Share:

SP181 El parto indicado por razones médicas contra un parto electivo Un parto “indicado por razones médicas” se hace por un motivo médico. Estos motivos pueden ser el estado médico de la madre o un problema con el bebé. El trabajo de parto se podría inducir (iniciarlo con medicamentos u otros medios) o podría tener un parto por cesárea (mediante el cual el bebé nace a través de incisiones que se hacen en el abdomen y el útero). Un parto “electivo” se hace por motivos que no son médicos. Algunas razones que no son médicas El parto electivo antes de las 39 semanas The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N La Atención Durante el Trabajo de Parto, el Parto y el Postparto • SP181 son querer programar el parto del bebé en una fecha específica o vivir lejos del hospital. Algunas mujeres quieren dar a luz porque se sienten incómodas en las últimas semanas de embarazo. Otras desean dar a luz por cesárea por temor al parto vaginal. Los riesgos para su bebé Los bebés crecen y se desarrollan durante todo el período de las 40 semanas de embarazo. Los pulmones, el cerebro y el hígado están entre los últimos órganos que se desarrollan durante el embarazo. El cerebro U n embarazo normal dura aproximadamente 40 semanas. Antes se creía que los bebés que nacían unas semanas antes de tiempo—entre las semanas 37 y 39—eran igual de sanos que los bebés que nacían después de las 39 semanas. Los expertos ahora saben que los bebés se desarrollan durante todo el período de las 40 semanas de embarazo. Esto es importante si está considerando programar el nacimiento de su bebé por una razón que no es de índole médica. Los profesionales de atención médica recomiendan que a menos que haya una razón médica válida o salvo si el trabajo de parto comienza por su cuenta, el parto no debe ocurrir antes de que transcurran por lo menos 39 semanas. Este folleto explica • el parto indicado por razones médicas contra un parto electivo • los riesgos de que nazca el bebé antes de tiempo • los riesgos adicionales de la inducción del trabajo de parto y el parto por cesárea • la importancia de abordar sus inquietudes • Problemas auditivos y visuales––Es posible que los órganos implicados de la vista y del oído no estén bien desarrollados. • Problemas de aprendizaje y de conducta––Estos problemas pueden aparecer cuando el niño es mayor. El riesgo de morir entre estos bebés es mayor en comparación con los bebés que nacen después de las 39 semanas. Es más probable que tengan que recibir cuidados en una unidad neonatal de atención intensiva y permanecer más tiempo en el hospital que los bebés que nacen después de las 39 semanas. Además, tienden a tener que regresar al hospital durante el primer año de vida. Riesgos adicionales Si tiene un parto por cesárea o por inducción del trabajo de parto, ambos sucesos conllevan riesgos independientemente de si el parto es electivo o no. Cuando se hacen estos procedimientos por razones médicas, quiere decir que los beneficios de dar a luz al bebé antes de tiempo son mayores que los posibles riesgos. Sin embargo, cuando se hacen por motivos que no son médicos, los riesgos pueden ser mayores que los beneficios. Cuando se induce el trabajo de parto, hay un mayor riesgo de infección, ruptura uterina y hemorragia (sangrado potencialmente mortal) en comparación con el trabajo de parto que comienza por su cuenta. La inducción del trabajo de parto puede también aumentar la probabilidad de tener un parto por cesárea, especialmente si es la primera vez que da a luz y el cuello uterino no está listo para el trabajo de parto. El parto por cesárea se considera una cirugía mayor. Como todos los procedimientos quirúrgicos, conlleva riesgos, como infección, hemorragia y problemas relacionados con la anestesia que se usó. se desarrolla a un ritmo más acelerado al final del embarazo, con una tercera parte de su desarrollo entre las semanas 35 y 39 de embarazo. Además, durante esas últimas semanas, se forman más capas de grasa debajo de la piel del bebé. Esta grasa conserva el calor del bebé después de que nace. Es posible que los bebés que nacen antes de las 39 semanas no estén tan desarrollados como los que nacen después de este período. Debido a que están menos desarrollados, corren un mayor riesgo