SP080, January 2011


ACOG publications are protected by copyright and all rights are reserved. ACOG publications may not be reproduced in any form or by any means without written permission from the copyright owner. This includes the posting of electronic files on the Internet, transferring electronic files to other persons, distributing printed output, and photocopying. Requests for authorization to make photocopies should be directed to: Copyright Clearing Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923 (978) 750-8400

La preparacion para una cirugia

La preparacion para una cirugiaSi tiene programada una cirugía, necesitará tener cierta información básica. Saber lo que puede esperar antes y después de la cirugía puede ayudarle a sentirse menos preocupada y con un mayor control sobre la situación.

Este folleto explica

  • la información que necesita antes de una cirugía
  • cómo prepararse para una cirugía
  • el consentimiento informado y las instrucciones por anticipado para la atención médica
  • lo que sucede el día de la cirugía
  • lo que puede esperar durante la recuperación

Antes de la cirugía

Una vez que su proveedor de atención médica determine que necesita una cirugía, necesitará saber algunos detalles. Su proveedor de atención médica o enfermero debe proporcionarle la siguiente información:

  • ¿Quién participará en la cirugía? Su proveedor de atención médica le explicará quién hará la operación y quiénes integrarán el equipo quirúrgico.
  • ¿Dónde y cuándo se llevará a cabo? La cirugía ambulatoria (que también se llama cirugía de alta el mismo día) no siempre se realiza en un hospital. Se puede hacer en el consultorio de un proveedor de atención médica, en un hospital o en una clínica. El paciente llega para la cirugía y generalmente regresa a casa el mismo día. La cirugía de pacientes internos se practica en un hospital. El paciente por lo general se registra el día de la cirugía y permanece hospitalizado por unos días o más tiempo después de la cirugía.
  • ¿Qué debe hacer antes de la cirugía? Es posible que necesite hacerse ciertos análisis y exámenes. Algunos tipos de cirugía exigen un proceso especial de preparación. Tal vez necesite fijar citas y hacer ciertas gestiones. Hacer esto a tiempo le permitirá evitar demoras en su cirugía.

El equipo de atención médica

Su proveedor de atención médica dirige un equipo de profesionales médicos que colaborarán para atender sus necesidades antes, durante y después de la operación. Los enfermeros ayudarán a su médico durante la cirugía, realizarán tareas especiales y pueden ayudarle a sentirse más cómoda. Un residente o un médico que cursa su especialización puede también intervenir durante la cirugía. Los residentes son médicos que han terminado sus estudios en medicina. Reciben capacitación especial colaborando con su médico. Un médico que cursa su especialización es un médico totalmente capacitado que recibe adiestramiento adicional en un área especializada.

El anestesiólogo es la persona encargada de administrar la anestesia y controlar sus efectos. A veces la anestesia la administra un enfermero anestesista que trabaja bajo la dirección de un anestesiólogo.

Consejos para la salud

Hay varias medidas que puede tomar antes de la cirugía para evitar contratiempos y ayudarle a recuperarse más rápidamente. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo siguiente:

  • Si fuma, trate de dejar de fumar antes de la operación. La anestesia general surte un efecto en el funcionamiento normal de los pulmones. Todo período sin fumar es beneficioso. Es mejor si deja de fumar por lo menos dos semanas antes de la cirugía. Si no puede dejar de fumar, incluso el fumar menos es beneficioso. Dejar de fumar antes de la cirugía ofrece los siguientes beneficios:

—El riesgo al que se expone por la anestesia se reduce.
—La herida sana más rápidamente.
—El riesgo de contraer pulmonía, una infección en los pulmones, se reduce.

  • Si usa medicamentos, pregunte si debe seguir usándolos antes o después de la operación. Asegúrese de que su proveedor de atención médica esté al tanto de todos los medicamentos que usa, tantos los que se le han recetado como los que compra sin receta médica, como las vitaminas, las hierbas medicinales u otros suplementos. Algunos medicamentos se deben suspender antes de una operación, mientras que otros pueden interactuar con otros medicamentos que le hayan recetado.
  • Siga una dieta especial antes de la cirugía si su proveedor de atención médica lo recomienda.
  • Si tiene diabetes, mantener un buen control de los niveles de glucosa antes de la cirugía puede promover su recuperación.

Consentimientos informados e instrucciones por anticipado para la atención médica

Su proveedor de atención médica le explicará su tratamiento antes de que acepte el mismo. Este proceso se denomina consentimiento informado (consulte el cuadro “Consentimiento informado”). Le pedirán que firme un formulario de consentimiento antes de la cirugía. Este formulario indica que usted participó en la decisión junto con su proveedor de atención médica. Muchos formularios de consentimiento describen el tipo de operación que tendrá, la persona que la hará, el problema médico que se intenta tratar o evaluar así como los riesgos, beneficios y tratamientos alternativos. Léalos detenidamente y asegúrese de preguntar lo que no entiende.

Consentimiento informado

Como parte de un consentimiento informado, su proveedor de atención médica debe explicarle lo siguiente:

  • Qué se hará
  • Por qué lo necesita (beneficios de la cirugía)
  • Riesgos de la cirugía
  • Riesgos de no recibir ningún tipo de tratamiento
  • Otras opciones de las que dispone usted

Debe asegurarse de entender esta información. No tema hacer preguntas. Pídale a su proveedor de atención médica que le explique lo que no entiende bien. Si no puede usted, la paciente, firmar el formulario, pídale a otra persona capacitada para tomar decisiones que lo firme en su lugar.

Las instrucciones por anticipado para la atención médica son un documento legal que les indica a sus proveedores de atención médica los tipos de atención de la salud que desea recibir si no puede tomar decisiones médicas. Las instrucciones por anticipado para la atención médica se deben considerar antes de la cirugía. Puede obtener este documento de su proveedor de atención médica, una oficina legal o el departamento de salud estatal.

Exámenes antes de la cirugía

Una o dos semanas antes de la cirugía es posible que tenga que hacerse un examen físico y algunos análisis, como pruebas de laboratorio de la sangre y orina, una radiografía del pecho y un electrocardiograma. El electrocardiograma es un examen del funcionamiento del corazón con un instrumento que imprime los resultados en forma de una gráfica. Dígale a su proveedor de atención médica si han ocurrido cambios en su salud, sus medicamentos o sus síntomas antes de la operación, incluso si ha tenido resfriados o infecciones leves.

El día antes de la cirugía

El tipo de cirugía determinará si su proveedor de atención médica querrá que use un laxante y que consuma poca cantidad de comida. No beba alcohol 24 horas antes de la cirugía. Le podrían pedir que use un enema en casa uno o dos días antes de algunos tipos de cirugías.

También podrían indicarle no comer ni beber nada durante 6 a 12 horas antes de la cirugía. Si ha comido o bebido algo durante este período, dígaselo a su proveedor de atención médica. Si tiene diabetes, pregúntele a su proveedor de atención médica cuándo debe consumir la última comida. El proveedor de atención médica también le dirá los medicamentos que puede tomar con un sorbo de agua en la mañana de la cirugía.

El día de la cirugía

Le pedirán que llegue temprano a fin de prepararse para la cirugía. Asegúrese de llevar su tarjeta de seguro médico.

Antes de salir de casa, báñese, lávese el cabello y quítese el esmalte de uñas o las uñas acrílicas. No se maquille. Deje las joyas y otros artículos de valor en casa. Casi siempre es necesario quitarse todas las joyas del cuerpo antes de una operación. Si tiene programado pasar la noche en el lugar de la operación, traiga solo los artículos que necesitará, incluso un estuche para los anteojos, lentes de contacto o dentaduras.

Le darán un brazalete de identificación. Este brazalete contiene su nombre, fecha de nacimiento y el nombre del proveedor de atención médica. Asegúrese de que la información esté correcta ya que se usará para identificarla durante su estancia en el hospital.

Venga preparada para dar su historial médico e indicar si padece de alergias a medicamentos, alimentos o al látex (algunos guantes quirúrgicos se elaboran con látex). Le preguntarán acerca de los medicamentos que usa. Puede ser útil traer una lista de ellos.

Preparación preoperatoria

Justamente antes de la cirugía ocurre la preparación preoperatoria. Aunque los pasos a seguir varían, puede que ocurra lo siguiente:

  • Le pedirán que se quite lo siguiente

—Dentaduras y puentes
—Aparatos auditivos
—Lentes de contacto y anteojos
—Pelucas, horquillas, peines y hebillas (pasadores) para el cabello
—Joyas

  • Deberá desvestirse y ponerse una bata de hospital y quizás una gorra. Se tomarán medidas para que no presente trombosis venosa profunda, un riesgo con todos los tipos de cirugía. Le podrían dar medias especiales o le colocarán elementos inflables en las piernas. Le pueden administrar medicamentos para reducir el riesgo de trombosis venosa profunda.
  • La llevarán a un área de espera hasta que el equipo quirúrgico esté listo para usted. Algunos lugares permiten que familiares o amistades esperen con usted.
  • Su proveedor o equipo de atención médica confirmará su nombre, fecha de nacimiento y el tipo de cirugía que tendrá antes de ir a la sala de operaciones. Si la operación es en un lado del cuerpo, se marcará dicho lugar con una pluma o un bolígrafo especial.
  • El anestesiólogo le explicará el tipo de anestesia que recibirá durante la operación.
  • Se colocará una sonda intravenosa (suero) en una vena del brazo o la muñeca. Esta sonda se usa para suministrar líquidos, medicamentos o sangre al cuerpo durante y después de la cirugía.
  • Le darán un medicamento para relajarse. Quizás le administren otros medicamentos recetados por su médico, como antibióticos para reducir el riesgo de contraer una infección.

En la sala de operaciones

Después de que la lleven a la sala de operaciones, la trasladarán a una tabla de operaciones. Se conectarán varios monitores a distintas partes del cuerpo para medir el pulso, nivel de oxígeno y presión arterial.

En ese momento, el equipo quirúrgico podría preguntarle otra vez su nombre, fecha de nacimiento y el tipo de operación que tendrá. Se hará entonces una revisión final de los expedientes y exámenes médicos. Esta confirmación final se denomina “pausa” y se hace por su seguridad. Esta pausa se puede hacer antes de administrarle un sedante o es posible que no esté despierta durante este proceso.

Si se va a usar anestesia general, dicha anestesia se suministrará por el suero. Después de que se duerma, se colocará un catéter en la vejiga para drenar la orina.

Después de la cirugía

Cuando termine la operación, se le trasladará a un área de recuperación. Esta área está equipada para controlar el estado de los pacientes después de una cirugía.

Muchos pacientes se sienten soñolientos, confundidos y tienen escalofríos cuando se despiertan de una operación. Dígale a su enfermero si tiene dolor de cabeza o náuseas. Tal vez tenga los músculos adoloridos o dolor de garganta al poco tiempo de la cirugía. Estos problemas no duran mucho. Puede pedir medicamentos para aliviarlos. Deberá permanecer en la sala de recuperación hasta que se estabilice.

Recuperación

Durante su recuperación, asegúrese de pedir suficientes medicamentos para el dolor que le ayuden a sentirse cómoda. Puede recibir antibióticos y otros medicamentos.

Todavía podría tener el suero administrando líquidos. Pueden transcurrir algunos días antes de que pueda ingerir alimentos sólidos. A veces, los medicamentos para el dolor pueden hacerle olvidar lo que ocurrió el día de la cirugía.

Tan pronto como sea posible, los enfermeros le pedirán moverse todo lo que pueda. Le animarán a levantarse de la cama y caminar al poco tiempo de la operación. Tal vez se sienta cansada y débil al principio, pero mientras más pronto reanude su actividad más pronto volverá el cuerpo a funcionar normalmente.

El regreso a casa

Después de una cirugía ambulatoria, es muy probable que regrese a casa al cabo de unas horas. Después de una cirugía como paciente interna, permanecerá hospitalizada hasta que su proveedor de atención médica le permita regresar a casa.

Antes de irse, un enfermero u otro proveedor de atención médica repasará con usted la dieta que debe seguir, los medicamentos que usará y la manera de cuidar de su incisión. Le dirán las cosas o actividades que debe evitar y por cuánto tiempo debe hacerlo (consulte “Preguntas que debe hacer antes de irse a casa”).

Preguntas que debe hacer antes de irse a casa

  • ¿Qué medicamentos debo usar y cuándo? ¿Puedo tomar también vitaminas, hierbas medicinales y suplementos?
  • ¿Qué puedo comer y cuándo puedo hacerlo?
  • ¿Qué indicios de complicaciones o infecciones debo vigilar?
  • ¿Cuándo debo acudir otra vez a mi proveedor de atención médica?
  • ¿Qué les sucederán a las suturas o grapas que tengo?
  • ¿Cuándo y cómo puedo bañarme?
  • ¿Cuánto peso puedo levantar y si puedo inclinarme?
  • ¿Cuándo puedo conducir un vehículo y cuándo puedo regresar a trabajar?
  • ¿Cuándo puedo tener relaciones sexuales otra vez?

Debe saber a quién puede llamar si presenta algún problema y para qué debe llamar a su proveedor de atención médica, por ejemplo, si presenta fiebre o sangrado vaginal abundante. Recuerde además que muchos medicamentos para el dolor causan estreñimiento. Pregúntele a su proveedor de atención médica lo que debe hacer para evitar este problema.

No conduzca un vehículo inmediatamente después de una cirugía ambulatoria. Haga las gestiones de antemano para que alguien la lleve a casa cuando esté lista para salir. No opere maquinaria pesada, tome decisiones legales importantes ni beba alcohol durante las próximas 24 horas.

Si ha tenido una cirugía mayor como paciente interna, es posible que transcurra un mes o más tiempo antes de que pueda reanudar su programa regular de actividades. Las operaciones menores exigen menos tiempo de recuperación, pero podría tener que limitar ciertas actividades por un tiempo.

Por último...

Tener una operación puede causarle ansiedad. Saber lo que puede esperar le ayudará a sentirse más tranquila y ayudarla a recuperarse más rápido. Cada tipo de cirugía es diferente. Su proveedor de atención médica le explicará los detalles de la cirugía y responderá a las preguntas que pueda tener. Cuanto más sepa sobre su operación, mejor preparada estará para participar en ella y sentirse mejor.

Glosario

Anestesia: Alivio del dolor mediante la pérdida de la sensación.

Anestesia general: Uso de medicamentos que producen un estado semejante a la somnolencia para evitar el dolor durante una cirugía.

Antibióticos: Medicamentos que se administran para tratar infecciones.

Catéter: Sonda que se emplea para drenar líquido u orina del cuerpo.

Consentimiento informado: Proceso mediante el cual se le informa a un paciente lo que sucederá durante un tratamiento o procedimiento médico antes de aceptar dicho tratamiento, que consiste entre otras cosas, en por qué se hará, y cuáles son los riesgos y las alternativas disponibles.

Diabetes: Enfermedad en la que los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos.

Glucosa: Azúcar que está presente en la sangre y representa la fuente principal de combustible del cuerpo.

Trombosis Venosa profunda: afección en que se forma un coágulo de sangre en las venas de las piernas u otras partes del cuerpo.

Este Folleto Educativo para Pacientes fue elaborado por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Diseñado para ayudar a los pacientes, presenta información actualizada y opiniones sobre temas relacionados con la salud de las mujeres. El nivel de dificultad de lectura de la serie, basado en la fórmula Fry, corresponde al grado escolar 6to a 8vo. El instrumento de Evaluación de Idoneidad de Materiales (Suitability Assessment of Materials [SAM]) asigna a los folletos la calificación “superior”. Para asegurar que la información es actualizada y correcta, los folletos se revisan cada 18 meses. La información descrita en este folleto no indica un curso exclusivo de tratamiento o procedimiento que deba seguirse, y no debe interpretarse como excluyente de otros métodos o prácticas aceptables. Puede ser apropiado considerar variaciones según las necesidades específicas del paciente, los recursos y las limitaciones particulares de la institución o tipo de práctica.

SP080 Derechos de autor © enero de 2011 por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists). Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación podrá reproducirse, almacenarse en un sistema de extracción, publicarse en Internet, ni transmitirse de ninguna forma ni por ningún método, sea electrónico, mecánico, de fotocopiado, grabación o de cualquier otro modo, sin obtener previamente un permiso por escrito del editor

ISSN 1074-8601

Las solicitudes de autorización para hacer fotocopias deben dirigirse a: Copyright Clearance Center, 222 Rosewood Drive, Danvers, MA 01923.

Para pedir Folletos de Educación de Pacientes en paquetes de 50, sírvase llamar al 800-762-2264 o hacer el pedido en línea en sales.acog.org.

The American College of Obstetricians and Gynecologists
409 12th Street, SW
PO Box 96920
Washington, DC 20090-6920