Share:

SP026 Los cambios en los senos Los senos están formados por glándulas, grasa y tejido fibroso. Este tejido fibroso está compuesto por fibras microscópicas y es lo que le da forma a los senos. Cada seno tiene de 15–20 secciones que se llaman lóbulos. Cada lóbulo tiene muchos lobulillos pequeños. Los lóbulos terminan en decenas de diminutas glándulas que pueden producir leche. Los lóbulos, lobulillos y las glándulas están unidos por tubos delgados que se denominan conductos. Los senos responden a cambios en los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona durante su ciclo menstrual. Las hormonas pueden cambiar la canti- Problemas y afecciones benignas en los senos The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N Problemas Ginecológicos • SP026 dad de líquido en los senos. Al hacerlo, los senos se pueden percibir más sensibles al tacto o dolorosos (consulte el cuadro). Los senos cambian durante el embarazo, la lactancia y la menopausia. Tal vez observe cambios en los senos si usa anticonceptivos hormonales, como las píldoras anticonceptivas o la terapia hormonal. Si tiene M uchas mujeres tienen afecciones benignas en los senos que causan masas o bultos y otros síntomas en los senos. A menudo estas afecciones se resuelven por su cuenta o se pueden tratar con medicamentos o una cirugía menor. Algunas afecciones benignas en los senos están relacionadas con la edad o con cambios normales en los niveles de hormonas que ocurren durante el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia. Es importante estar al tanto de cualquier cambio que ocurra en los senos e informárselo a su proveedor de atención médica. Este folleto explica • los cambios en los senos • problemas y afecciones benignas comunes en los senos • cómo se diagnostican los problemas en los senos Grasa Lóbulo que contiene glándulas mamarias Conducto de leche 25–50 años y generalmente desaparecen después de la menopausia. Algunas mujeres que reciben terapia hormonal pueden seguir teniendo quistes. Señales y síntomas. Algunos quistes en los senos se perciben como una uva blanda o un globo lleno de agua, mientras que otros son firmes. Es posible que el área del quiste se sienta adolorida o sensible. Los quistes pueden crecer en tamaño inmediatamente antes del período menstrual. Tratamiento. Los quistes en los senos se tratan si son grandes y dolorosos. Si sus quistes le producen molestias, su proveedor de atención médica podría drenar el líquido de los quistes mediante un procedimiento que se llama aspiración con aguja fina. También es posible extraer el quiste mediante una cirugía. Para evitar que se vuelvan a formar quistes se usan píldoras anticonceptivas. Fibroadenomas Los fibroadenomas son otro tipo común de cambio benigno en los senos. Estos son masas o bultos sólidos que ocurren con mayor frecuencia en las mujeres más jóvenes. Señales y síntomas. Ambos senos pueden tener fibroadenomas. Las masas pueden ser bien definidas y lisas y generalmente no causan dolor. Tratamiento. En muchos casos, no es necesario tratar los fibroadenomas. Algunas mujeres, sin embargo, deciden someterse a una cirugía para extraer las masas. Si usted y su proveedor de atención médica deciden que es buena idea extraer los fibroadenomas, el procedimiento que se usa se llama lumpectomía. Infección Una infección en el tejido del seno se denomina mastitis. Esta infección ocurre comúnmente cuando una mujer está lactando y un conducto se obstruye con leche lo cual le impide drenarse adecuadamente. También a veces ocurre por motivos no relacionados con un embarazo y la lactancia. Señales y síntomas. Los síntomas de una infección en los senos son semejantes a los de gripe, es decir, fiebre, dolor en el cuerpo y agotamiento. Los senos también pueden estar hinchados, adoloridos, con estrías rojas y cálidos al tacto. Tratamiento. Si presenta síntomas de una infección, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. Hay varios tratamientos que se pueden probar, como vaciar la leche de los senos, tomar antibióticos o aplicar un paño cálido y húmedo al seno durante 15–20 minutos varias veces al día. Si toma antibióticos, generalmente puede seguir lactando a su bebé o usar una bomba sacaleche para evitar que los senos se congestionen con leche. Hable sobre estas alternativas con su proveedor de atención médica. implantes en los senos, es posible que observe estos cambios en sus propios senos y no en los implantes. Problemas benignos en los senos Hay cuatro problemas comunes benignos en los senos. El tratamiento o diagnóstico de cada uno de ellos depende del caso específico. Su proveedor de atención médico tratará su problema médico de la mejor manera posible para usted. Cambios fibroquísticos en los senos Los senos de algunas mujeres pueden estar inflamados, llenos de masas y bultos y sensibles al tacto. A estas alteraciones se les llama cambios fibroquísticos en los senos. El hecho de presentar estos síntomas no quiere decir que tiene una enfermedad. Esta afección es más común durante los años de procreación de la mujer aunque también puede ocurrir después de la menopausia en las mujeres que reciben terapia hormonal. Señales y síntomas. Además de la hinchazón y la presencia de masas o bultos, los cambios fibroquísticos en los senos pueden causar dolor agudo, sensación de ardor y comezón o picazón. Uno de los senos puede estar más adolorido que el otro. En muchas mujeres, los síntomas empeoran inmediatamente antes del período menstrual y casi siempre mejoran después de que comienza dicho período. Tratamiento. Aunque no hay tratamientos, hay medidas que puede tomar para aliviar los síntomas: • Aplique calor o hielo al seno. • Tome un medicamento antiinflamatorio sin esteroides de venta sin receta, como ibuprofeno. • Use un sostén (brassiere) que se ajuste bien a sus senos. Quistes Los quistes en los senos son sacos pequeños llenos de líquido. El tamaño de estos quistes puede variar mucho. Los quistes son más comunes en las mujeres entre los Familiarización de los senos por parte de la mujer Es importante saber cuál es el aspecto