Movimientos respiratorios del feto 3. Movimientos corporales del feto 4. Tono muscular del feto 5. Cantidad de líquido amniótico A cada uno de estos aspectos se le asigna una puntuación de 0 o 2 puntos, con un posible total de 10 puntos. Cómo se realiza. El perfil biofísico consiste en la monitorización de la frecuencia cardíaca del feto (del mismo modo que se hace en un examen en reposo) y en una ecografía (ultrasonido). En la ecografía, se hace rodar suavemente un dispositivo que se llama transductor sobre el abdomen mientras está acostada o reclinada. El transductor crea ondas sonoras que rebotan en las estructuras internas del cuerpo. El transductor recibe el eco que se produce y lo convierte en imágenes que se muestran en la pantalla de una computadora que visualiza un técnico. Cuál es el posible significado de los resultados. Una puntuación entre 8 y 10 es alentadora. Una puntuación de 6 es equívoca (que no es alentadora pero tampoco no alentadora). Si la puntuación es equívoca, la duración de su embarazo determinará si tendrá otro perfil biofísico en las próximas 12–24 horas o si es necesario que nazca el bebé. Una puntuación de 4 o menos indica la necesidad de administrar otros exámenes. A veces, quiere decir que el bebé debe nacer antes de tiempo o de inmediato. Independientemente de cuál sea la puntuación, una cantidad insuficiente de líquido amniótico significa que deben realizarse exámenes más frecuentes o la posibilidad de dar a luz pronto. Perfil biofísico modificado El perfil biofísico modificado consiste en un examen en reposo más una evaluación del líquido amniótico realizada mediante ecografía. Aunque no es tan riguroso, puede ser igual de útil que el perfil biofísico para pronosticar el bienestar fetal. Por qué se realiza. Este examen se realiza por los mismos motivos por los que se realiza el perfil biofísico. Cómo se realiza. La frecuencia cardíaca fetal se monitoriza del mismo modo que se hace para un examen en reposo y se utiliza la ecografía para medir la cantidad de líquido amniótico en cuatro zonas del útero. Cuál es el posible significado de los resultados. Si los resultados del examen en reposo no son reactivos, puede indicar que el feto tiene dificultad para recibir suficiente oxígeno. Los resultados de la medida del líquido amniótico dan una idea del funcionamiento de la placenta. Si el nivel de líquido amniótico es bajo, puede indicar que hay un problema con el flujo de sangre en la placenta. Se podría necesitar un perfil biofísico completo o una evaluación por monitor con contracciones para confirmar los resultados. Evaluación por monitor con contracciones La evaluación por monitor con contracciones ayuda al proveedor de atención médica a determinar cómo reacciona la frecuencia cardíaca fetal cuando el útero se contrae. Por qué se realiza. La evaluación por monitor con contracciones a veces se utiliza si los resultados de las otras pruebas son positivos o no son definitivos. Cómo se realiza. En este examen se colocan sobre el abdomen cinturones con sensores que detectan la frecuencia cardíaca del bebé y las contracciones del útero. Para provocar contracciones leves del útero, le podrían pedir que se frote los pezones a través de la ropa o podrían administrarle oxitocina. El útero podría también contraerse espontáneamente si el examen se realiza en las últimas etapas del embarazo. Si la frecuencia cardíaca fetal no disminuye después de una contracción, el resultado es normal (negativo). Una disminución de la frecuencia cardíaca después de la mayoría de las contracciones es un resultado positivo (los resultados son preocupantes para el proveedor de atención médica). Estos resultados pueden también ser equívocos (no definitivos) o insatisfactorios (si no se producen suficientes contracciones para que el resultado sea significativo). En algunas mujeres, este examen puede aumentar el riesgo de complicaciones. Las contracciones podrían hacer que comience el trabajo de parto si corre el riesgo de tener un parto prematuro (aunque esto rara vez ocurre). No obstante, en algunas situaciones, las ventajas de realizar este examen podrían compensar los riesgos que conlleva. Preguntas frecuentes Cuál es el posible significado de los resultados. Si los resultados son positivos o no son definitivos, su proveedor de atención médica tomará en cuenta los resultados de exámenes previos, su estado de salud y el resultado de la evaluación por monitor con contracciones para decidir los próximos pasos a seguir. Podrían necesitarse más exámenes o, en ciertas situaciones, puede ser necesario dar a luz de inmediato. Ecografía por Doppler de la arteria umbilical Se utiliza la ecografía (ultrasonido) por Doppler para comprobar el flujo de sangre en la arteria umbilical, un vaso sanguíneo situado en el cordón umbilical. Por qué se realiza. La ecografía por Doppler se usa junto con otros exámenes cuando el feto muestra señales de desarrollo deficiente. Esta ecografía se puede repetir además de otros exámenes especiales para determinar el mejor momento para que nazca el bebé. Cómo se realiza. Deberá estar acostada o reclinada mientras se lleve a cabo este examen. Se hará rodar un transductor cuidadosamente sobre el abdomen para proyectar ondas sonoras y en una pantalla de computadora aparecerá una imagen de la arteria que se está examinando. 1. ¿Son seguros estos exámenes? La mayoría de estos exámenes no son invasivos (no se introduce equipo médico en el cuerpo). Tampoco presentan riesgos para el bebé o la mujer. A veces, la ecografía se realiza a través de la vagina, pero este procedimiento se considera seguro cuando lo realiza un técnico capacitado o un proveedor de atención médica. 2. ¿Causan dolor los exámenes? En la mayoría de las mujeres, estos exámenes no producen dolor. Algunas mujeres pueden sentir molestias leves por tener que permanecer en ciertas posiciones por un tiempo o por las contracciones que se producen en una evaluación por monitor con contracciones. 3. ¿En qué orden se realizarán? No hay un orden fijo para realizar estos exámenes. Del mismo modo, no se ha demostrado que un examen sea mejor que otro. Su proveedor de atención médica seguirá el orden que sea más adecuado en su situación. 4. ¿Por qué deben repetirse algunos de los mismos exámenes? Si los resultados no son definitivos o indican la presencia de algún problema, los exámenes se repetirán en forma periódica para asegurarse de que el feto siga bien durante el resto del embarazo. Los exámenes también se repiten para que el proveedor de atención médica determine la precisión de los mismos. Podría tener que recibir otros cuidados médicos. Los exámenes se repiten además para asegurarse de que no se tomen medidas innecesarias. 5. ¿Por qué podría el bebé tener que nacer antes de lo previsto? A veces, el bebé tiene una mayor probabilidad de ser sano si nace antes de la fecha prevista del parto. En el caso de ciertos problemas de alto riesgo, los beneficios de un nacimiento anticipado son mayores que permitir que el embarazo continúe. Algunas mujeres tendrán un parto por cesárea si es necesario que el bebé nazca prematuramente. En algunos casos, puede provocarse el trabajo de parto mediante medicamentos o por otros medios. Durante el parto, se controlarán la frecuencia cardíaca del bebé y sus contracciones. Cuál es el posible significado de los resultados. Un resultado de examen normal es aquel que indica que el flujo de sangre en la arteria umbilical es normal. Si el examen revela que existen problemas con el flujo sanguíneo en la placenta, eso puede indicar una disminución de la cantidad de oxígeno que recibe el feto. Por último... Si su proveedor de atención médica cree que necesita exámenes especiales durante el embarazo, es posible que usted tenga muchas dudas (consulte el cuadro). Aunque ningún examen es 100% exacto, los exámenes pueden ayudarle a que usted y su proveedor de atención médica se aseguren de que todo está bien con su embarazo. Si los resultados indican la presencia de un problema, pueden realizarse más exámenes o usted podría tener que recibir atención especial. En ciertas situaciones, podría ser necesario dar a luz de inmediato. Aun si los resultados de los exámenes son normales, podría ser necesario realizar exámenes una o dos veces a la semana por el resto del embarazo. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor noviembre 2013 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Glosario Aceleración: Aumento de la frecuencia cardíaca (o ritmo del corazón) fetal. Cordón umbilical: Estructura en forma de cordón que contiene vasos sanguíneos y conecta al feto con la placenta. Diabetes: Enfermedad en la que los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. Ecografía (ultrasonido): Examen que usa ondas sonoras para examinar estructuras internas. Durante el embarazo, puede usarse para examinar al feto. Ecografía (ultrasonido) por Doppler: Tipo de ecografía que usa ondas sonoras para detectar la rapidez con que se mueve un objeto. La ecografía por Doppler se puede usar para detectar los latidos del corazón del feto o la rapidez con que se mueve la sangre a través de una vena o arteria. Edad gestacional: Edad de un embarazo que se calcula a partir del número de semanas que han transcurrido desde el primer día del último perí- odo menstrual normal. Embarazo múltiple: Embarazo en que hay dos o más fetos. Embarazo posmaduro: Embarazo que dura más de 42 semanas. Feto: Organismo que se desarrolla en el útero desde la novena semana de embarazo hasta el final del embarazo. Líquido amniótico: Agua en el saco que rodea al feto dentro del útero de la madre. Nacimiento de un niño muerto: Parto de un bebé muerto. Oxígeno: Gas necesario para poder vivir. Oxitocina: Hormona que se usa para provocar contracciones en el útero. Parto por cesárea: Parto de un bebé a través de incisiones quirúrgicas en el abdomen y útero de la madre. Placenta: Tejido que sirve para alimentar al feto y eliminar sus desechos. Prematuro: Que nace antes de las 37 semanas de embarazo. Sensibilización al Rh: Afección en la que una madre Rh negativa produce anticuerpos contra las proteínas Rh. Estos anticuerpos pueden reaccionar contra el factor Rh del bebé si el bebé es Rh posi- tivo y ocasionar anemia, ictericia y otros problemas. Transductor: Dispositivo que emite ondas sonoras y transforma el eco que se produce en señales eléctricas. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo.