SP170 Fumar Si una mujer fuma mientras está embarazada, su bebé se expone a las sustancias químicas perjudiciales, como la brea (alquitrán), nicotina y el monóxido de carbono. La nicotina hace que los vasos sanguíneos se estrechen, por lo tanto, menos oxígeno y nutrientes llegan al feto. El monóxido de carbono reduce la cantidad de oxígeno que recibe el bebé. Además de los riesgos a la propia salud de la mujer, hay una mayor probabilidad de que ocurran varios problemas durante el embarazo si la mujer fuma. Algunos de estos son parto prematuro y problemas con la manera en que la placenta se adhiere al útero. Los bebés que nacen de mujeres que fuman durante el embarazo tienden a The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP170 El tabaco, el alcohol, las drogas y el embarazo A lgunas mujeres necesitan dejar de fumar, evitar el uso de alcohol o dejar de usar algunas drogas durante el embarazo. Estos cambios, junto con recibir atención prenatal periódicamente, son importantes para tener un embarazo saludable y un bebé saludable. Asesoramiento sobre como modificar conductas y el tratamiento de problemas relacionados con el abuso de sustancias está disponible. Esta ayuda a menudo se obtiene con tan solo una llamada o con un clic del ratón de su computadora. Este folleto explica • cómo el fumar, usar alcohol y drogas ilegales puede afectar al embarazo • las señales de que podría tener un problema de abuso de sustancias • cómo obtener ayuda • el uso seguro de medicamentos con y sin receta médica génitos de nacimiento. El alcohol es más perjudicial para el feto que para un adulto. Cuando una mujer embarazada bebe alcohol, la bebida llega rápidamente al feto a través de la placenta. En los adultos, el hígado descompone el alcohol. El hígado de un bebé, sin embargo, no se ha desarrollado completamente y no puede descomponer el alcohol. El término “trastornos del espectro de alcoholismo fetal” describe los diferentes efectos que pueden ocurrir en el feto cuando una mujer bebe durante el embarazo. Estos efectos pueden ser, entre otros, discapacidades físicas, mentales, del comportamiento y del aprendizaje, que pueden durar toda la vida. El trastorno más grave es el síndrome de alcoholismo fetal. Este síndrome causa problemas de desarrollo, problemas mentales o del comportamiento y facciones anormales. Es más probable que ocurran en los bebés de madres que bebieron mucho (tres o más bebidas ser más pequeños que los que nacen de mujeres que no fuman. Estos bebés tienen una mayor tendencia a tener asma, cólicos y obesidad en la niñez. Además, el riesgo de que mueran a causa del síndrome de muerte súbita del lactante es mayor. El humo pasivo—el humo de cigarrillos que fuman otras personas que están cerca—puede ser perjudicial también. Inhalar este humo durante el embarazo aumenta el riesgo de tener un bebé con bajo peso al nacer en hasta un 20%. El síndrome de muerte súbita del lactante ocurre con mayor frecuencia en los bebés expuestos a humo pasivo y la tendencia a tener enfermedades respiratorias es mayor en estos bebés que en aquellos que no están expuestos al humo pasivo. Por todos estos motivos, es mejor dejar de fumar antes del embarazo o en cuanto se entere de que está embarazada. Dejar de fumar durante el embarazo es mejor que no dejar de hacerlo en lo absoluto. Se desconoce si reducir la cantidad de cigarrillos que se fuman brinda algún beneficio. Lo mejor para usted y su bebé es abandonar por completo el hábito. Quizás lo logre para siempre y por consiguiente, usted y su familia gozarán de mejor salud. Si está embarazada y fuma, dígaselo a su proveedor de atención médica. De esta manera el proveedor podrá ayudarla a encontrar apoyo y programas para dejar de fumar en su localidad. También puede llamar a la línea de ayuda telefónica, 1-800-Quit-Now. Aunque muchos fumadores dejan el hábito con la ayuda del reemplazo de nicotina (como el chicle o el parche de nicotina) o con medicamentos con receta, estos productos se deben usar con precaución durante el embarazo. Esto se debe a que no se han hecho suficientes estudios para determinar la seguridad de estos productos durante el embarazo. Los productos de reemplazo de nicotina sin receta médica se deben usar solamente cuando los demás intentos no han dado resultado y usted y su proveedor de atención médica han examinado bien los riesgos comprobados de seguir fumando contra los posibles riesgos de estos productos. El tabaco sin humo, los cigarrillos electrónicos y las tiras de gel con nicotina no son sustitutos seguros de los cigarrillos. Estos productos no se deben usar para dejar de fumar. Si vive o trabaja alrededor de fumadores, tome medidas para evitar la exposición al humo pasivo. Es buena idea pedirles a sus familiares que fuman que lo hagan afuera o que dejen el hábito por completo. Una vez que nazca el bebé, es tentador volver a fumar. Prepárese. Antes de que nazca el bebé, piense cómo enfrentará los deseos de fumar y prepare un plan para evitar hacerlo. Hable con su proveedor de atención médica sobre su plan para mantenerse alejada de los cigarrillos. Alcohol El alcohol es una sustancia que puede interferir en el desarrollo normal del feto y causar defectos con- ¿Tiene problemas con la bebida? ¿Usa o abusa del alcohol? A veces es difícil determinarlo. Si no está segura, pregúntese lo siguiente: T ¿Cuántas bebidas necesita para sentir “euforia”? (TOLERANCIA) M ¿Se ha sentido MOLESTA por las críticas de los demás sobre su consumo de alcohol? R ¿Ha sentido que debe REDUCIR su consumo de alcohol? R ¿Ha bebido alguna vez una bebida alcohólica a primera hora de la mañana para calmarse los nervios o quitarse el malestar (la resaca) de una borrachera? (REVELACIÓN) Puntuación: 2 puntos si su respuesta a la primera pregunta fue más de dos bebidas. 1 punto por cada respuesta afirmativa a las demás preguntas. Si su puntuación total es de 2 o más, puede que tenga un problema con la bebida. Hable con su proveedor de atención médica sobre sus hábitos con la bebida. Él o ella puede ayudarla a decidir si tiene un problema y recomendarle recibir asesoramiento o tratamiento si fuera necesario. También debe considerar comunicarse con un programa de abuso de sustancias. Estos grupos pueden ayudarla a encontrar a alguien con quien pueda hablar sobre su problema y darle el apoyo que necesita mientras trata de dejar el hábito. Consulte los listados de las páginas amarillas locales o Internet. Adaptado de Sokol RJ, Martier SS, Ager JW. The T-ACE questions: practical prenatal detection of risk drinking. Am J Obstet Gynecol 1989;160:865. en cada ocasión o más de siete bebidas a la semana) y siguieron bebiendo considerablemente durante el embarazo, aunque también puede ocurrir con el uso de cantidades menores de alcohol. Incluso el uso moderado de alcohol durante el embarazo (que se define como una bebida alcohólica al día) puede causar problemas de aprendizaje y del comportamiento a largo plazo en el niño. No hay un nivel seguro de alcohol durante el embarazo. El alcohol puede afectar al feto durante el embarazo. Es mejor no beber nada mientras esté embarazada. Si bebió alcohol antes de que se enterara de que estaba embarazada, puede reducir el riesgo de daño al bebé dejando de beber. Es poco probable que beber una cantidad pequeña de alcohol en los primeros días del embarazo pueda causar defectos congénitos graves. Si le resulta difícil dejar de beber, podría tener un problema con la bebida. Hable con su proveedor de atención médica sobre sus hábitos con la bebida (consulte el cuadro “¿Tiene problemas con la bebida?”). Si depende del alcohol, es posible que necesite asesoramiento y atención médica especializados (consulte la sección “El abuso de sustancias y la adicción” para obtener más información). El consumo y abuso de drogas Entre las drogas ilegales se encuentran la heroína, cocaína, metanfetamina, marihuana y los medicamentos con receta que se usan sin motivos médicos. El abuso de drogas es un problema generalizado en Estados Unidos. Se calcula que hasta un 40% de las mujeres embarazadas han usado una de estas sustancias durante el embarazo. A menudo se usa más de una sustancia. Distintos tipos de drogas pueden afectar al feto de maneras diferentes. El efecto de una droga en el feto depende de muchos factores: cuánto, con qué frecuencia y cuándo se usó en el embarazo. La primera etapa del embarazo es el momento cuando las principales partes del cuerpo del feto se forman. El uso de drogas durante ese período del embarazo puede causar defectos congénitos y un aborto natural. En las semanas restantes del embarazo, el uso de drogas puede interferir en el desarrollo del feto y provocar un parto prematuro y la muerte del feto. Cuando se usan drogas después de que nace el bebé, la droga se puede pasar al bebé a través de la leche materna. Los bebés que nacen de mujeres que usaron drogas ilegales en el embarazo pueden necesitar atención especializada después del parto y corren un mayor riesgo de tener problemas del comportamiento y problemas médicos crónicos. Su proveedor de atención médica puede preguntarle sobre su uso de todo tipo de drogas y medicamentos durante su embarazo. Es importante ser honesta para que pueda recibir la ayuda que necesitan usted y el bebé. Se pueden hacer pruebas de detección de drogas en su cabello u orina durante el embarazo o en el trabajo de parto si su proveedor de atención médica sospecha que ha usado ciertas sustancias y si surge alguna complicación en el embarazo o en el parto que indique el uso de drogas. Se pueden hacer pruebas en el bebé también después del parto. Algunos estados consideran que el uso de drogas en el embarazo es un tipo de maltrato infantil. En algunos estados, si el resultado de la prueba de drogas revela que ha usado ciertas sustancias, por ley este resultado tiene que ser reportado a las autoridades legales. Deben informarle sobre estas pruebas y usted debe autorizar las mismas antes de que se hagan. La manera en que se obtiene su consentimiento también varía de un estado a otro. El abuso de sustancias y la adicción Una persona que abusa de alcohol o drogas presenta problemas repetidos relacionados con el abuso de sustancias. Por ejemplo, problemas en el trabajo, en las relaciones personales y con la familia; detenciones por conducir embriagada y accidentes de automóviles, o problemas médicos a causa de la sustancia. El abuso de sustancias puede causar dependencia (adicción). La adicción es una enfermedad con tres o más de las siguientes señales y síntomas: • Tolerancia: no percibir el mismo efecto con el uso continuo de la misma cantidad, y necesidad de usar cantidades mayores de la sustancia para sentirla “euforia” de dicha sustancia • Síntomas de abstinencia después de dejar de usar la sustancia • Uso de cantidades mayores de la sustancia o uso durante un período más extenso • Deseo o intentos infructuosos para reducir o controlar el uso de la sustancia • Dedicar una gran cantidad de tiempo a usar u obtener la sustancia o para recuperarse de esta • Reducir o pasar por alto actividades importantes sociales, laborales o recreativas debido al uso de la sustancia • Seguir usando la sustancia a pesar de saber que tiene un problema • Usar pretextos para seguir usando la droga en lugar de cumplir con sus responsabilidades en el hogar o el trabajo Generalmente, la gente adicta a una droga no puede dejar el hábito sin ayuda. Por lo tanto, es necesario recibir tratamiento para terminar con la adicción. En las mujeres embarazadas adictas a ciertas drogas, como a medicamentos para el dolor y narcóticos, recibir tratamiento es de vital importancia. Abstenerse de usar estas drogas puede provocar un aborto natural u otros efectos perjudiciales en el bebé. El tratamiento de la adicción a menudo consiste en recibir apoyo médico y de la conducta. Los programas de tratamiento ayudan a las personas a determinar los motivos que les incitan a usar la droga, demostrarles que no están solas y buscar nuevas maneras de enfrentar las situaciones. La recuperación puede durar mucho tiempo y la persona puede tener recaídas durante ese período. El éxito depende de encontrar el programa adecuado y comprometerse a adoptarlo (consulte el cuadro “Cómo obtener ayuda”). Medicamentos de venta con y sin receta médica Todos los medicamentos—incluidos los que se venden con receta, sin receta y las hierbas medicinales— pueden