normal de los senos y cómo se sienten al palparlos. Saber qué es normal en los senos le ayudará a detectar los cambios que pueden indicar la presencia de un problema. Muchas mujeres a quienes se les ha diagnosticado cáncer del seno han observado primero ellas mismas las masas en el seno, antes de que el proveedor de atención médica haya hecho un examen del seno o se haya hecho una mamografía. Diagnóstico Si descubre una masa o un área sospechosa en el seno, comuníquese con su proveedor de atención médica. Dicho proveedor probablemente le hará un examen físico de los senos. Esto se denomina examen clínico del seno. Los resultados de este examen determinarán si es necesario recomendar otros estudios. También es posible detectar problemas benignos durante un examen de detección que se llama mamografía. Las mujeres entre los 40 años y 75 años deben hacerse una mamografía anual. Las mujeres mayores de 75 años deben hablar con sus proveedores de atención médica sobre la necesidad de seguir haciéndose este examen. Si se detecta un área sospechosa o una masa en una mamografía de detección, deberá regresar para un examen de seguimiento destinado a determinar la causa exacta del problema. El examen de seguimiento puede consistir en otra mamografía (denominada mamografía de diagnóstico), una ecografía (ultrasonido) o un examen de imagen por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Si los resultados de estos exámenes son anormales, tendrá una biopsia. Los tipos de exámenes que se harán dependen de su condición específica. Es normal sentirse nerviosa sobre tener que hacerse estos exámenes de seguimiento. Tener que regresar para exámenes adicionales no quiere decir que tiene cáncer. En la mayoría de los casos, los resultados de los exámenes de seguimiento son normales o revelan una afección benigna. Mamografía de diagnóstico La mamografía de diagnóstico usa la misma tecnología de la mamografía de detección pero revela imágenes más detalladas de los senos. La mamografía de diagnóstico puede examinar áreas más pequeñas de los senos o ampliar las secciones para tener una mejor imagen del área en cuestión. Ecografía (ultrasonido) En la ecografía, una máquina que usa ondas sonoras crea imágenes del interior de los senos. Este examen puede revelar si las masas en los senos son sólidas o están llenas de líquido. Imagen por resonancia magnética Durante un examen de imagen por resonancia magnética (MRI), se le coloca dentro de una máquina grande que usa un imán especial para crear imágenes. Esta máquina toma muchas fotos de los senos. Estas imágenes se combinan posteriormente para generar fotos detalladas que brindan una vista clara de masas o áreas sospechosas. Biopsia La única manera de determinar si una masa sólida en el seno o un área sospechosa es cancerosa, es tomando una muestra de tejido. Para hacerlo, su proveedor de atención médica recomendará una biopsia. Hay varios tipos de biopsias. El tipo que se realice depende de varios factores, como el tamaño y la ubicación de la masa o el área: • Biopsia con aguja fija (aspiración)—Uso de una jeringa fina y hueca para extraer una pequeña muestra de tejido. • Biopsia con aguja gruesa—Uso de una aguja con una punta especial para tomar una muestra de tejido del seno. • Biopsia quirúrgica o lumpectomía—Extrac-ción que realiza un cirujano de una masa completa o parte de la misma. La radiografía, la ecografía o el examen de MRI se pueden usar para determinar el procedimiento a realizar. En una biopsia estereostática, se usa un tipo especial de equipo de mamografía. Después de la biopsia, el tejido extraído se envía a un laboratorio para examinarlo. Los resultados de este estudio pueden tardar varios días. Por último… Pueden ocurrir cambios en los senos a medida que cambian los niveles hormonales o debido a su edad. Aunque estos cambios pueden a veces causar masas o bultos u otros síntomas, los problemas benignos casi siempre desaparecen por su cuenta o se pueden tratar fácilmente. Para ayudar a detectar los cambios en los senos, asegúrese de hacerse a tiempo los exámenes recomendados de detección y estar al tanto del aspecto normal de los senos y cómo estos se sienten habitualmente al palparlos. Dígale inmediatamente a su proveedor de atención médica si observa algún cambio. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor noviembre 2012 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920 Glosario Antibióticos: Medicamentos que se administran para tratar infecciones. Aspiración con aguja fina: Procedimiento mediante el cual se usa una aguja y jeringa para extraer una pequeña cantidad de tejido. La muestra de tejido se examina posteriormente bajo un microscopio para determinar la presencia de células cancerosas. Benigno: No canceroso Biopsia: Procedimiento quirúrgico menor en el que se extrae una pequeña porción de tejido para posteriormente examinarlo en un microscopio en un laboratorio. Ecografía (ultrasonido): Examen que usa ondas sonoras para examinar estructuras internas. Estrógeno: Hormona femenina que se produce en los ovarios. Examen de detección: Examen cuyo fin es detectar los posibles indicios de una enfermedad en personas que no presentan síntomas. Hormona: Sustancia que produce el cuerpo para regular las funciones de diversos órganos. Imagen por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés): Método para examinar los órganos y las estructuras internas empleando un campo magnético fuerte y ondas sonoras. Lumpectomía: Extracción quirúrgica completa de una masa en el seno. Mamografía: Procedimiento que usa radiografías del seno para detectar cáncer del seno. Menopausia: Período en la vida de la mujer en que los ovarios dejan de funcionar; se define como la ausencia de períodos menstruales durante un año. Progesterona: Hormona femenina que se produce en los ovarios y prepara el revestimiento del útero para el embarazo. Terapia hormonal: Tratamiento en el que se administra estrógeno, y a menudo progestina, para aliviar algunos de los síntomas que se producen debido a niveles reducidos de las hormonas liberadas por el cuerpo.