Share:

SP173 Qué puede esperar Si corre riesgo de tener un bebé muy prematuro, su proveedor de atención médica le hablará sobre las probabilidades que tendrá el bebé de sobrevivir. La supervivencia depende de muchos factores. Necesita estar consciente de la tasa de supervivencia en su hospital para un bebé con la misma edad gestacional, sexo y peso al nacer que su bebé. También es importante que sepa que los bebés muy prematuros que sobreviven a menudo presentan problemas graves de salud a largo plazo. Los bebés pueden tener Parto muy prematuro The American College of Obstetricians and Gynecologists WOMEN’S HEALTH CARE PHYSICIANS PATIENT EDUCATI N El Embarazo • SP173 discapacidades físicas o de desarrollo y necesitar cuidados médicos especiales. El Eunice Kennedy Shriver Instituto Nacional de la Salud de Niños y Desarrollo Humano (NICHD, por sus siglas en inglés) estudiaron el desenlace clínico de bebés muy prematuros en 16 hospitales. Entre 1998 y 2002, los estudios revelaron que la probabilidad de supervivencia de los bebés que nacieron antes de la semana 23 de embarazo era muy baja. Aproximadamente la mitad de los bebés que nacieron en la semana 25 sobrevivieron. En la semana 26 de embarazo, la probabilidad de supervivencia aumentó L a mayoría de los embarazos duran aproximadamente 40 semanas. Los bebes que nacen entre las 32 y 37 semanas de embarazo se consideran prematuros. Los que nacen antes de las 32 semanas se denominan “bebés muy prematuros”. Cuanto mayor sea la anticipación con la que nazca un bebé, menor será su probabilidad de sobrevivir. Aquéllos que sobreviven corren un riesgo mayor de presentar problemas médicos crónicos. Este folleto explica • qué puede esperar si da a luz a un bebé muy prematuro • los problemas médicos que afectan a los bebés muy prematuros • las opciones de tratamiento durante el embarazo y parto • toma de decisiones y obtención de apoyo • cómo cuidar de un bebé prematuro • Infección • Problemas con el sistema digestivo • Problemas para controlar la temperatura del cuerpo • Dificultad para comunicarse y hacer sonidos • Problemas de la vista y audición • Parálisis cerebral y otros problemas neurológicos • Retrasos en el desarrollo Algunos problemas, como las discapacidades del aprendizaje, es posible que no sean evidentes hasta que el niño sea mayor. Tratamiento durante el embarazo Si corre riesgo de tener un parto prematuro, se le podría remitir a un especialista de medicina maternoinfantil, un obstetra que se especializa en el tratamiento de problemas de alto riesgo que afectan a las mujeres y sus bebés. Se puede también dar medicamentos a la mujer que corre riesgo de tener un parto prematuro para ayudar a desarrollar los pulmones del bebé (corticoesteroides) o prolongar el embarazo (tocolíticos o progesterona). Si tiene entre 24 y 34 semanas de embarazo y su proveedor de atención médica sospecha que su bebé pueda nacer en algún momento durante la siguiente semana, es posible que reciba una inyección de un medicamento que se denomina corticoesteroide. Este medicamento ayuda a desarrollar los pulmones del bebé y otros órganos. Los médicos han determinado que administrar un ciclo de corticoesteroides a la madre puede mejorar en gran medida la supervivencia del bebé. Los bebés cuyas madres reciben este tratamiento tienen una probabilidad mucho menor de tener el síndrome de dificultad respiratoria y una hemorragia cerebral. Los medicamentos denominados tocolíticos se pueden administrar a muchas mujeres con síntomas de parto prematuro. Estos medicamentos pueden demorar o suspender las contracciones del útero y evitar el comienzo del parto de 2 a 7 días. Los tocolíticos pueden darle más tiempo para recibir corticoesteroides para el desarrollo pulmonar del bebé o llegar a un hospital que ofrezca cuidados especializados para bebés prematuros. No se sabe con certeza si prolongar el embarazo ofrece otros beneficios. Si tiene un historial de parto prematuro, se le podría administrar un medicamento que se denomina progesterona. La progesterona puede prolongar el embarazo. Este medicamento generalmente se da a las mujeres que están embarazadas con un solo bebé. A veces, surgen problemas durante el embarazo que hacen del parto prematuro una opción más segura que permitir que el embarazo continúe. El médico puede decidir que el bebé necesita nacer por la propia seguridad del bebé o de la madre (consulte el cuadro). a un 76%. No obstante, la mayoría de los bebés que sobrevivieron presentaron problemas graves de salud al cabo de 18-22 meses. Aunque esta información es útil, cada situación es diferente. La tasa de supervivencia y los desenlaces varían entre los distintos hospitales. Hable siempre con su proveedor de atención médica sobre su situación personal. Problemas de salud en bebés prematuros Cuanto mayor sea la anticipación con la que nazca un bebé, mayor será su probabilidad de presentar problemas de salud. Estos problemas pueden ser discapacidades a corto o largo plazo, entre otras: • Síndrome de dificultad respiratoria • Hemorragia en el cerebro Cómo el peso al nacer y el sexo influyen en las probabilidades de supervivencia y el riesgo de presentar problemas de salud Los médicos consideran estos factores cuando toman decisiones sobre tratamientos: • Los bebés que pesan entre 501 y 750 gramos (1.10–1.65 libras) tienen un 55% de probabilidad de sobrevivir. Entre los bebés que sobreviven, un 65% tienen problemas graves de salud. • Los bebés que pesan entre 751 y 1,000 gramos (1.66–2.20 libras) tienen un 88% de probabilidad de sobrevivir. Entre los bebés que sobreviven, un 43% tienen problemas graves de salud. • Los bebés que pesan entre 1,001 y 1,250 gramos (2.21–2.76 libras) tienen un 94% de probabilidad de sobrevivir. Entre los bebés que sobreviven, un 22% tienen problemas graves de salud. • Los bebés que pesan entre 1,251 y 1,500 gramos (2.76–3.31 libras) tienen un 96% de probabilidad de sobrevivir. Entre los bebés que sobreviven, un 11% tienen problemas graves de salud. • Las niñas que nacen durante la semana 25 de embarazo y pesan aproximadamente 700 gramos (1½ libras) tienen una mayor probabilidad de sobrevivir que los varones que nacen con la misma edad y el mismo peso. • Para gemelos, las probabilidades de sobrevivir son menores que las de un solo bebé con la misma edad y el mismo peso. Opciones importantes para el parto El lugar donde nace el bebé puede mejorar las probabilidades de supervivencia del niño. Cuando el bebé nace, es necesario dar atención oportunamente para ayudarle a respirar al bebé. Unidades Neonatales de Atención Intensiva Los bebés prematuros que nacen en hospitales con unidades neonatales de atención intensiva (NICU, por sus siglas en inglés) de alto nivel, tienen una mayor probabilidad de sobrevivir. Las unidades de alto nivel brindan cuidados especializados a los bebés con problemas graves de salud. Estas unidades están mejor equipadas y disponen de médicos y enfermeras con capacitación avanzada y experiencia para cuidar de bebés prematuros. Sus cuidados y los de su bebé generalmente los proveerá un equipo de proveedores de atención médica. Este equipo por lo general cuenta con un neonatólogo, un médico que se especializa en el tratamiento de problemas de recién nacidos. Es posible que haya que trasladarla a un hospital de este tipo para el parto si comienza el trabajo de parto antes de tiempo. El bebé se beneficia más de nacer en uno de estos hospitales que el tener que transportarlo allí después de nacer. Medidas respiratorias para el bebé Cuando nace un bebé muy prematuro, hay que actuar rápidamente para ayudarlo a respirar. Esto se debe a que los pulmones del bebé no se han desarrollado completamente y no funcionan bien. Si el bebé no está respirando, el médico puede tratar de estimular la respiración con la ayuda de un respirador, un aparato que respira por el bebé. Es probable que los bebés que nacen antes de las 23 semanas de embarazo, que pesan menos de 400 gramos, o ambos, no sobrevivan aunque se tomen estas medidas. Tratamiento de reemplazo con surfactante A los bebés que sobreviven pero corren riesgo de tener problemas respiratorios se les puede dar un tratamiento de reemplazo con surfactante. Surfactante es una sustancia que ayuda a los alvéolos (sacos aéreos) de los pulmones a mantenerse inflados. Los pulmones comienzan a producir surfactante alrededor de las 23 semanas de embarazo. La falta de surfactante es la causa principal del síndrome de dificultad respiratoria en bebés prematuros. Los bebés que necesitan tratamiento de reemplazo con surfactante a menudo están muy enfermos y necesitan cuidados sumamente especializados. Por este motivo, el tratamiento con surfactante sólo se ofrece en hospitales que dispone de personal especialmente capacitado para administrar este tratamiento y cuidar de bebés muy enfermos. Toma de decisiones Si es probable que dé a luz un bebé muy prematuro, su médico y el equipo de la NICU calcularán la edad gestacional y el peso del bebé. Las decisiones de tratamiento que se toman antes del nacimiento del bebé podrían cambiar una vez que nazca el bebé. El tratamiento depende del estado del bebé al nacer. Cuando el bebé haya nacido, el neonatólogo podrá decirle mejor lo que puede esperar. Las decisiones de tratamiento también pueden cambiar de acuerdo a cómo reaccione el bebé. Si el bebé no reacciona al tratamiento, hay una probabilidad muy baja de que sobreviva. El equipo de médicos y enfermeras les hablarán a usted y su familia sobre las opciones que disponen. Es posible que el bebé no pueda sobrevivir sin un respirador. Aunque esta situación es difícil para usted y su familia, tal vez tengan que tomar la decisión de extraer el aparato de respiración del bebé. El equipo de atención médica le ayudará a decidir lo que sea mejor para el bebé. Cuando el parto prematuro es la mejor opción Los médicos generalmente tratan de detener el parto cuando es prematuro. A veces, sin embargo, ocurren problemas en el embarazo que hacen del parto prematuro una opción que presenta menos riesgo. Si se decide que el bebé necesita nacer por la seguridad del mismo bebé o de la madre, a este suceso se le denomina parto prematuro indicado. El parto prematuro indicado puede ser necesario por los siguientes motivos: • Preeclampsia—esta peligrosa afección puede ser perjudicial para los riñones, el hígado, el cerebro, el corazón y los ojos de la madre. Puede afectar también a la placenta e impedir que el feto reciba un suministro adecuado de sangre. • Rompimiento prematuro de membranas—las membranas que sostienen el líquido amniótico se rompen antes del trabajo de parto. • Infección, como en el caso de la corioamnionitis • Sangrado, que puede indicar un problema con la placenta • Crecimiento fetal deficiente—si el problema es grave, se podría recurrir a tener un parto prematuro para evitar el nacimiento de un niño muerto. • Otras señales de que el feto tiene alguna dificultad Glosario Corioamnionitis: Inflamación o infección de la membrana que se encuentra alrededor del feto. Corticoesteroides: Hormonas que se administran para promover el desarrollo de los pulmones del feto, para la artritis o para otros problemas médicos. Edad gestacional: Número de semanas que han transcurrido entre el primer día del último periodo menstrual normal y la fecha del parto. Líquido amniótico: Agua en el saco que rodea al feto dentro del útero de la madre. Nacimiento de un niño muerto: Parto de un bebé que no revela señales de vida. Placenta: Tejido que brinda alimento al feto y elimina sus desechos. Preeclampsia: Afección durante el embarazo donde ocurren niveles elevados de presión arterial y proteína en la orina. Prematuro: Que nace antes de las 37 semanas de embarazo. Progesterona: Hormona femenina que se produce en los ovarios y prepara el revestimiento del útero para el embarazo. Síndrome de dificultad respiratoria: Enfermedad que ocurre en algunos bebés donde los pulmones no han madurado y causa dificultad para respirar. Cómo cuidar de un bebé prematuro Si su bebé está lo suficiente sano como para superar los desafíos que conlleva nacer antes de tiempo, aún así necesitará recibir cuidados especiales. Hay pediatras que se especializan en la atención de bebés prematuros desde que nacen hasta la niñez. Algunas clínicas también están centradas en los cuidados de seguimiento de bebés prematuros. Asegúrese de encontrar un médico con quien se sienta cómoda y sea de su confianza. El médico vigilará cuidadosamente el crecimiento del bebé y lo examinará para detectar la presencia de otros problemas de desarrollo durante la niñez. Puede también encontrar información para los padres que cuidan de bebés prematuros. Es buena idea mantenerse lo más informado posible para que pueda brindarle al bebé la mejor atención. A medida que el bebé se aproxima a la edad escolar, es posible que necesite buscar una escuela o maestras especiales para ayudarle con los problemas de aprendizaje. Si desea obtener más información sobre el parto prematuro y el cuidado de un bebé prematuro, comuníquese con las siguientes agencias: March of Dimes 1275 Mamaroneck Avenue White Plains, NY 10605 Teléfono (914) 997-4488 Sitio en Internet: www.marchofdimes.com Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) PO Box 3006 Rockville, MD 20847 Teléfono 1-800-370-2943 TTY: 1-888-320-6942 Fax: 1-866-760-5947 Correo electrónico: NICHDInformationResourceCenter@mail.nih.gov Sitio en Internet: www.nichd.nih.gov Si su bebé no sobrevive Los padres que tienen que afrontar la pérdida de un recién nacido necesitan apoyo. Recuerde que no está sola en estos momentos de dolor. Hay muchos grupos de apoyo para los padres que han sufrido la pérdida de un recién nacido. También puede encontrar grupos de apoyo en línea para las madres y los padres que sólo desean leer acerca de cómo otros padres han afrontado esta difícil situación. Hable también con su médico o enfermera en el hospital para enterarse de los servicios y asesoramiento que hay disponibles cerca de su casa. Por último... Por diferentes motivos, algunos bebés nacen mucho antes de la fecha prevista del parto de la madre. Cuanto mayor sea la anticipación con la que nazca un bebé, mayores serán los desafíos que podría tener que enfrentar. Si da a luz a un bebé muy prematuro, el equipo de atención médica le dirá lo que puede esperar. Con esta información, su proveedor de atención médica le ayudará a decidir el mejor tratamiento para usted y el bebé. Independientemente de lo que suceda, asegúrese de hablar sobre cómo se siente con alguien de su confianza o con un profesional capacitado que pueda ayudarle. Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica. Derechos de autor noviembre 2009 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor. ISSN 1074-8601 Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923. Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org. The American College of Obstetricians and Gynecologists 409 12th Street, SW PO Box 96920 Washington, DC 20090-6920