potencialmente afectar al feto. Eso no quiere decir que debe dejar de usar todos los medicamentos una vez que quede embarazada. Significa que debe ser cautelosa. El seguir algunas recomendaciones le permitirá usar con seguridad algunos medicamentos durante el embarazo y evitar otros que conllevan ciertos riesgos durante el mismo. Medicamentos con receta médica Algunos medicamentos con receta pueden usarse sin riesgo durante el embarazo. Otros conllevan riesgos ya comprobados. En muchos otros medicamentos, se desconoce el riesgo en el feto. Si está usando un medicamento con receta y queda embarazada, dígaselo a su proveedor de atención médica. No suspenda un medicamento recetado para usted sin antes hablar con su proveedor de atención médica. Si un medicamento que está usando conlleva algún riesgo, el proveedor de atención médica podría recomendarle otro más seguro mientras está embarazada o ajustar la dosis del medicamento. Medicamentos de venta sin receta Los medicamentos de venta sin receta, incluidas las hierbas medicinales y las vitaminas, pueden causar problemas durante el embarazo. Los medicamentos para aliviar el dolor, como la aspirina y el ibuprofeno, pueden ser perjudiciales al feto. Consulte con su proveedor de atención médica antes de usar cualquier tipo de medicamento de venta sin receta. Dicho proveedor puede aconsejarle sobre los medicamentos que pueden usar sin riesgo las mujeres embarazadas. Por último... Al cuidar de su salud durante el embarazo se asegurará de que estará cuidando bien a su bebé. Manténgase sana evitando fumar, beber alcohol o usar drogas. Tomar decisiones saludables ahora le ayudará a dar a su bebé un comienzo saludable. Cómo obtener ayuda Los grupos que figuran a continuación ayudan a las personas con el consumo de drogas. Si usted o alguien que conoce tiene un problema de drogas, busque ayuda. Alcoholics Anonymous (Alcohólicos Anónimos) Sitio en Internet: www.aa.org Para encontrar una reunión de AA, los números de teléfono de Alcohólicos Anónimos a menudo se encuentran en las guías de teléfono locales. También puede buscar en Internet “Alcoholics Anonymous” y el nombre de la ciudad o región donde reside para encontrar la página en Internet local del grupo AA. Narcotics Anonymous (Narcóticos Anónimos) NA World Services Office PO Box 9999 Van Nuys, California 91409 Teléfono: 818-773-9999 Sitio en Internet: www.na.org Para encontrar una reunión de NA, los números de teléfono de Narcóticos Anónimos a menudo se encuentran en las guías de teléfono locales. También puede buscar en Internet “Narcotics Anonymous” y el nombre de la ciudad o región donde reside para encontrar la página en Internet local del grupo NA. Substance Abuse and Mental Health Services Administration (Administración para el Abuso de Sustancias y de Salud Mental, SAMHSA) Línea telefónica las 24 horas para remisiones a tratamientos: 800-662-HELP (4357) Sitio en Internet: www.samhsa.gov SAMHSA ofrece un servicio de búsqueda de tratamientos para el abuso de sustancias y para los trastornos de la salud mental y otros problemas. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor diciembre de 2013 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Glosario Aborto natural: Pérdida del embarazo que ocurre antes de la semana 20 de embarazo. Atención prenatal: Programa de atención médica para una mujer embarazada antes del nacimiento del bebé. Feto: Organismo que se desarrolla en el útero desde la novena semana de embarazo hasta el final del embarazo. Nutrientes: Sustancias que nutren y que se obtienen de los alimentos a través de vitaminas y minerales. Oxígeno: Gas necesario para poder vivir. Placenta: Tejido que sirve para alimentar al feto y eliminar sus desechos. Prematuro: Que nace antes de las 37 semanas de embarazo. Síndrome de alcoholismo fetal: Patrón de problemas físicos, mentales y conductuales en el bebé que se considera que surgen a causa del abuso de alcohol de la madre durante el embarazo. Síndrome de muerte súbita del lactante: Fallecimiento inesperado de un bebé por una causa desconocida. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo.