SP115, September 2009


ACOG publications are protected by copyright and all rights are reserved. ACOG publications may not be reproduced in any form or by any means without written permission from the copyright owner. This includes the posting of electronic files on the Internet, transferring electronic files to other persons, distributing printed output, and photocopying. Requests for authorization to make photocopies should be directed to: Copyright Clearing Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923 (978) 750-8400.

Como aliviar el dolor de espalda durante el embarazo

El dolor de espalda es una de las molestias mas comunes del embarazo. A medida que crece el bebe, el utero se expande hasta 1,000 veces mas del tamano original. Esta cantidad de crecimiento—cuando esta centrada en un area—afecta el equilibrio del cuerpo y puede causar molestias. Este folleto explicalas: causas del dolor de espalda durante el embarazo; consejos para aliviar el dolor de espalda, y; cuando necesita acudir a su proveedor de atencion medica.

Este folleto explica

  • las causas del dolor de espalda durante el embarazo
  • consejos para aliviar el dolor de espalda
  • cuándo necesita acudir a su proveedor de atención médica

El dolor de espalda es una de las molestias más comunes del embarazo. Puede tomar medidas para reducir el dolor de espalda, como emplear los métodos correctos para inclinarse y levantar con el cuerpo, además de hacer ejercicios para fortalecer los músculos.

Causas del dolor de espalda

Son muchas las posibles causas del dolor de espalda durante el embarazo. Generalmente ocurre por una tensión excesiva en los músculos de la espalda. A mediados del embarazo, cuando el útero pesa más, cambia el centro de gravedad. Su postura cambia en respuesta a ello. La mayoría de las mujeres comienza a inclinarse hacia atrás durante los últimos meses del embarazo lo que hace que la espalda trabaje aún más.

La debilidad de los músculos abdominales también puede causar dolor de espalda. Los músculos abdominales normalmente apoyan la columna vertebral y desempeñan una función importante en la salud de la espalda. Durante el embarazo, estos músculos se estiran y pueden debilitarse, lo que causa molestias en la espalda. Estos cambios también la pueden hacer que sea más propensa a lastimarse cuando hace ejercicios.

Las hormonas del embarazo pueden contribuir al dolor de espalda. Para facilitar el paso del bebé por la pelvis, una hormona específica relaja los ligamentos en la articulación fuerte de la pelvis que sostiene la carga del cuerpo. Esta relajación hace más flexibles las articulaciones, pero puede causar dolor de espalda si éstas se vuelven demasiado móviles.

Lo que puede hacer

Para ayudar a evitar o aliviar el dolor de espalda, esté consciente de su postura cuando esté de pie, se siente y se mueva. Aquí le ofrecemos unas sugerencias que pueden ser útiles.

  • Use calzado con el tacón bajo (pero no completamente plano) que apoye bien el arco del pie.
  • Pida ayuda para levantar objetos pesados.
  • Cuando esté de pie por un período extenso, coloque un pie en un soporte o una caja.
  • Si su cama es muy blanda, pida a alguien que le ayude a colocar una tabla entre el colchón superior y el de resortes (box spring).
  • No se incline hacia adelante para recoger cosas, sino agáchese, doble las rodillas y mantenga recta la espalda.
  • Siéntese en sillas que tengan un respaldo que apoye la espalda, o use una almohada o cojín pequeño detrás del área inferior de la espalda.
  • Trate de dormir sobre un costado con una o dos almohadas entre las piernas como apoyo.
  • Aplique calor o frío en el área adolorida o masajéela.

Los ejercicios para la espalda pueden ayudar a aliviar el dolor en esa área. Estos ejercicios fortalecen y estiran los músculos que apoyan la espalda y las piernas, y promueven una buena postura ya que mantienen fuertes los músculos de la espalda, el abdomen, las caderas y la parte superior del cuerpo. Además, no sólo alivian el dolor de espalda sino que la preparan para el trabajo de parto y el parto. Mantenerse activa durante el embarazo puede ayudar a aliviar el dolor de espalda. Los ejercicios acuáticos y las salidas a caminar se pueden hacer sin riesgo durante el embarazo y son muy buenos para la espalda.

Ejercicios para mantener sana la espalda

Antes de hacer estos ejercicios, consulte a su proveedor de atención médica para asegurarse de que sean adecuados para usted.

Ejercicios abdominales diagonales

 

Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda, las caderas y el abdomen. Si no ha comenzado a hacer ejercicio regularmente, no haga este ejercicio.

  1. Siéntese en el piso con las rodillas dobladas, los pies sobre el piso y las manos entrelazadas frente a usted.
  2. Gire hacia la izquierda la parte superior del torso hasta que las manos toquen el piso. Repita este movimiento hacia la derecha. Repita el ejercicio a ambos lados 5 veces.
Inclinación hacia adelante

 

Este ejercicio estira y fortalece los músculos de la espalda.

  1. Siéntese en una silla en una posición cómoda. Mantenga relajados los brazos.
  2. Inclínese hacia adelante lentamente de manera que los brazos cuelguen frente a usted. Deje de inclinarse si siente alguna molestia en el abdomen.
  3. Sostenga esta posición durante 5 segundos y después regrese lentamente a la posición sentada original sin flexionar la espalda. Repita el ejercicio 5 veces. 

Ejercicio de presión sobre la espalda

 

Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda, el torso y la parte superior del cuerpo además de promover una buena postura.

  1. Colóquese de pie contra una pared con los pies separados de ésta a una distancia de 10 a 12 pulgadas.
  2. Presione contra la pared usando la parte inferior de la espalda.
  3. Cuente hasta 10 sosteniendo esta posición, y relájese. Repita el ejercicio 10 veces.

Inclinaciones de la parte superior del cuerpo

 

Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda y el torso.

  1. Póngase de pie con las piernas separadas, las rodillas un poco dobladas y las manos sobre las caderas.
  2. Inclínese lentamente hacia adelante, manteniendo recta la parte superior de la espalda, hasta que sienta el estiramiento a lo largo del muslo superior. Repita el ejercicio 10 veces.

Estiramiento hacia atrás

 

Este ejercicio estira y fortalece los músculos de la espalda, la pelvis y las caderas.

  1. Arrodíllese con las manos y las rodillas sobre el piso. Separe las rodillas a una distancia de 8 a 10 pulgadas y extienda los brazos (con las manos debajo de los hombros).
  2. Flexione la espalda lentamente hacia atrás, incline la cabeza hacia adelante y colóquela entre las rodillas manteniendo los brazos extendidos.
  3. Sostenga esta posición durante 5 segundos y regrese lentamente a la posición original arrodillada. Repita el ejercicio 5 veces.

Ejercicio de movimiento de arco para la espalda

 

Este ejercicio estira y fortalece los músculos de la espalda, las caderas y el abdomen.

  1. Arrodíllese con las manos y las rodillas sobre el piso de manera que el peso quede distribuido uniformemente sin flexionar la espalda.
  2. Balancea hacia adelante y hacia atrás y cuente hasta 5 mientras sostiene cada posición.
  3. Regrese a la posición original y flexione la espalda hacia arriba lo más posible. Repita el ejercicio 5 a 10 veces.

Ejercicio de elevación y flexión de las piernas

 

Este ejercicio fortalece los músculos de la espalda y el abdomen.

  1. Arrodíllese con las manos y las rodillas sobre el piso. Distribuya uniformemente el peso y extienda los brazos (con las manos debajo de los hombros).
  2. Suba la rodilla izquierda en dirección hacia el codo.
  3. Estire nuevamente la pierna. No mueva la pierna hacia atrás ni flexione la espalda. Repita en ambos lados 5 a 10 veces. 

Torsión del tronco

 

Este ejercicio estira los músculos de la espalda, la columna vertebral y la parte superior del torso.

  1. Siéntese en el piso con las piernas cruzadas.
  2. Sostenga con la mano izquierda el pie izquierdo mientras se apoya con la mano derecha.
  3. Gire lentamente la parte superior del torso hacia la derecha
  4. Cambie de manos y repita hacia la izquierda. Repita en ambos lados 5 a 10 veces.

 

 

 

 

 

Cuándo debe comunicarse con el proveedor de atención médica

Si presenta un dolor intenso o si el dolor perdura más de 2 semanas, debe comunicarle al proveedor de atención médica su dolor de espalda. No intente usar tratamientos por su cuenta. El dolor de espalda lo puede producir otros problemas. Este dolor es uno de los síntomas principales de parto prematuro. También debe comunicarse con su proveedor de atención médica si presenta fiebre, ardor al orinar o sangrado vaginal.

Una vez que se hayan eliminado estas causas, el proveedor de atención médica puede recomendarle una faja de maternidad, un cabestrillo especial elástico o una abrazadera para la espalda. Estos artículos ayudan a apoyar el peso del abdomen y alivian la tensión en la espalda. En casos más graves, se recomiendan medicamentos suaves para el dolor, descanso en cama o fisioterapia.

Por último...

El dolor de espalda es una de las molestias más comunes del embarazo. Puede tomar medidas para reducir el dolor de espalda, como emplear los métodos correctos para inclinarse y levantar con el cuerpo, además de hacer ejercicios para fortalecer los músculos. Si presenta un dolor intenso o si éste perdura más de 2 semanas, comuníquese con su proveedor de atención médica.

Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica.

Derechos de autor © septiembre de 2009 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor.

ISSN 1074-8601

Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923.

Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org.

The American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street, SW
PO Box 96920
Washington, DC 20090-6920

12345/32109