de presentar problemas de salud a corto y largo plazo. Algunos de estos problemas pueden perdurar. Los siguientes problemas médicos pueden ocurrir en los bebés que nacen antes de tiempo: • Problemas respiratorios, como el síndrome de dificultad respiratoria—Esta grave enfermedad puede ocurrir cuando los pulmones no se han desarrollado completamente. • Problemas de temperatura—Los bebés que nacen antes de tiempo tienen más dificultad para mantener el calor del cuerpo porque no tienen suficientes depósitos de grasa para conservar la temperatura corporal. • Dificultades para alimentarse—El bebé podría tener problemas para mamar y tragar porque estas habilidades no se han desarrollado del todo. Es posible que el bebé tampoco pueda mantenerse despierto suficiente tiempo para alimentarse ya que el aparato nervioso no se ha desarrollado completamente. • Niveles elevados de bilirrubina—La bilirrubina se produce cuando el cuerpo descompone los glóbulos rojos. Normalmente, el hígado se deshace de la bilirrubina. Si el hígado no se ha desarrollado del todo, es posible que no pueda llevar a cabo esta función. El exceso de bilirrubina puede causar ictericia. En casos extremos, puede ocurrir daño cerebral si no se trata esta afección. 35 semanas 39–40 semanas Las últimas semanas de desarrollo fetal Durante las últimas semanas de embarazo, la longitud del feto aumenta en más de un 10%. El cerebro se desarrolla por un tercio más. Los pulmones y el hígado se terminan de desarrollar. Se forma más grasa en el cuerpo para mantener el calor del bebé después de que nace. Un parto por cesárea electivo puede acarrear riesgos adicionales si planea tener más hijos. Tener varios partos por cesárea está asociado con problemas, como lesión en los intestinos y la vejiga y ciertos problemas con la placenta. En el parto por cesárea, aumenta la probabilidad de sufrir una complicación grave, como ruptura uterina y la necesidad de tener una histerectomía en el momento del parto. La importancia de abordar sus inquietudes Si está considerando tener un parto electivo antes de la semana 39, es importante dialogar sobre los posibles riesgos y beneficios con su proveedor de atención médica y acerca de los motivos de querer este tipo de parto. Si la incomodidad es un motivo, puede ser útil saber que es normal sentirse incómoda al final del embarazo. Su proveedor de atención médica puede recomendarle maneras para ayudarle a sentirse mejor. Si vive lejos del hospital, quizás sea buena idea quedarse con alguien que viva más cerca. También puede dirigirse al hospital cuando apenas comience el trabajo de parto. Hable con su proveedor de atención médica para obtener otras recomendaciones y consejos. Por último… Los bebés sanos necesitan 39 semanas. A veces, dar a luz antes de las 39 semanas es necesario para evitar problemas graves en usted y su bebé. Sin embargo, cuando el embarazo es normal y saludable debe continuar hasta que transcurran por lo menos 39 semanas, y lo ideal es que el trabajo de parto comience por su cuenta. Hable con su proveedor de atención médica si tiene alguna duda. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor mayo 2013 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Glosario Anestesia: Alivio del dolor mediante la pérdida de la sensación. Bilirrubina: Sustancia que se produce cuando el cuerpo descompone glóbulos rojos degradados. Niveles elevados de bilirrubina pueden causar ictericia y ocasionar otros problemas en los recién nacidos. Cuello uterino: El extremo inferior y más estrecho del útero ubicado encima de la vagina. Histerectomía: Extracción del útero. Ictericia: Acumulación de bilirrubina que produce un aspecto amarillento. Parto por cesárea: Parto de un bebé a través de una incisión quirúrgica en el abdomen y útero de la madre. Placenta: Tejido que sirve para alimentar al feto y eliminar sus desechos. Ruptura uterina: Complicación rara pero grave del parto en la que ocurre un desgarre del útero durante el trabajo de parto o el parto. Síndrome de dificultad respiratoria: Enfermedad que ocurre en algunos bebés en que los pulmones no han madurado y causa dificultad para respirar. Útero: Órgano muscular ubicado en la pelvis de la mujer que contiene al feto en desarrollo y lo nutre durante el embarazo.