SP174, June 2010


ACOG publications are protected by copyright and all rights are reserved. ACOG publications may not be reproduced in any form or by any means without written permission from the copyright owner. This includes the posting of electronic files on the Internet, transferring electronic files to other persons, distributing printed output, and photocopying. Requests for authorization to make photocopies should be directed to: Copyright Clearing Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923 (978) 750-8400.

Como prevenir la trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda (TVP) es una afeccion en la que se forma un coagulo de sangre en las venas profundas de las piernas u otras partes del cuerpo. Esta afeccion afecta aproximadamente a 2 millones de personas en Estados Unidos cada ano. Aunque cualquier persona puede presentar TVP, el riesgo es mayor en las mujeres que han tenido una cirugia mayor, un traumatismo o estan embarazadas. Este folleto explica: las causas de la TVP; quien corre peligro; las medidas que puede tomar para evitar la TVP; los indicios y sintomas, y; el diagnostico y tratamiento.

Este folleto explica

  • las causas de la TVP
  • quién corre peligro
  • las medidas que puede tomar para evitar la TVP
  • los indicios y síntomas
  • el diagnóstico y tratamiento

Causas de la TVP

Las venas son los vasos sanguíneos que llevan sangre desde los tejidos del cuerpo hasta el corazón. Muy adentro del cuerpo, alejadas de la superficie de la piel, se encuentran venas profundas. El término “TVP” se refiere con mayor frecuencia a los coágulos de sangre (o trombos) que se forman en las venas profundas de las piernas, aunque se pueden formar coágulos en la pelvis y en otras partes del cuerpo.

La coagulación es un proceso normal que ayuda a detener una hemorragia, como cuando se corta la piel. Un coágulo también se puede formar si

  • el flujo de sangre es demasiado lento
  • el revestimiento de una vena está lesionado
  • hay un problema en la sangre que facilita su coagulación

Cuando se forma un coágulo en una vena profunda, se retarda el flujo de sangre a través de ella, y por consiguiente, la vena se hincha. Si una porción de un coágulo se desprende y traslada por los vasos sanguíneos hacia los pulmones, se puede producir una situación muy grave. Esta afección, que se denomina embolia pulmonar, puede ser mortal. Casi un tercio de las personas con TVP tiene una embolia pulmonar. Es importante detectar y tratar la TVP a tiempo para evitar que ocurra una embolia pulmonar.

¿Quién corre peligro?

Aunque cualquier persona puede tener TVP, hay algunos factores que aumentan su riesgo de presentarla (consulte el cuadro). Tener más de un factor de riesgo aumenta aun más ese riesgo.

Factores de riesgo para la TVP

Entre los sucesos o las situaciones que pueden aumentar el riesgo de presentar TVP están los siguientes:

  • Cirugía
  • Traumatismo
  • Períodos extensos sin moverse (encamada, sentada, en viajes extensos en carro o avión)
  • Cáncer y tratamiento para el cáncer
  • Historial previo de TVP
  • Tener más edad
  • Embarazo y el período de 4 a 6 semanas después de dar a luz
  • Uso de métodos anticonceptivos que contienen estrógeno o terapia hormonal para síntomas de menopausia
  • Ciertas enfermedades, como insuficiencia cardíaca, enfermedad inflamatoria del colon y algunos trastornos de los riñones
  • Obesidad
  • Fumar
  • Venas varicosas
  • Tener un catéter en una vena principal (a veces necesario para administrar medicamentos durante un tiempo prolongado)
  • Tener trombofilia, una de varias enfermedades en que la sangre no coagula correctamente.

Las cirugías son un factor de riesgo importante. Cuando se cortan o desplazan los tejidos o las venas, la sangre normalmente se coagula. El flujo de sangre se puede retardar hasta el punto que permite que se formen coágulos grandes. La anestesia que se usa para dilatar las venas, también puede hacer que la sangre se acumule y coagule. El reposo en cama tras el procedimiento puede reducir el flujo de sangre.

Los embarazos también son un factor de riesgo importante. Los cambios que ocurren en la sangre durante el embarazo facilitan la formación de coágulos. A medida que se desarrolla el bebé, aumenta la presión en las venas profundas de las piernas, lo cual puede aumentar el riesgo de que se formen coágulos. El riesgo de tener TVP es casi 10 veces mayor durante el embarazo. Este riesgo permanece alto de 4 a 6 semanas después de dar a luz.

Las mujeres que usan píldoras anticonceptivas enfrentan riesgos mayores de TVP que las que no las usan. Este riesgo también aumenta en las mujeres que usan terapia hormonal después de la menopausia. Fumar y la edad hace que aumente al riesgo en estas mujeres.

Permanecer sentada o sin moverse por un tiempo prolongado, como durante un viaje de larga distancia, aumenta su riesgo de tener TVP. Todo tipo de viaje que dure 4 o más horas—ya sea en automóvil, tren, autobús o avión—hace que aumente al doble el riesgo de presentar TVP. Si ya tiene factores de riesgo para esta afección, los viajes pueden aumentar ese riesgo aun más.

Prevención

Si corre riesgo de presentar TVP, su proveedor de atención médica puede recomendarle maneras para prevenirla. Por ejemplo, debido a que su riesgo aumenta debido a una cirugía, hay ciertas medidas preventivas que se pueden tomar antes o después del procedimiento. Además, es buena idea tomar medidas preventivas si necesita viajar largas distancias, especialmente si presenta otros factores de riesgo, como estar embarazada.

Antes y después de una cirugía

Su médico le podría recetar medicamentos para evitar que se formen coágulos de sangre antes o después de la cirugía. También le pedirán que deje de usar ciertos medicamentos antes del procedimiento. En el hospital, es posible que le den medidas elásticas especiales o botas inflables. Estos aditamentos oprimen los músculos y promueven el flujo de sangre. Es posible que necesite usarlos hasta que se vaya del hospital. Además, le instarán a que se levante y camine al poco tiempo del procedimiento. Le podrían elevar los pies o el pie de la cama.

Embarazo

Si está embarazada, le podrían recetar medicamentos u otros tratamientos para evitar que ocurra una TVP si tiene ciertos factores de riesgo:

  • Tendencia familiar marcada para la TVP
  • Trombofilia hereditaria
  • Necesidad de guardar cama
  • Posibilidad de tener un parto por cesárea

Si le recetan medicamentos, su proveedor de atención médica se asegurará de que sepa la manera en que debe tomarlos y lo que debe evitar mientras los tome.

Viajes

Cuando planee un viaje largo, se recomiendan seguir las siguientes medidas preventivas, especialmente si está embarazada o tiene otros factores de riesgo para TVP:

  • Beba muchos líquidos.
  • Use ropa holgada.
  • Camine y estírese a intervalos regulares (por ejemplo, cuando viaje en automóvil, pare con frecuencia para que pueda salir y estirar las piernas).
  • Puede usar medias especiales que comprimen las piernas debajo de la rodilla para prevenir la formación de coágulos de sangre. Sin embargo, hable con su proveedor de atención médica antes de usar estas medias ya que algunas personas no deben usarlas (por ejemplo, las personas con diabetes o problemas de circulación).

Cómo reconocer los indicios de una TVP y embolia pulmonar

Aproximadamente sólo la mitad de las personas que tienen TVP revelan indicios o síntomas. Los indicios y síntomas de TVP en el tobillo, la pantorrilla o el muslo son:

  • sensación tibia o sensibilidad
  • dolor o hinchazón repentina
  • enrojecimiento de la piel
  • dolor constante en una pierna cuando está de pie o camina

La embolia pulmonar puede ser potencialmente mortal. Si presenta alguno de los siguientes indicios o síntomas, comuníquese con su proveedor de atención médica o vaya a una sala de emergencia:

  • Tos repentina con producción de sangre
  • Dificultad respiratoria repentina
  • Dolor en las costillas cuando respira
  • Dolor agudo en el pecho debajo de los senos o en un costado
  • Ardor, dolor o sensación de pesadez constante en el pecho
  • Respiración acelerada
  • Latidos acelerados

Diagnóstico

La TVP puede ser difícil de diagnosticar. Los siguientes exámenes pueden ayudar a su proveedor de atención médica a determinar si tiene TVP o si corre un mayor riesgo:

  • Análisis de sangre—Se podrían hacer para detectar la presencia de trastornos de la sangre que se ha demostrado que aumentan el riesgo de tener TVP (consulte el cuadro “Factores de riesgo para la TVP” en la página anterior).
  • Ecografía (ultrasonido) Doppler—Se coloca un aparato portátil sobre las venas que permite examinar el flujo de sangre mediante ondas sonoras. Al aplicar presión con este aparato se puede determinar si la vena responde normalmente. Este examen se usa más a menudo para confirmar la presencia de TVP en las piernas.
  • Imagen por resonancia magnética (MRI)—Un MRI es un tipo especial de examen que emplea imágenes y revela la presencia de coágulos en las piernas o la pelvis.
  • Venografía—En este examen, se inyecta un tinte en una vena y se toma una radiografía. El tinte puede revelar si la vena tiene un coágulo.

Se pueden hacer otros exámenes si se cree que el coágulo está en los pulmones:

  • Tomografía computarizada (TAC) en espiral—Este examen de imágenes se hace para determinar si un coágulo se ha desplazado a los pulmones.
  • Gammagrafía de ventilación y perfusión—Este examen de imágenes mide la capacidad de los pulmones para mover aire y sangre. Se usa para diagnosticar la presencia de una embolia pulmonar.

Tratamiento

La TVP se trata a menudo con medicamentos. Estos medicamentos son anticoagulantes que previenen la formación de coágulos o, con menos frecuencia, se usan trombolíticos para disolverlos.

Por último...

Ciertas situaciones específicas en la mujer, como el embarazo y la terapia hormonal, pueden aumentar el riesgo de tener TVP. Aunque puede ser difícil diagnosticar esta afección, se puede tratar eficazmente. Es importante decirle a su proveedor de atención médica si tiene algún síntoma que sugiera una TVP.

Glosario

Anestesia: Alivio del dolor mediante la pérdida de la sensación.

Estrógeno: Hormona femenina que se produce en los ovarios.

Parto por cesárea: Parto de un bebé a través de incisiones en el abdomen y útero de la madre.

Terapia hormonal: Tratamiento en el que se administra estrógeno, y a menudo progestina, para aliviar algunos de los síntomas que se producen debido a niveles reducidos de estas hormonas.

Trombofilia: Grupo de varias enfermedades en que la sangre no coagula correctamente.

Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica.

SP174 Derechos de autor © junio de 2010 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor.

ISSN 1074-8601

Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923.

Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org.

The American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street, SW
PO Box 96920
Washington, DC 20090-6920